Uno de los elementos básicos a tener en cuenta cuando se recibe un <strong><a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener">pagaré</a></strong>, es su fecha de vencimiento. El [ss_kw]<strong>vencimiento de un pagaré</strong>[/ss_kw] expresa el día en que el beneficiario lo puede presentar al cobro. Este título se emite desde una posición deudora, formalizando la promesa firme de <strong>saldar una deuda pendiente con un tercero</strong>, que recibe así un derecho de cobro sólido y fiable. <span id="more-1063"></span> Como autónomo o pyme, recibir este título de tus clientes es una buena solución para dar <strong>seguridad a las ventas a crédito</strong>, aunque muchas veces los vencimientos más largos suponen un riesgo de liquidez. En <strong>Circulantis</strong> ofrecemos el<strong> <a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener">descuento de pagarés </a></strong>con un enfoque diferente, para mejorar el servicio de gestión de cobro y el anticipo del importe pendiente. <h2>Fecha de vencimiento de un pagaré</h2> La Ley Cambiaria determina las diferentes formas en las que se puede establecer la[ss_kw] <strong>fecha de vencimiento de un pagaré</strong>[/ss_kw]. Un dato esencial tanto para el que paga como el que cobra. Antes de referirlas hay dos consideraciones: si el vencimiento coincide con un día inhábil pasará al primer día hábil siguiente, y en los plazos contados desde una fecha se empieza a contar desde el día siguiente a la misma incluyendo todos los días naturales. Estas son las opciones permitidas: <ul> <li><strong>A fecha fija</strong></li> </ul> El momento del cobro se fija en un día concreto. <ul> <li><strong>A un plazo contado desde la fecha</strong></li> </ul> El vencimiento se establece con un plazo desde la fecha de emisión, por ejemplo: “a 30 días de la fecha”. <ul> <li><strong>A la vista</strong></li> </ul> Con un pagaré a la vista se puede solicitar el cobro en cualquier momento.  Como norma se hará dentro de los doce meses siguientes a su fecha de emisión. <ul> <li><strong>A un plazo contado desde la vista</strong></li> </ul> El beneficiario debe presentar primero el pagaré ante el deudor para su aceptación. Éste indicará un “visto”, o expresión similar. El plazo empezará a contar a partir de ese día o, en su defecto, de la fecha de protesto cuando no hay aceptación. Aunque en el documento no aparezca indicada ningún vencimiento continúa siendo válido a efectos legales porque se considera como pagadero “a la vista”. El deudor, al <strong>firmar un pagaré sin fecha de vencimiento </strong>asume que debe pagar el importe del mismo cuando se le presente al cobro. Fuera de estas modalidades cualquier otra opción se considera nula. <a href="https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/pagare-circulantis.jpg"><img class="size-full wp-image-267" src="https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/pagare-circulantis.jpg" alt="pagare circulantis" width="662" height="308" /></a> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/3.png') no-repeat left top; padding: 3px 0px 3px 50px; margin: 0; list-style: none;"> <li style="padding-bottom: 20px;">En este espacio del pagaré vendrá marcada la <strong>fecha de vencimiento</strong>, que establece la fecha concreta en la que se debe presentar el pagaré para su cobro.</li> </ul> <h3>¿Puedo cobrar un pagaré después de su vencimiento?</h3> Un pagaré pierde su validez, y el derecho a cobrarlo, una vez pasada su <strong>fecha de vencimiento</strong>, por tanto, es prioritario presentarlo al cobro en tiempo y forma -en el lugar y fecha indicados-. Otra cosa es que, cumplido ese requisito, el deudor no realice el pago. En ese caso, habrá que dejar constancia al momento del hecho, con una anotación en el mismo documento, y solicitar un acta notarial de protesto en los tres días hábiles siguientes. Esta reclamación judicial por impago mantiene a salvo el derecho de cobro y el titulo <strong>se puede cobrar después de su vencimiento</strong> cuando la vía judicial prospere. Es una situación indeseable porque los trámites judiciales son procesos largos e incómodos, y suponen un claro coste económico ante la acumulación de retrasos sin poder recibir el dinero. Mejorar la gestión de cobro, tanto para preservar la liquidez como para evitar retrasos y reclamaciones, es lo que refuerza la decisión de muchas empresas de solicitar el descuento de pagarés. Con <strong>Circulantis </strong>tienes una <strong><a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener">plataforma online de intermediación colectiva</a></strong> con la ventaja de que la financiación y el coste dependen solo del interés de los inversores registrados y no del criterio de una única persona o departamento, como ocurre con otras alternativas. Para mejorar hay que cambiar. Evalúa tu gestión financiera y prueba con nosotros. Verás como los vencimientos de tus facturas tienen una buena solución.

Vencimiento de un pagaré

Uno de los elementos básicos a tener en cuenta cuando se recibe un pagaré, es su fecha de vencimiento. El vencimiento de un pagaré expresa el día en que el beneficiario lo puede presentar al cobro. Este título se emite desde una posición deudora, formalizando la promesa firme de saldar una deuda pendiente con un tercero, que recibe así un derecho de cobro sólido y fiable.

Como autónomo o pyme, recibir este título de tus clientes es una buena solución para dar seguridad a las ventas a crédito, aunque muchas veces los vencimientos más largos suponen un riesgo de liquidez. En Circulantis ofrecemos el descuento de pagarés con un enfoque diferente, para mejorar el servicio de gestión de cobro y el anticipo del importe pendiente.

Fecha de vencimiento de un pagaré

La Ley Cambiaria determina las diferentes formas en las que se puede establecer la fecha de vencimiento de un pagaré. Un dato esencial tanto para el que paga como el que cobra. Antes de referirlas hay dos consideraciones: si el vencimiento coincide con un día inhábil pasará al primer día hábil siguiente, y en los plazos contados desde una fecha se empieza a contar desde el día siguiente a la misma incluyendo todos los días naturales.

Estas son las opciones permitidas:

  • A fecha fija

El momento del cobro se fija en un día concreto.

  • A un plazo contado desde la fecha

El vencimiento se establece con un plazo desde la fecha de emisión, por ejemplo: “a 30 días de la fecha”.

  • A la vista

Con un pagaré a la vista se puede solicitar el cobro en cualquier momento.  Como norma se hará dentro de los doce meses siguientes a su fecha de emisión.

  • A un plazo contado desde la vista

El beneficiario debe presentar primero el pagaré ante el deudor para su aceptación. Éste indicará un “visto”, o expresión similar. El plazo empezará a contar a partir de ese día o, en su defecto, de la fecha de protesto cuando no hay aceptación.

Aunque en el documento no aparezca indicada ningún vencimiento continúa siendo válido a efectos legales porque se considera como pagadero “a la vista”. El deudor, al firmar un pagaré sin fecha de vencimiento asume que debe pagar el importe del mismo cuando se le presente al cobro.

Fuera de estas modalidades cualquier otra opción se considera nula.

pagare circulantis

  • En este espacio del pagaré vendrá marcada la fecha de vencimiento, que establece la fecha concreta en la que se debe presentar el pagaré para su cobro.

¿Puedo cobrar un pagaré después de su vencimiento?

Un pagaré pierde su validez, y el derecho a cobrarlo, una vez pasada su fecha de vencimiento, por tanto, es prioritario presentarlo al cobro en tiempo y forma -en el lugar y fecha indicados-. Otra cosa es que, cumplido ese requisito, el deudor no realice el pago. En ese caso, habrá que dejar constancia al momento del hecho, con una anotación en el mismo documento, y solicitar un acta notarial de protesto en los tres días hábiles siguientes.

Esta reclamación judicial por impago mantiene a salvo el derecho de cobro y el titulo se puede cobrar después de su vencimiento cuando la vía judicial prospere. Es una situación indeseable porque los trámites judiciales son procesos largos e incómodos, y suponen un claro coste económico ante la acumulación de retrasos sin poder recibir el dinero.

Mejorar la gestión de cobro, tanto para preservar la liquidez como para evitar retrasos y reclamaciones, es lo que refuerza la decisión de muchas empresas de solicitar el descuento de pagarés. Con Circulantis tienes una plataforma online de intermediación colectiva con la ventaja de que la financiación y el coste dependen solo del interés de los inversores registrados y no del criterio de una única persona o departamento, como ocurre con otras alternativas.

Para mejorar hay que cambiar. Evalúa tu gestión financiera y prueba con nosotros. Verás como los vencimientos de tus facturas tienen una buena solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *