<em>Un efecto es un documento o título de valor que incorpora un derecho de contenido económico o patrimonial. El término deriva del “efecto” que produce en los participantes, teniendo en cuenta que el derecho de una parte comporta una obligación para la otra.</em> <span id="more-1617"></span> Estos títulos se emplean, en general, para otorgar un derecho de cobro, indicando una fecha específica – <a href="https://circulantis.com/blog/vencimiento-de-un-pagare/" target="_blank" rel="noopener">fecha de vencimiento</a> - para hacerlo efectivo. Esta condición queda superada gracias al <strong>descuento de efectos, </strong>un mecanismo de financiación que permite negociar el adelanto del dinero. Entre las empresas es habitual el uso del <strong>pagaré </strong>como efecto comercial, un instrumento que firma el cliente comprometiéndose al pago de su factura. En <strong>Circulantis</strong>, estamos especializados en el <a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener">descuento de pagarés</a> aprovechando las <a href="https://www.sepe.es/LegislativaWeb/verFichero.do?fichero=09017edb80248eba" target="_blank" rel="noopener">nuevas tecnologías online adaptadas al mundo financiero</a>. Proporcionamos una metodología innovadora y dinámica (<em>crowdfactoring</em>) para hacerlo todo más accesible y transparente para los empresarios o responsables financieros. Para los autónomos y pymes, <strong>el descuento de efectos</strong> es una de las <a href="https://circulantis.com/blog/fuentes-de-financiacion/" target="_blank" rel="noopener">fuentes de financiación</a> más rápidas para ganar liquidez, negociando con sus activos comerciales. Una ventaja añadida es que reducen las tareas, a veces incómodas, que supone gestionar los cobros pendientes. <div style="background: aliceblue; padding: 20px 20px 0px 20px; border: 1px solid gray;"> <b>Índice del artículo</b> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#definicion"><strong>¿Qué es un descuento de efectos?</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#tipos"><strong>Tipos de descuentos de efectos</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#intereses"><strong>Intereses por descuento de efectos</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#asiento-contable"><strong>Asiento contable de descuento de efectos</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#contabilizar"><strong>¿Cómo contabilizar los descuentos de efectos?</strong></a> </div> <h2 id="definicion"><span style="color: #2ba9d9;">¿Qué es un descuento de efectos?</span></h2> <strong>Se trata de una operación de financiación en forma de cesión de crédito y tiene una importante aplicación en la actividad comercial donde es muy habitual que las facturas se paguen a plazo. </strong> <ul> <li><u>Ejemplo</u>: un cliente solicita pagar una factura a 60 días y entrega un pagaré garantizando el pago en el momento acordado. De este modo, la empresa vendedora posee un documento sólido que le garantiza el cobro en esa fecha. Esta potestad le habilita para solicitar este servicio y así recibir el importe por adelantado.</li> </ul> Ese tiempo que se gana puede ser crucial para la liquidez de un negocio y merece la pena valorarlo. <h3>¿En que consiste el descuento de efectos?</h3> El procedimiento <strong>se basa en la cesión, por parte del titular, del documento original a una entidad financiera para que ésta le adelante el dinero y pase a ser la acreedora legal cuando llegue el vencimiento</strong>. Este acto implica incorporar una tercera persona como nueva beneficiaria del derecho. Se denomina descuento porque el importe recibido es una cantidad menor a la indicada en el valor. La diferencia es el coste del servicio (tipo de interés y comisiones). Esta operativa tiene la ventaja de que todos los cargos quedan aplicados directamente cuando se entrega el efectivo. Básicamente, se trata de: <ol> <li>Elegir una entidad de financiación cualificada para ofrecer este servicio.</li> <li>Solicitar la operación –con toda la documentación necesaria-.</li> <li>Esperar la revisión y la evaluación del riesgo por parte de la financiera.</li> <li>Recibir el dinero descontado si todo está en orden.</li> </ol> En <strong>Circulantis,</strong> bajo el modelo de financiación colectiva, aportamos estas innovaciones: <ul> <li>Nuestra plataforma online está siempre abierta. La solicitud se puede hacer en cualquier momento.</li> <li>La evaluación del riesgo es muy rápida.</li> <li>La financiación depende de los inversores interesados y no de un criterio personal o de otros productos que se tengan contratados.</li> <li>El dinero se transfiere de inmediato, aplicando el tipo de interés que se haya aceptado en la subasta. Solo hay una comisión de servicio, expuesta con claridad desde el primer momento.</li> </ul> Tenemos registrados numerosos inversores con distinto perfil e interesados en adquirir activos comerciales de empresas. Esto aporta más posibilidades para que cualquier solicitud quede completada. <h2 id="tipos"><span style="color: #2ba9d9;">Tipos de descuentos de efectos</span></h2> Una de las claves para entender mejor <strong>qué es el descuento de efectos</strong> es diferenciar las distintas modalidades en las que se puede contratar, siguiendo esta tipología: <h3>Según el riesgo de cada partícipe del acuerdo</h3> Es una referencia fundamental en la negociación y genera dos posibles descuentos: <ul> <li><strong><u>Con recurso</u></strong>: la entidad financiera –cesionaria- puede reclamar al cedente en caso de no poder cobrar el dinero a su vencimiento (por impago del cliente o deudor final). De esta forma, la empresa tendría que hacerse cargo del pago comprometido, perdiendo la liquidez recibida.</li> <li><strong><u>Sin recurso</u></strong>: en esta modalidad, la compañía de financiación asume cualquier impago. Es decir, acepta el derecho y también el riesgo. El anticipo queda libre de reclamaciones futuras.</li> </ul> <h3>Clasificación según el cálculo de intereses</h3> <ul> <li><strong><u>Interés variable</u></strong>: es la fórmula habitual, el porcentaje se aplica teniendo en cuenta los días que faltan hasta el vencimiento.</li> <li><strong><u>Interés fijo o “a forfait”</u></strong>: se aplica un porcentaje fijo sobre la cantidad solicitada. Todo el coste se engloba en ese tipo.</li> </ul> <h3> Según el tipo de servicio</h3> <ul> <li><a href="https://circulantis.com/blog/el-descuento-comercial/" target="_blank" rel="noopener">Descuento comercial</a>: deriva de títulos nacidos de la actividad comercial. Los más comunes son:</li> <li>Descuento de pagarés o letras de cambio.</li> <li>Anticipo de facturas.</li> <li><strong><u>Líneas de descuento</u></strong>: el acuerdo de financiación ofrece una línea de crédito para los anticipos. La empresa solo paga por las cantidades que solicite.</li> <li><strong><em><u>Factoring</u></em></strong>: en este contrato las operaciones de descuento son la gestión principal, aunque se asienta en una relación con mayor compromiso en tiempo y volumen de activos, además suele incluir servicios adicionales como la revisión de la cartera de clientes.</li> </ul> <h3> Según la metodología</h3> <ul> <li><strong><u>Fórmula tradicional</u></strong>: negociado a través de entidades bancarias o similares.</li> <li><strong><em><u>Crowdlending o crowdfactoring</u></em></strong><em>: </em>la negociación se realizan a través de plataformas de financiación colectiva, como la nuestra, y la financiación viene de diferentes inversores.</li> </ul> <h2 id="intereses"><span style="color: #2ba9d9;">Intereses por descuento de efectos</span></h2> A la hora de contratar este servicio es esencial comparar el coste -lo que se va a descontar- y el principal son los <strong>intereses por descuento de efectos</strong>. Sin embargo, también hay que tener en cuenta las condiciones y cargos de cada entidad: <ol start="1"> <li><strong><u>Intereses</u></strong>: lo habitual es aplicar un tipo variable.</li> </ol> Se aplica un porcentaje (t) sobre el nominal solicitado (N) en función de los días que falten hasta el vencimiento (d). La fórmula general es: <em>Intereses = N x [(d x t) / 365)]</em> <ul> <li><em>Por ejemplo: un pagaré de 5000 euros descontado al 5% y a falta de 60 días para su cobro devengará: 5000 x (60 x 0,05 / 365) = 41,09 € de intereses.</em></li> </ul> <ol start="2"> <li><strong><u>Comisiones</u></strong>: es común aplicar un porcentaje sobre el nominal pero puede haber también cantidades fijas por papel descontado u otras comisiones adicionales.</li> </ol> <ol start="3"> <li><strong><u>Otros gastos de gestión</u></strong>: pueden incluir timbres (pagos por impuesto sobre actos jurídicos documentados), correspondencia o gastos notariales y de gestión que puedan ser necesarios.</li> </ol> El tipo de interés es un concepto básico pero las comisiones y gastos, o la exigencia de contratar productos asociados, son condicionantes muy relevantes que es necesario evaluar para elegir la alternativa más ventajosa. <h2 id="asiento-contable"><span style="color: #2ba9d9;">Asiento contable de descuento de efectos</span></h2> Cada asiento contable que requiera esta operación tiene como fin informar correctamente de cada paso para reflejar en el balance la situación real de los activos en cada momento: Las cuentas generales son: <em>(430) Clientes</em> <em>(431) Clientes, efectos (ef.) comerciales a cobrar </em> <em>(4310) Ef. comerciales en cartera </em> <em>(4311) Ef. comerciales descontados</em> <em>(432) Clientes, operaciones de factoring</em> La clave es ir traspasando los importes de una cuenta u otra según el estado en que se encuentra la tramitación de los títulos, desde que nacen hasta que culmina el proceso saldando las cuentas implicadas. El principal <strong>asiento de descuento de efectos </strong>es el que registra el adelanto del efectivo. Intervienen estas cuentas: <ul> <li><u>Debe</u>: se registra la cantidad recibida en el banco descontado intereses (665) y comisiones (626).</li> <li><u>Haber</u>: aquí es esencial distinguir si el servicio es “sin recurso” o “con recurso”. En el primer caso se cancela la cuenta de activo, una vez liquidada. En el segundo, es necesario que la contrapartida sea una cuenta (5208) que reconozca la posible deuda si el título no se paga al vencimiento, manteniendo la cuenta del efecto en el Balance.</li> </ul> <table> <tbody> <tr> <td width="284"><strong><em>Debe</em></strong></td> <td width="265"><strong><em>Haber</em></strong></td> </tr> <tr> <td width="284"><em>(572) Bancos, c/c</em> <em>(665) Intereses por dcto de ef. </em> <em>(626) Servicios bancarios y similares</em></td> <td width="265"><em>(4310)Ef.  comerciales en cartera o (432) Clientes por operaciones de factoring</em> <em>-----</em> <em>(5208)Deudas por ef. descontados</em> <em> </em></td> </tr> </tbody> </table> <h2 id="contabilizar"><span style="color: #2ba9d9;">¿Cómo contabilizar los descuentos de efectos?</span></h2> Para <strong>contabilizar descuento de efectos</strong> hay que seguir distintos pasos. Estos son los asientos necesarios (basados en el ejemplo anterior del cálculo de intereses): Contabilizar la factura a plazo <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(430) Clientes </em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(700) Ventas </em></td> <td width="76"><em>4132.23€</em></td> </tr> <tr> <td width="76"><em> </em></td> <td width="189"><em> </em></td> <td width="19"><em> </em></td> <td width="189"><em>(477) H.P. IVA repercutido21%</em></td> <td width="76"><em>867,77€</em></td> </tr> </tbody> </table> Reclasificar la cuenta de clientes para informar de que está documentada con el pagaré: <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(431) Clientes, ef. comerciales a cobrar</em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(430) Clientes</em></td> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> </tr> </tbody> </table> Clasificar de nuevo cuando el importe se disponga para el descuento: <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(4310) Clientes, ef. comerciales en cartera </em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(431) Clientes, ef. comerciales a cobrar</em></td> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> </tr> </tbody> </table> Contabilizar el anticipo: <ol start="1"> <li><u>Sin recurso</u>: el dinero recibido está libre y se puede saldar la cuenta (4310).</li> </ol> <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>4933,90 €</em></td> <td width="189"><em>(572) Bancos, c/c</em></td> <td width="19"><em> </em></td> <td width="189"><em> </em></td> <td width="76"><em> </em></td> </tr> <tr> <td width="76"><em>49,10 €</em></td> <td width="189"><em>(665) Intereses por dcto de ef. (5%)</em></td> <td width="19"><em> </em></td> <td width="189"><em> </em></td> <td width="76"><em> </em></td> </tr> <tr> <td width="76"><em>25 €</em></td> <td width="189"><em>(626) Servicios bancarios y similares</em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(4310) Ef. comerciales en cartera</em></td> <td width="76"><em>5.000€</em></td> </tr> </tbody> </table> <ol start="2"> <li><u>Con recurso</u>: se registra como deuda el riesgo de impago y se reclasifica la cuenta (4310) a la (4311).</li> </ol> <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>4933,90 €</em></td> <td width="189"><em>(572) Bancos, c/c</em></td> <td width="19"><em> </em></td> <td width="189"><em> </em></td> <td width="76"><em> </em></td> </tr> <tr> <td width="76"><em>41.10 €</em></td> <td width="189"><em>(665) Intereses por dcto. de ef.  (5%)</em></td> <td width="19"><em> </em></td> <td width="189"><em> </em></td> <td width="76"><em> </em></td> </tr> <tr> <td width="76"><em>25 €</em></td> <td width="189"><em>(626) Servicios bancarios y similares</em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(5208) Deuda por ef. descontados </em></td> <td width="76"><em>5.000€</em></td> </tr> </tbody> </table> <strong> </strong> <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(4311)Ef. comerciales descontados </em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(4310) Ef. comerciales en cartera</em></td> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> </tr> </tbody> </table> De este modo, aparece en el balance una información fiable, recogida en dos cuentas: una en el activo, indicando el valor de los efectos descontados pero recurribles; y la contrapartida en el pasivo, con la cuenta deudora que recoge la obligación en caso de impago. a) Si finalmente se formaliza el pago al vencimiento se cancela la obligación compensando y saldando ambas cuentas: <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(5208)Deuda por ef. descontados  </em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(4311)Ef. comerciales descontados </em></td> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> </tr> </tbody> </table> b) Si no se paga el pagaré la empresa debe hacerse cargo de la deuda completa y afrontar  las comisiones que se hayan podido acordar para este contingencia: <em>(669) Otros gastos financieros</em>. - Se cierran las cuentas: <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(5208)Deuda por ef. descontados  </em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(4311)Ef. comerciales descontados </em></td> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> </tr> </tbody> </table> - Y se asume la obligación: <table> <tbody> <tr> <td width="76"><em>5.000 €</em></td> <td width="189"><em>(4315)Ef. comerciales impagados</em></td> <td width="19"><em> </em></td> <td width="189"><em> </em></td> <td width="76"><em> </em></td> </tr> <tr> <td width="76"><em> €</em></td> <td width="189"><em>(669)Otros gastos financieros</em></td> <td width="19"><em>a</em></td> <td width="189"><em>(572) Bancos, c/c</em></td> <td width="76"><em>+5000 €</em></td> </tr> </tbody> </table> El Balance ahora recoge la cuenta (4315) reconociendo el impago. A partir de ahí, se podrían adoptar otras soluciones, amistosas o judiciales, para poder cobrar. Es importante reflejar correctamente todas las operaciones para demostrar siempre una información fiel en las cuentas y balances. Para los autónomos y pymes es muy importante dar liquidez a sus activos comerciales. Sin duda, es positivo contar con medios bien documentados que reconozcan y garanticen los cobros pendientes pero, aún lo es más, tener ese dinero disponible lo antes posible. Cada día es un reto y hay que contar con todos los recursos a mano para afrontarlo con responsabilidad y solvencia.

Descuento de efectos

Un efecto es un documento o título de valor que incorpora un derecho de contenido económico o patrimonial. El término deriva del “efecto” que produce en los participantes, teniendo en cuenta que el derecho de una parte comporta una obligación para la otra.

Estos títulos se emplean, en general, para otorgar un derecho de cobro, indicando una fecha específica – fecha de vencimiento – para hacerlo efectivo. Esta condición queda superada gracias al descuento de efectos, un mecanismo de financiación que permite negociar el adelanto del dinero.

Entre las empresas es habitual el uso del pagaré como efecto comercial, un instrumento que firma el cliente comprometiéndose al pago de su factura. En Circulantis, estamos especializados en el descuento de pagarés aprovechando las nuevas tecnologías online adaptadas al mundo financiero. Proporcionamos una metodología innovadora y dinámica (crowdfactoring) para hacerlo todo más accesible y transparente para los empresarios o responsables financieros.

Para los autónomos y pymes, el descuento de efectos es una de las fuentes de financiación más rápidas para ganar liquidez, negociando con sus activos comerciales. Una ventaja añadida es que reducen las tareas, a veces incómodas, que supone gestionar los cobros pendientes.

¿Qué es un descuento de efectos?

Se trata de una operación de financiación en forma de cesión de crédito y tiene una importante aplicación en la actividad comercial donde es muy habitual que las facturas se paguen a plazo.

  • Ejemplo: un cliente solicita pagar una factura a 60 días y entrega un pagaré garantizando el pago en el momento acordado. De este modo, la empresa vendedora posee un documento sólido que le garantiza el cobro en esa fecha. Esta potestad le habilita para solicitar este servicio y así recibir el importe por adelantado.

Ese tiempo que se gana puede ser crucial para la liquidez de un negocio y merece la pena valorarlo.

¿En que consiste el descuento de efectos?

El procedimiento se basa en la cesión, por parte del titular, del documento original a una entidad financiera para que ésta le adelante el dinero y pase a ser la acreedora legal cuando llegue el vencimiento.

Este acto implica incorporar una tercera persona como nueva beneficiaria del derecho.

Se denomina descuento porque el importe recibido es una cantidad menor a la indicada en el valor. La diferencia es el coste del servicio (tipo de interés y comisiones).

Esta operativa tiene la ventaja de que todos los cargos quedan aplicados directamente cuando se entrega el efectivo.

Básicamente, se trata de:

  1. Elegir una entidad de financiación cualificada para ofrecer este servicio.
  2. Solicitar la operación –con toda la documentación necesaria-.
  3. Esperar la revisión y la evaluación del riesgo por parte de la financiera.
  4. Recibir el dinero descontado si todo está en orden.

En Circulantis, bajo el modelo de financiación colectiva, aportamos estas innovaciones:

  • Nuestra plataforma online está siempre abierta. La solicitud se puede hacer en cualquier momento.
  • La evaluación del riesgo es muy rápida.
  • La financiación depende de los inversores interesados y no de un criterio personal o de otros productos que se tengan contratados.
  • El dinero se transfiere de inmediato, aplicando el tipo de interés que se haya aceptado en la subasta. Solo hay una comisión de servicio, expuesta con claridad desde el primer momento.

Tenemos registrados numerosos inversores con distinto perfil e interesados en adquirir activos comerciales de empresas. Esto aporta más posibilidades para que cualquier solicitud quede completada.

Tipos de descuentos de efectos

Una de las claves para entender mejor qué es el descuento de efectos es diferenciar las distintas modalidades en las que se puede contratar, siguiendo esta tipología:

Según el riesgo de cada partícipe del acuerdo

Es una referencia fundamental en la negociación y genera dos posibles descuentos:

  • Con recurso: la entidad financiera –cesionaria- puede reclamar al cedente en caso de no poder cobrar el dinero a su vencimiento (por impago del cliente o deudor final). De esta forma, la empresa tendría que hacerse cargo del pago comprometido, perdiendo la liquidez recibida.
  • Sin recurso: en esta modalidad, la compañía de financiación asume cualquier impago. Es decir, acepta el derecho y también el riesgo. El anticipo queda libre de reclamaciones futuras.

Clasificación según el cálculo de intereses

  • Interés variable: es la fórmula habitual, el porcentaje se aplica teniendo en cuenta los días que faltan hasta el vencimiento.
  • Interés fijo o “a forfait”: se aplica un porcentaje fijo sobre la cantidad solicitada. Todo el coste se engloba en ese tipo.

 Según el tipo de servicio

  • Descuento comercial: deriva de títulos nacidos de la actividad comercial. Los más comunes son:
  • Descuento de pagarés o letras de cambio.
  • Anticipo de facturas.
  • Líneas de descuento: el acuerdo de financiación ofrece una línea de crédito para los anticipos. La empresa solo paga por las cantidades que solicite.
  • Factoring: en este contrato las operaciones de descuento son la gestión principal, aunque se asienta en una relación con mayor compromiso en tiempo y volumen de activos, además suele incluir servicios adicionales como la revisión de la cartera de clientes.

 Según la metodología

  • Fórmula tradicional: negociado a través de entidades bancarias o similares.
  • Crowdlending o crowdfactoring: la negociación se realizan a través de plataformas de financiación colectiva, como la nuestra, y la financiación viene de diferentes inversores.

Intereses por descuento de efectos

A la hora de contratar este servicio es esencial comparar el coste -lo que se va a descontar- y el principal son los intereses por descuento de efectos. Sin embargo, también hay que tener en cuenta las condiciones y cargos de cada entidad:

  1. Intereses: lo habitual es aplicar un tipo variable.

Se aplica un porcentaje (t) sobre el nominal solicitado (N) en función de los días que falten hasta el vencimiento (d). La fórmula general es:

Intereses = N x [(d x t) / 365)]

  • Por ejemplo: un pagaré de 5000 euros descontado al 5% y a falta de 60 días para su cobro devengará: 5000 x (60 x 0,05 / 365) = 41,09 € de intereses.
  1. Comisiones: es común aplicar un porcentaje sobre el nominal pero puede haber también cantidades fijas por papel descontado u otras comisiones adicionales.
  1. Otros gastos de gestión: pueden incluir timbres (pagos por impuesto sobre actos jurídicos documentados), correspondencia o gastos notariales y de gestión que puedan ser necesarios.

El tipo de interés es un concepto básico pero las comisiones y gastos, o la exigencia de contratar productos asociados, son condicionantes muy relevantes que es necesario evaluar para elegir la alternativa más ventajosa.

Asiento contable de descuento de efectos

Cada asiento contable que requiera esta operación tiene como fin informar correctamente de cada paso para reflejar en el balance la situación real de los activos en cada momento:

Las cuentas generales son:

(430) Clientes

(431) Clientes, efectos (ef.) comerciales a cobrar

(4310) Ef. comerciales en cartera

(4311) Ef. comerciales descontados

(432) Clientes, operaciones de factoring

La clave es ir traspasando los importes de una cuenta u otra según el estado en que se encuentra la tramitación de los títulos, desde que nacen hasta que culmina el proceso saldando las cuentas implicadas.

El principal asiento de descuento de efectos es el que registra el adelanto del efectivo. Intervienen estas cuentas:

  • Debe: se registra la cantidad recibida en el banco descontado intereses (665) y comisiones (626).
  • Haber: aquí es esencial distinguir si el servicio es “sin recurso” o “con recurso”. En el primer caso se cancela la cuenta de activo, una vez liquidada. En el segundo, es necesario que la contrapartida sea una cuenta (5208) que reconozca la posible deuda si el título no se paga al vencimiento, manteniendo la cuenta del efecto en el Balance.
Debe Haber
(572) Bancos, c/c

(665) Intereses por dcto de ef.

(626) Servicios bancarios y similares

(4310)Ef.  comerciales en cartera o (432) Clientes por operaciones de factoring

—–

(5208)Deudas por ef. descontados

 

¿Cómo contabilizar los descuentos de efectos?

Para contabilizar descuento de efectos hay que seguir distintos pasos. Estos son los asientos necesarios (basados en el ejemplo anterior del cálculo de intereses):

Contabilizar la factura a plazo

5.000 € (430) Clientes a (700) Ventas 4132.23€
      (477) H.P. IVA repercutido21% 867,77€

Reclasificar la cuenta de clientes para informar de que está documentada con el pagaré:

5.000 € (431) Clientes, ef. comerciales a cobrar a (430) Clientes 5.000 €

Clasificar de nuevo cuando el importe se disponga para el descuento:

5.000 € (4310) Clientes, ef. comerciales en cartera a (431) Clientes, ef. comerciales a cobrar 5.000 €

Contabilizar el anticipo:

  1. Sin recurso: el dinero recibido está libre y se puede saldar la cuenta (4310).
4933,90 € (572) Bancos, c/c      
49,10 € (665) Intereses por dcto de ef. (5%)      
25 € (626) Servicios bancarios y similares a (4310) Ef. comerciales en cartera 5.000€
  1. Con recurso: se registra como deuda el riesgo de impago y se reclasifica la cuenta (4310) a la (4311).
4933,90 € (572) Bancos, c/c      
41.10 € (665) Intereses por dcto. de ef.  (5%)      
25 € (626) Servicios bancarios y similares a (5208) Deuda por ef. descontados 5.000€

 

5.000 € (4311)Ef. comerciales descontados a (4310) Ef. comerciales en cartera 5.000 €

De este modo, aparece en el balance una información fiable, recogida en dos cuentas: una en el activo, indicando el valor de los efectos descontados pero recurribles; y la contrapartida en el pasivo, con la cuenta deudora que recoge la obligación en caso de impago.

a) Si finalmente se formaliza el pago al vencimiento se cancela la obligación compensando y saldando ambas cuentas:

5.000 € (5208)Deuda por ef. descontados   a (4311)Ef. comerciales descontados 5.000 €

b) Si no se paga el pagaré la empresa debe hacerse cargo de la deuda completa y afrontar  las comisiones que se hayan podido acordar para este contingencia: (669) Otros gastos financieros.

– Se cierran las cuentas:

5.000 € (5208)Deuda por ef. descontados  a (4311)Ef. comerciales descontados 5.000 €

– Y se asume la obligación:

5.000 € (4315)Ef. comerciales impagados      
 € (669)Otros gastos financieros a (572) Bancos, c/c +5000 €

El Balance ahora recoge la cuenta (4315) reconociendo el impago. A partir de ahí, se podrían adoptar otras soluciones, amistosas o judiciales, para poder cobrar.

Es importante reflejar correctamente todas las operaciones para demostrar siempre una información fiel en las cuentas y balances.

Para los autónomos y pymes es muy importante dar liquidez a sus activos comerciales. Sin duda, es positivo contar con medios bien documentados que reconozcan y garanticen los cobros pendientes pero, aún lo es más, tener ese dinero disponible lo antes posible. Cada día es un reto y hay que contar con todos los recursos a mano para afrontarlo con responsabilidad y solvencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *