El <strong><a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">pagaré</a></strong> se ha ganado el derecho a ser uno de los mejores instrumentos de pago en las relaciones comerciales. Una persona física o jurídica que haya contraído una deuda puede emitirlo para comprometerse a pagar a su acreedor la cantidad correspondiente en la fecha convenida. Dentro de la actividad empresarial hablaríamos de un documento que sirve como garantía de pago de una factura. <span id="more-685"></span> El pagaré está bien regulado en el Código de Comercio lo que le confiere suficiente fuerza legal. Esto transmite confianza y por eso es bien recibido en las operaciones de <strong><a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">descuento de pagarés</a></strong>. Son operaciones que se basan en la capacidad que posee este título para ser endosable (es decir, permite la cesión a un tercero), y así poder darle un sentido de financiación al pagaré. Entregando estos títulos a una entidad financiera esta puede adelantar el dinero a cambio de quedarse como titular de los mismos y cobrarlos a su vencimiento. Esta capacidad de endoso no sólo es válida para recibir <strong>liquidez inmediata por el pagaré</strong> sino también para cederlo a otra empresa (o un tercero) y saldar así una deuda (o parte) que se tenga con ella. <h2><strong>Enumeración de pasos para cobrar un pagaré </strong></h2> Desde Circulantis, nuestra <strong><a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">plataforma de crowdlending</a></strong>, te contamos los pasos para cobrar un pagaré. Los obligados al <strong>pago de pagarés</strong> son los que emiten los títulos. Cobrar un pagaré puede ser muy sencillo pero no está exento de problemas. Para que esto no ocurra o, cuando menos, para limitar el riesgo hay que prestar atención a los pasos siguientes. Lo primera medida, antes de aceptar un <strong>pagaré</strong>, es comprobar que el título que recibimos está en regla. Para ello debemos revisar que: <ul> <li>La palabra “Pagaré” identifica el papel, es esencial para dar validez a la promesa de pago futuro.</li> <li>La cantidad a pagar debe estar bien reflejada con número, letra y unidad monetaria.</li> <li>El domicilio para el cobro y la fecha de vencimiento no deben dar lugar a dudas</li> <li>El emisor esta correctamente identificado y que ha indicado el lugar y fecha de emisión del título, siendo especialmente importante que vaya firmado por él. Si se recibe por endoso, hay que revisar la identificación y firma de nuestro endosante.</li> </ul> Todas estas comprobaciones sirven para garantizar que estamos legitimados y autorizados para el cobro, bien por haber recibido el documento directamente de su emisor o como último tenedor después de varios endosos. Para solicitar el <strong>pago de pagarés</strong> hay dos maneras: <u>Si se cobra personalmente:</u> <ol> <li>Debemos esperar a la fecha de vencimiento y, hasta entonces, conservar el pagaré en buen estado y estar pendientes para presentarlo al cobro en el lugar y fecha indicados.</li> <li>Asumir las posibles comisiones del banco al abonar el importe en la cuenta.</li> <li>En caso de no poder cobrarlo habrá que iniciar todo el protocolo de reclamaciones judiciales, contra el emisor o contra los endosantes, con toda la gestión, costes y tiempo que eso implica.</li> </ol> <u>Si se acude a una operación de </u><strong><u>descuento de pagarés</u></strong><u>:</u> <ol> <li>Contactamos con una entidad financiera especializada.</li> <li>Presentamos el papel que se desea descontar y se negocian los términos del coste de la operación y quién asume los riesgos de impago.</li> <li>Si todo está en regla se ceden los <strong>pagarés</strong>, se comunica al deudor el cambio de beneficiario y se recibe el dinero de la compañía financiera deducido el coste del servicio.</li> </ol> La acción del <strong>descuento de pagarés</strong> tiene la ventaja de no tener que esperar al vencimiento, una opción de financiación perfecta para obtener <strong>liquidez inmediata por el pagaré</strong>. Más si cabe, teniendo en cuenta lo ajustado que suele estar el presupuesto de la mayoría de las empresas y la alta morosidad que existe en la actividad comercial. Por otro lado, solicitando la opción de descuento sin recurso es la compañía financiera la que se hace cargo del riesgo de impago y las reclamaciones correspondientes.

¿Cómo cobrar un pagaré?

El pagaré se ha ganado el derecho a ser uno de los mejores instrumentos de pago en las relaciones comerciales. Una persona física o jurídica que haya contraído una deuda puede emitirlo para comprometerse a pagar a su acreedor la cantidad correspondiente en la fecha convenida. Dentro de la actividad empresarial hablaríamos de un documento que sirve como garantía de pago de una factura.

El pagaré está bien regulado en el Código de Comercio lo que le confiere suficiente fuerza legal. Esto transmite confianza y por eso es bien recibido en las operaciones de descuento de pagarés. Son operaciones que se basan en la capacidad que posee este título para ser endosable (es decir, permite la cesión a un tercero), y así poder darle un sentido de financiación al pagaré. Entregando estos títulos a una entidad financiera esta puede adelantar el dinero a cambio de quedarse como titular de los mismos y cobrarlos a su vencimiento.

Esta capacidad de endoso no sólo es válida para recibir liquidez inmediata por el pagaré sino también para cederlo a otra empresa (o un tercero) y saldar así una deuda (o parte) que se tenga con ella.

Enumeración de pasos para cobrar un pagaré

Desde Circulantis, nuestra plataforma de crowdlending, te contamos los pasos para cobrar un pagaré.

Los obligados al pago de pagarés son los que emiten los títulos. Cobrar un pagaré puede ser muy sencillo pero no está exento de problemas. Para que esto no ocurra o, cuando menos, para limitar el riesgo hay que prestar atención a los pasos siguientes.

Lo primera medida, antes de aceptar un pagaré, es comprobar que el título que recibimos está en regla. Para ello debemos revisar que:

  • La palabra “Pagaré” identifica el papel, es esencial para dar validez a la promesa de pago futuro.
  • La cantidad a pagar debe estar bien reflejada con número, letra y unidad monetaria.
  • El domicilio para el cobro y la fecha de vencimiento no deben dar lugar a dudas
  • El emisor esta correctamente identificado y que ha indicado el lugar y fecha de emisión del título, siendo especialmente importante que vaya firmado por él. Si se recibe por endoso, hay que revisar la identificación y firma de nuestro endosante.

Todas estas comprobaciones sirven para garantizar que estamos legitimados y autorizados para el cobro, bien por haber recibido el documento directamente de su emisor o como último tenedor después de varios endosos.

Para solicitar el pago de pagarés hay dos maneras:

Si se cobra personalmente:

  1. Debemos esperar a la fecha de vencimiento y, hasta entonces, conservar el pagaré en buen estado y estar pendientes para presentarlo al cobro en el lugar y fecha indicados.
  2. Asumir las posibles comisiones del banco al abonar el importe en la cuenta.
  3. En caso de no poder cobrarlo habrá que iniciar todo el protocolo de reclamaciones judiciales, contra el emisor o contra los endosantes, con toda la gestión, costes y tiempo que eso implica.

Si se acude a una operación de descuento de pagarés:

  1. Contactamos con una entidad financiera especializada.
  2. Presentamos el papel que se desea descontar y se negocian los términos del coste de la operación y quién asume los riesgos de impago.
  3. Si todo está en regla se ceden los pagarés, se comunica al deudor el cambio de beneficiario y se recibe el dinero de la compañía financiera deducido el coste del servicio.

La acción del descuento de pagarés tiene la ventaja de no tener que esperar al vencimiento, una opción de financiación perfecta para obtener liquidez inmediata por el pagaré. Más si cabe, teniendo en cuenta lo ajustado que suele estar el presupuesto de la mayoría de las empresas y la alta morosidad que existe en la actividad comercial.

Por otro lado, solicitando la opción de descuento sin recurso es la compañía financiera la que se hace cargo del riesgo de impago y las reclamaciones correspondientes.

3 opiniones en “¿Cómo cobrar un pagaré?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *