Un [ss_kw]<strong><a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener">pagaré</a></strong>[/ss_kw] es un título sin demasiados requisitos formales aunque sí ha de cumplir unas condiciones y contener ciertos elementos sin los cuales no tendría sentido. <strong>Se emite a favor de otro con la promesa incondicional de que se le pagará una cantidad pendiente en el lugar y fecha indicados</strong> (fecha de vencimiento). La formalización correcta de estos términos es lo que da valor al documento. <span id="more-1286"></span> Es un instrumento con fuerza legal y, por tanto, de gran valor para las  empresas como garante de los pagos aplazados. Además, cualquier beneficiario (tenedor) puede acceder al [ss_kw]<a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener"><strong>descuento de pagarés</strong></a>[/ss_kw] para adelantar su cobro, una operación de financiación sencilla y eficiente con <strong>Circulantis,</strong> desde nuestra plataforma online. Para <strong>cubrir un pagaré </strong>adecuadamente estas son las acciones necesarias. <h2>Pasos para rellenar un pagaré</h2> <h3>Paso 1. Formato del documento</h3> Hay dos modelos principales: <ul> <li>[ss_kw]<strong>Pagarés bancarios</strong>[/ss_kw]. Este formato es bastante uniforme y está diseñado para que sea fácil de rellenar. Las sucursales ofrecen talonarios de pagarés (tipo chequera) a sus clientes, con cargo a sus cuentas, para que formalicen en ellos sus obligaciones de pago. Vienen numerados e incorporan dígitos de control para su registro informático.</li> <li>[ss_kw]<strong>Pagarés de empresa</strong>[/ss_kw]. Tienen un formato libre, siempre que contemple la descripción de los elementos esenciales bien detallada.</li> </ul> <h3>Paso 2. Título y encabezado</h3> El modelo bancario viene bien identificado e incluye el logotipo de la entidad y la cuenta corriente asociada. Queda así referenciado como lugar de cobro y puede señalar el domicilio de una sucursal concreta para ello. En otro caso hay que incluir estos datos: <ul> <li>La palabra “Pagaré” siempre titulando el impreso</li> <li>La razón social y domicilio de la persona física o jurídica que lo emite, como obligada al pago.</li> <li>Se suele significar en el encabezamiento por su relevancia: la <a href="https://circulantis.com/blog/vencimiento-de-un-pagare/" target="_blank" rel="noopener"><strong>fecha de vencimiento</strong></a> y el importe adeudado.</li> </ul> <h3>Paso 3. Cuerpo del documento</h3> Aquí se concreta el compromiso de pago. Se puede expresar con esta secuencia o una similar: <ul> <li>“Páguese a la orden de:” [<em>Nombre o razón social del acreedor y beneficiario</em>] “la cantidad de:” [<em>Cantidad en letra y #número#</em>] “en el lugar y fecha arriba indicados” (<em>o haciendo mención a estos últimos si fuera necesario</em>).</li> </ul> La flexibilidad de este instrumento permite que se pueda emitir legalmente con omisiones. Por ejemplo: <ul> <li><strong>Sin identificar al beneficiario</strong>: se entenderá como emitido “al portador”.</li> <li><strong>Sin fecha de vencimiento</strong>: sería pagadero a la vista. Al titular le bastaría con acudir al lugar especificado un día hábil, anotar el día y cobrarlo.</li> </ul> Incluso es válida la fórmula del <a href="https://circulantis.com/blog/pagare-en-blanco/" target="_blank" rel="noopener"><strong>pagaré en blanco</strong></a><strong>, </strong>que se entrega solo con la firma. El tenedor podría completarlo él mismo, si hay algún acuerdo al respecto, o conservarlo así y cubrir posteriormente lo que necesite para ejercer su derecho de cobro. <h3>Paso 4. Cláusulas o condiciones</h3> Un <strong>pagaré</strong> admite diferentes opciones. Estas son algunas: <ul> <li>Cláusula “<strong>no a la orden</strong>”. Con esta expresión se anula la posibilidad de que el documento se puede ceder a un tercero (endoso), salvo en forma de cesión ordinaria o de crédito. Si no se indica nada se entenderá a la orden y endosable.</li> <li>Para formular el vencimiento se puede señalar: un día fijo, la condición “a la vista” o marcar un plazo desde la vista o desde la fecha de emisión.</li> <li><strong>Pagaré cruzado.</strong> Se define con dos líneas paralelas cruzando todo el anverso del impreso. Con esta forma solo se puede cobrar abonándolo en cuenta. Si se anota el nombre de una entidad entre las líneas (cruzado especial) solo podrá ser ingresado en una cuenta de dicha entidad.</li> </ul> Se puede incorporar también la firma de algún avalista (“por aval”) y, en general, cualquier mención reconocida por las partes y no contraria a derecho. <h3>Paso 5. Fecha y firma</h3> El título se completa con la firma y sello del obligado, indicando el lugar y fecha de emisión. Con esto ya se puede poner en circulación entregándoselo al acreedor como legítimo propietario. En resumen, para salvaguardar el valor legal de este título y su importante función en las transacciones comerciales el emisor debe tener en cuenta todos los aspectos necesarios para garantizar su validez. El titular del mismo debe contar con la seguridad suficiente para cobrar en la fecha de vencimiento o poder acceder a alguna vía de financiación que le permita adelantar el dinero pendiente.

¿Cómo rellenar un pagaré?

Un pagaré es un título sin demasiados requisitos formales aunque sí ha de cumplir unas condiciones y contener ciertos elementos sin los cuales no tendría sentido. Se emite a favor de otro con la promesa incondicional de que se le pagará una cantidad pendiente en el lugar y fecha indicados (fecha de vencimiento). La formalización correcta de estos términos es lo que da valor al documento.

Es un instrumento con fuerza legal y, por tanto, de gran valor para las  empresas como garante de los pagos aplazados. Además, cualquier beneficiario (tenedor) puede acceder al descuento de pagarés para adelantar su cobro, una operación de financiación sencilla y eficiente con Circulantis, desde nuestra plataforma online.

Para cubrir un pagaré adecuadamente estas son las acciones necesarias.

Pasos para rellenar un pagaré

Paso 1. Formato del documento

Hay dos modelos principales:

  • Pagarés bancarios. Este formato es bastante uniforme y está diseñado para que sea fácil de rellenar. Las sucursales ofrecen talonarios de pagarés (tipo chequera) a sus clientes, con cargo a sus cuentas, para que formalicen en ellos sus obligaciones de pago. Vienen numerados e incorporan dígitos de control para su registro informático.
  • Pagarés de empresa. Tienen un formato libre, siempre que contemple la descripción de los elementos esenciales bien detallada.

Paso 2. Título y encabezado

El modelo bancario viene bien identificado e incluye el logotipo de la entidad y la cuenta corriente asociada. Queda así referenciado como lugar de cobro y puede señalar el domicilio de una sucursal concreta para ello.

En otro caso hay que incluir estos datos:

  • La palabra “Pagaré” siempre titulando el impreso
  • La razón social y domicilio de la persona física o jurídica que lo emite, como obligada al pago.
  • Se suele significar en el encabezamiento por su relevancia: la fecha de vencimiento y el importe adeudado.

Paso 3. Cuerpo del documento

Aquí se concreta el compromiso de pago. Se puede expresar con esta secuencia o una similar:

  • “Páguese a la orden de:” [Nombre o razón social del acreedor y beneficiario] “la cantidad de:” [Cantidad en letra y #número#] “en el lugar y fecha arriba indicados” (o haciendo mención a estos últimos si fuera necesario).

La flexibilidad de este instrumento permite que se pueda emitir legalmente con omisiones. Por ejemplo:

  • Sin identificar al beneficiario: se entenderá como emitido “al portador”.
  • Sin fecha de vencimiento: sería pagadero a la vista. Al titular le bastaría con acudir al lugar especificado un día hábil, anotar el día y cobrarlo.

Incluso es válida la fórmula del pagaré en blanco, que se entrega solo con la firma. El tenedor podría completarlo él mismo, si hay algún acuerdo al respecto, o conservarlo así y cubrir posteriormente lo que necesite para ejercer su derecho de cobro.

Paso 4. Cláusulas o condiciones

Un pagaré admite diferentes opciones. Estas son algunas:

  • Cláusula “no a la orden”. Con esta expresión se anula la posibilidad de que el documento se puede ceder a un tercero (endoso), salvo en forma de cesión ordinaria o de crédito. Si no se indica nada se entenderá a la orden y endosable.
  • Para formular el vencimiento se puede señalar: un día fijo, la condición “a la vista” o marcar un plazo desde la vista o desde la fecha de emisión.
  • Pagaré cruzado. Se define con dos líneas paralelas cruzando todo el anverso del impreso. Con esta forma solo se puede cobrar abonándolo en cuenta. Si se anota el nombre de una entidad entre las líneas (cruzado especial) solo podrá ser ingresado en una cuenta de dicha entidad.

Se puede incorporar también la firma de algún avalista (“por aval”) y, en general, cualquier mención reconocida por las partes y no contraria a derecho.

Paso 5. Fecha y firma

El título se completa con la firma y sello del obligado, indicando el lugar y fecha de emisión. Con esto ya se puede poner en circulación entregándoselo al acreedor como legítimo propietario.

En resumen, para salvaguardar el valor legal de este título y su importante función en las transacciones comerciales el emisor debe tener en cuenta todos los aspectos necesarios para garantizar su validez. El titular del mismo debe contar con la seguridad suficiente para cobrar en la fecha de vencimiento o poder acceder a alguna vía de financiación que le permita adelantar el dinero pendiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *