¿Cómo calcular el coste de la financiación?

La Unión Europea está implicada en el objetivo de mejorar la educación financiera de ciudadanos y empresas. Entender mejor los productos de inversión y financiación, sobre todo su coste financiero, es fundamental para tomar mejores decisiones.

Las plataformas de financiación colectiva de crowdlending, modalidad que te proponemos en Circulantis. están a la vanguardia en cuanto a transparencia y reducción de costes financieros. Los autónomos y pymes pueden disminuir su coste de financiación gracias a un mercado más libre y sin ataduras.

La educación financiera, como la define el Banco de España en su web, sirve para: “comprender el funcionamiento, los riesgos y las oportunidades que ofrecen los productos financieros que contratas….Si eres emprendedor te ayudará a gestionar eficientemente tu negocio y ser más competitivo”.

Como supervisores del sistema, desde el Banco de España detectan un déficit en conocimientos básicos (interés compuesto o inflación) y también en el concepto de diversificación del riesgo. Corregir esta situación ayudará a los emprendedores (actuales y futuros) a valorar mejor sus necesidades, comparar opciones y calcular el desembolso real de cada una.

¿Qué son los costes financieros?

Los costes financieros engloban el conjunto de gastos que repercuten las compañías financieras a sus clientes por los productos o servicios que les ofrecen.

Cuando las empresas necesitan acceder a recursos ajenos para cubrir sus necesidades de financiación han de afrontar un coste financiero. Ese cargo constituye la remuneración que hay que pagar por el dinero recibido.

Cuando se entiende mejor qué son los costes financieros, y todo lo que incluyen, se pueden comparar las ofertas con mejor criterio. Muchas veces, detrás de un tipo de interés asumible puede haber varios gastos adicionales (seguros o probables), que encarezcan bastante el precio total de la financiación.

Es muy importante para los autónomos y pymes evaluar cada tipo de gasto antes de contratar. La última regulación europea supone un avance importante porque obliga a las entidades financieras a especificar de forma más clara sus condiciones de contratación y ser más transparentes en sus ofertas.

Algo que siempre hemos hecho en Circulantis.

Principales costes financieros

Para las empresas, su coste de financiamiento tiene varios frentes. Los principales son el tipo de interés y las comisiones. A partir de ahí, puede haber también gastos de gestión, de documentación, solicitud de avales o garantías y otras exigencias contractuales.

Las características de los principales cargos son:

Tipo de interés

Es el coste financiero por excelencia, como referencia principal del precio del dinero. Se representa en términos anuales y es esencial (sobre todo en los préstamos) analizar y comparar en términos de TAE (Tasa Anual Equivalente). Esta tasa valora mejor el desembolso final al incluir los periodos de pago y las comisiones principales.

Comisiones

Representan los distintos cargos que cobran las entidades por el servicio que prestan. El Banco de España recoge las comisiones habituales que suelen aplicar las entidades bancarias a autónomos y pymes.

Comisiones por productos bancarios, Pymes y Autónomos:

  • De administración.
  • De apertura.
  • De cancelación o amortización anticipada.
  • De estudio.
  • Por aplazamiento de pago.
  • Por disponibilidad de crédito.
  • Por gestión de cobro o compensación.
  • Por gestión de ordenes de pagos.
  • Por modificación de condiciones y garantías.
  • Por negociación o descuento.
  • Por reclamación de posiciones deudoras.
  • Por recompra de factura anticipada.
  • Por riesgo.
  • Por otros servicios relacionados con la gestión del crédito documentario.
  • Por riesgo de tipo de interés.

Fuente: Banco de España

Se pueden aplicar con una cantidad fija o variable (un porcentaje sobre el nominal). Es una partida bastante importante y hay que calcular con detalle el impacto de cada una.

Timbres

Los timbres son un impuesto de valor documental (Impuesto sobre actos jurídicos documentados). Se aplican a documentos notariales, administrativos y comerciales (letras de cambio, pagarés o títulos similares con valor de giro).

En los documentos comerciales el obligado al pago es el emisor del título valor, aunque será responsable solidario todo aquel que intervenga en la negociación o cobro de los efectos.

Las letras de cambio expedidas en papel timbrado ya incorporan el pago del timbre. En los pagarés con función de giro (“a la orden”) el impuesto se suele reclamar en el momento del cobro, aunque no siempre se exige.

Tabla oficial del impuesto (para documentos mercantiles)

Importe documentado Euros
Hasta 24,04 euros0,06
De 24,05 a 48,080,12
De 48,09 a 90,150,24
De 90,16 a 180,300,48
De 180,31 a 360,610,96
De 360,62 a 751,271,98
De 751,28 a 1.502,534,21
De 1.502,54 a 3.005,068,41
De 3.005,07 a 6.010,1216,83
De 6.010,13 a 12.020,2433,66
De 12.020,25 a 24.040,4867,31
De 24.040,49 a 48.080,97134,63
De 48.080,98 a 96.161,94269,25
De 96.161,95 a 192.323,87538,51

Avales

Un aval es un compromiso solidario que firma un tercero garantizando el pago de la deuda cuando el obligado principal no lo hace. Si se pide un aval también supone un coste financiero porque se suelen aplicar comisiones: estudio, apertura, modificación de condiciones o riesgo.

Ejemplos de costes de financiación

Mostramos algunos ejemplos de cómo calcular financiación según el tipo de solicitud.

Préstamos

Es uno de los medios tradicional de financiación para las empresas. Se recibe una cantidad de dinero (préstamo) a cambio de devolverla en un periodo de tiempo determinado mediante cuotas periódicas.

Costes financieros habituales:

  • Pago de intereses a lo largo del plazo, repartidos en las cuotas.
  • Comisiones de apertura, estudio, amortización anticipada, etc.
  • Comisiones por avales y garantías.
  • Gastos notariales y de gestión

El sistema de cálculo de cuotas más habitual es el método francés (cuotas iguales a lo largo de todo el plazo de amortización y un mayor pago de intereses al principio).

Ejemplo

Préstamo: 10.000 €
Interés nominal: 5%
Comisiones (2,5%): 250 €  (descontadas al entregar el dinero. Se perciben 9.750 €)

MesCuotaAmortizaciónInteresesCapital pendiente
0(856,07 €)(5%)10.000 €
1856.07 €814.41 €41.67 €9185.59 €
2856.07 €817.80 €38.27 €8367.79 €
3856.07 €821.21 €34.87 €7546.58 €
4856.07 €824.63 €31.44 €6721.95 €
5856.07 €828.07 €28.01 €5893.88 €
6856.07 €831.52 €24.56 €5062.37 €
7856.07 €834.98 €21.09 €4227.39 €
8856.07 €838.46 €17.61 €3388.92 €
9856.07 €841.95 €14.12 €2546.97 €
10856.07 €845.46 €10.61 €1701.51 €
11856.07 €848.99 €7.09 €852.52 €
12856.07 €852.52 €3.55 €0.00 €
Total10272.90 €10.000.00 €272.90 €0.00 €

Los intereses suponen: 272,90 €.

Calculando la TAE (un mejor indicador del coste que el interés nominal) obtenemos un 10,19%. Si no se aplicarán comisiones, el cargo sería del 5,12%.

Al alargar el préstamo el efecto de las comisiones de apertura se diluye. Con los mismos datos pero a pagar en dos años, la TAE sería del 7,75%.

Descuento de pagarés o efectos comerciales

El descuento de efectos es una operación de financiación que permite adelantar el importe de un título valor que representa un derecho de cobro futuro. El uso extensivo del pagaré en el tráfico comercial convierte el descuento de pagarés en un instrumento valioso para obtener liquidez.

Todo el coste de la operación se aplica de una sola vez, reduciendo la cantidad recibida. En Circulantis, bajo la fórmula de crowdfactoring, ofrecemos este servicio para que las empresas ganen opciones y eviten cargos adicionales.

En nuestra plataforma, el tipo de interés se fija de forma transparente en el marketplace y solo cobramos una comisión variable en función del importe y el plazo de cobro del pagaré (hasta 90 días es inferior al 1%). Informaríamos de cualquier otro gasto inexcusable para la tramitación.

Ejemplo:

Pagaré de 10.000 euros con vencimiento a 90 días. Tipo en subasta: 5%

DESCUENTO DE PAGARÉS
Importe (Nominal)10.000 €
Tipo de interés 5%

(90 Días hasta vencimiento)

=10000 *0,05*(90/360)

-125 €
Comisión (0,95%)-95 €
Cantidad a recibir9.780 €

En otras entidades puede haber más comisiones, requerir un volumen mínimo de pagarés, solicitar avales o garantías o reclamar una mayor vinculación con otros productos.

Un anticipo en buenas condiciones es un gran alivio para un negocio porque esperar 90 días para cobrar compromete muchos pagos (facturas, nóminas, seguros…), además de la liquidación del IVA facturado. Es una opción mejor que pedir un préstamo.

Leasing y renting

Las operaciones de arrendamiento financiero permiten disfrutar de un bien (vehículo, maquinaria, etc.) sin tener que pagarlo. Funcionan de modo similar a un préstamo, con un pago mensual de cuotas (separando los intereses). Puede haber también una comisión de apertura o gastos documentales.

La diferencia radica en que se está financiando el uso de un bien, con su opción de compra al finalizar el contrato. Esto implica el pago del IVA correspondiente a cada cuota de amortización (el IVA sería deducible).

Financiación alternativa

La financiación alternativa del crowdlending, para préstamos y descuentos de pagarés, están cada vez más presentes en la elección de las empresas. La operativa online nos permite ahorrar muchos gastos operativos y lo trasladamos al cliente en forma de menos comisiones.

Es un procedimiento sencillo y ágil. La gestión es muy transparente en todos los aspectos y los empresarios pueden informarse de todo a cualquier hora del día.

Por último, los costes financieros se contabilizan en cuentas de gasto. Las más utilizadas son:

(626) Servicios bancarios y similares (para las comisiones)
(662) Intereses de deudas
(665) Intereses por descuento de efectos y operaciones de factoring

En definitiva, desde su nacimiento un negocio ya puede tener necesidades de financiación externa. Es fundamental conocer bien el terreno y comparar las distintas alternativas. Un sobrecoste puede ser un lastre durante muchos años e incluso comprometer la solvencia del proyecto a medio plazo.

La planificación financiera es indispensable, dando preferencia al presupuesto de tesorería para detectar posibles riesgos de falta de liquidez. Adelantar el cobro de las facturas es una buena estrategia para tener margen de maniobra y evitar riesgos innecesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *