En el siguiente artículo queremos explicarte la [ss_kw]<strong>diferencia entre un pagaré a la orden y un pagaré no a la orden</strong>[/ss_kw]. En la actividad comercial siempre es importante contar con garantías de cobro fiables que puedan asegurar algún pago que haya quedado pendiente. Desde <strong>Circulantis</strong> recomendamos <strong><a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">el pagaré</a></strong>, un título reconocido y con fuerza legal, que cumple muy bien esa función. Para quien lo recibe representa un derecho de cobro firme al estar fundamentado en una promesa de pago clara por parte del deudor y emisor del título, a realizar en la fecha indicada en el documento. <span id="more-950"></span> Una de sus características más prácticas es que no está sometido a una regulación demasiado estricta en cuanto a su forma lo que le concede al emisor cierta libertad para incluir determinadas cláusulas. Una de las más importantes es la indicación de “[ss_kw]<strong>no a la orden</strong>[/ss_kw]” porque anula una de las cualidades más importantes de un pagaré: su facultad de ser endosable, es decir, poder transmitirlo fácilmente a un tercero. <h2>El pagaré a la orden</h2> Un <strong>pagaré</strong> es, por naturaleza, endosable. Por tanto, se entiende que un [ss_kw]<strong>pagaré a la orden</strong>[/ss_kw] no contiene ninguna indicación contraria. No es necesario hacer ninguna referencia expresa a esa condición. La transmisión a un tercero por <strong>endoso </strong>queda así permitida, al igual que la fórmula de <strong>cesión de crédito</strong>, es decir, el traspaso del título a un tercero para que sea éste el que lo cobre, a cambio de recibir el importe antes de la fecha de vencimiento. El endoso debe ser completo y simple, no se admite el endoso parcial. Cualquier titular legítimo (tenedor) podrá hacerlo indicando la fecha, el nombre o razón social del nuevo tenedor y firmando la cesión. El nuevo titular obtiene todos los derechos resultantes del pagaré. <h2>La cláusula “no a la orden”</h2> El [ss_kw]<strong>pagaré no a la orden</strong>[/ss_kw]<strong> </strong>no permite el endoso. Es una indicación que debe quedar claramente reflejada en el documento cuando se emite. Si el título nace sin esta indicación se podrá transmitir sin condiciones, aunque cualquiera de los endosantes posteriores puede indicar que no acepta nuevos endosos para no responder ante futuras transmisiones. A pesar de esta limitación, la cláusula “<strong>no a la orden”</strong> no interfiere ni condiciona la transmisión en forma de <strong>cesión de crédito,</strong> comunicando al emisor del pagaré, como obligado al pago, que se ha realizado dicho traspaso. <h2>Una diferencia más de forma que de fondo</h2> La <strong>diferencia entre un pagaré a la orden y no a la orden</strong> se basa, por tanto, en su capacidad o no de ser endosable. Un hecho subsanable porque la pérdida del endoso a un tercero se puede compensar emitiendo para él un nuevo pagaré con el mismo importe y fecha de vencimiento, sin que esto supongo ningún cambio significativo para las dos partes. En realidad, la cuestión de fondo más importante para un autónomo o pyme que tenga en su poder este título es la opción de poder cobrarlo sin esperar a la fecha de vencimiento. Al transmitirlo en forma de cesión de crédito funciona como una operación de financiación a través del descuento de pagarés. Y esta alternativa está habilitada con los dos [ss_kw]<strong>tipos de pagarés</strong>[/ss_kw]. En <strong>Circulantis</strong> ofrecemos a todas las pymes nuestro servicio de <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>crowdlending</strong></a> para el <strong><a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">descuento de pagarés</a></strong>. La fortaleza de la financiación colectiva, con múltiples inversores interesados, unida a un modelo de subasta transparente y eficiente son clave para obtener todas las ventajas de este servicio con rapidez y a un coste siempre claro y objetivo. Es la mejor manera de sacarle partido a los pagarés y convertir este activo en un gran medio para lograr liquidez inmediata.

Diferencia entre pagaré a la orden y pagaré no a la orden

En el siguiente artículo queremos explicarte la diferencia entre un pagaré a la orden y un pagaré no a la orden.

En la actividad comercial siempre es importante contar con garantías de cobro fiables que puedan asegurar algún pago que haya quedado pendiente. Desde Circulantis recomendamos el pagaré, un título reconocido y con fuerza legal, que cumple muy bien esa función. Para quien lo recibe representa un derecho de cobro firme al estar fundamentado en una promesa de pago clara por parte del deudor y emisor del título, a realizar en la fecha indicada en el documento.

Una de sus características más prácticas es que no está sometido a una regulación demasiado estricta en cuanto a su forma lo que le concede al emisor cierta libertad para incluir determinadas cláusulas. Una de las más importantes es la indicación de “no a la orden” porque anula una de las cualidades más importantes de un pagaré: su facultad de ser endosable, es decir, poder transmitirlo fácilmente a un tercero.

El pagaré a la orden

Un pagaré es, por naturaleza, endosable. Por tanto, se entiende que un pagaré a la orden no contiene ninguna indicación contraria. No es necesario hacer ninguna referencia expresa a esa condición. La transmisión a un tercero por endoso queda así permitida, al igual que la fórmula de cesión de crédito, es decir, el traspaso del título a un tercero para que sea éste el que lo cobre, a cambio de recibir el importe antes de la fecha de vencimiento.

El endoso debe ser completo y simple, no se admite el endoso parcial. Cualquier titular legítimo (tenedor) podrá hacerlo indicando la fecha, el nombre o razón social del nuevo tenedor y firmando la cesión. El nuevo titular obtiene todos los derechos resultantes del pagaré.

La cláusula “no a la orden”

El pagaré no a la orden no permite el endoso. Es una indicación que debe quedar claramente reflejada en el documento cuando se emite. Si el título nace sin esta indicación se podrá transmitir sin condiciones, aunque cualquiera de los endosantes posteriores puede indicar que no acepta nuevos endosos para no responder ante futuras transmisiones.

A pesar de esta limitación, la cláusula “no a la orden” no interfiere ni condiciona la transmisión en forma de cesión de crédito, comunicando al emisor del pagaré, como obligado al pago, que se ha realizado dicho traspaso.

Una diferencia más de forma que de fondo

La diferencia entre un pagaré a la orden y no a la orden se basa, por tanto, en su capacidad o no de ser endosable. Un hecho subsanable porque la pérdida del endoso a un tercero se puede compensar emitiendo para él un nuevo pagaré con el mismo importe y fecha de vencimiento, sin que esto supongo ningún cambio significativo para las dos partes.

En realidad, la cuestión de fondo más importante para un autónomo o pyme que tenga en su poder este título es la opción de poder cobrarlo sin esperar a la fecha de vencimiento. Al transmitirlo en forma de cesión de crédito funciona como una operación de financiación a través del descuento de pagarés. Y esta alternativa está habilitada con los dos tipos de pagarés.

En Circulantis ofrecemos a todas las pymes nuestro servicio de crowdlending para el descuento de pagarés. La fortaleza de la financiación colectiva, con múltiples inversores interesados, unida a un modelo de subasta transparente y eficiente son clave para obtener todas las ventajas de este servicio con rapidez y a un coste siempre claro y objetivo.

Es la mejor manera de sacarle partido a los pagarés y convertir este activo en un gran medio para lograr liquidez inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *