El <strong>descuento comercial</strong> forma parte de las alternativas de financiación más rápidas y sencillas para obtener liquidez. Las operativas de descuento se originan cuando el poseedor de un derecho de cobro (a pagar en una fecha determinada) desea convertirlo en efectivo antes de su vencimiento, de ahí surge la necesidad y el procedimiento para lograr el anticipo de ese dinero. <span id="more-480"></span> Este recurso constituye una <strong><a href="https://circulantis.com/blog/fuentes-de-financiacion/" target="_blank" rel="noopener">fuente de financiación a corto plazo</a></strong> que resulta muy práctica porque elude obligaciones futuras. La financiación vía préstamos, por ejemplo, exige comprometer una cantidad periódica para devolver el capital prestado más los intereses. Sin embargo, en la financiación con descuento el coste de la operación (intereses, comisiones y gastos) queda descontado directamente en el momento de recibir el dinero, y la entrega del derecho de cobro ya cubre el importe requerido. Sin más preocupaciones para el solicitante. <div style="background: aliceblue; padding: 20px; border: 1px solid gray;"> <b>Índice del artículo</b> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#que-es-un-descuento-comercial"><strong>- ¿Qué es el descuento comercial?</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#como-funciona-descuento-comercial"><strong> - ¿Cómo funciona el descuento comercial?</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#tipos-descuento-comercial"><strong> - Tipos de descuento comercial</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#modalidades-descuento-comercial"><strong> - Modalidades de descuento comercial</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#crowfactoring-descuento-comercial"><strong> - El crowdfactoring: el descuento comercial más eficiente</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#ventajas-descuento-empresas-circulantis"><strong> - Ventajas de nuestros descuentos para empresas</strong></a> </div> <h2 id="que-es-un-descuento-comercial"><span style="color: #2ba9d9;">¿Qué es el descuento comercial?</span></h2> El <strong>descuento comercial</strong> está ligado a la actividad de comercio y su gestión principal se basa en conceder <strong>descuentos para empresas</strong>. Se realiza a través de los títulos o efectos comerciales que éstas reciben de sus clientes como garantía del pago futuro de las facturas. La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y de los autónomos pueden acceder a esta opción en la medida en la que generan crédito comercial al conceder aplazamientos en los pagos. Es una situación muy habitual porque en las relaciones comerciales es necesaria una gran predisposición hacia el cliente con el objetivo de aumentar las transacciones y mejorar el servicio prestado. Esta estrategia tiene un efecto positivo al facilitar las negociaciones y para captar nuevos clientes pero también supone un peligro importante para la liquidez de una compañía al tener que asumir un tiempo de espera significativo antes de cobrar el importe de una factura. Los <strong>descuentos comerciales</strong> sirven para paliar este riesgo empresarial proporcionando una financiación rápida y a corto plazo. El objetivo de los <strong>descuentos para empresas</strong>, por tanto, es ofrecer la solución de cobrar por anticipado los importes de las facturas que éstas tengan sin vencer. Estos importes deben estar refrendados con algún instrumento que se pueda negociar (como los <strong>pagarés</strong>) para que se pueda pactar con una compañía financiera la cesión de estos documentos y proceder al adelanto del efectivo. Acceder a esta solución tiene una ventaja adicional porque libera de todas las tareas administrativas que se tendrían que realizar para una correcta gestión de los cobros. Además de limitar riesgos de retrasos o impagos, según las condiciones que se hayan pactado. <h2 id="como-funciona-descuento-comercial"><span style="color: #2ba9d9;">¿Cómo funciona el descuento comercial?</span></h2> Los <strong>descuentos comerciales</strong> se formalizan con un contrato entre una empresa y una entidad financiera para determinar las condiciones del servicio y poner en marcha el <strong>descuento de efectos</strong>. Los pasos generales son: <ul> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"> La empresa solicita el <strong>descuento de papel</strong> relacionado con las facturas seleccionadas.</span></li> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"> La compañía financiera evalúa la solvencia de los deudores implicados (los clientes de la empresa) y si la valoración es positiva se determina un nivel de riesgo para concretar el coste de la operación.</span></li> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"> La empresa entrega las facturas y los títulos objeto del contrato.</span></li> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"> La entidad financiera procede a anticipar el dinero representado en los títulos, previa deducción de los intereses y comisiones pactadas, y se queda con el papel comercial para cobrarlo a su vencimiento.</span></li> </ul> Durante mucho tiempo el <strong>descuento comercial</strong> lo ejercieron, casi en exclusiva, las entidades bancarias, dentro de las prácticas de <strong>descuento bancario</strong>. Hoy en día está posibilidad es poco eficiente porque la banca está inmersa en un proceso de restructuración muy complejo que merma su negocio y condiciona su beneficio. Esto le obliga a incorporar demasiados costes adicionales en su operativa (varios tipos de comisiones, gastos de estudio o productos cruzados) lo que penaliza a las empresas. Para que el funcionamiento sea eficaz y útil la entidad que otorga esta financiación debería asegurar dos elementos clave: ofrecer un procedimiento ágil y garantizar el menor coste posible. Sin duda, el coste de la operación es el mayor inconveniente porque reduce los ingresos obtenidos por las ventas. Pero eso no significa que se deba renunciar a las ventajas de este recurso, simplemente hay que buscar opciones que generen menos carga financiera y gastos de gestión, como veremos más adelante. <h2 id="tipos-descuento-comercial"><span style="color: #2ba9d9;">Tipos de descuento comercial</span></h2> Hay varias modalidades de <strong>descuento comercial</strong> para cada necesidad y situación. Se pueden establecer dos grupos de tipologías. <strong style="font-size: 18px;">Según el nivel de operaciones:</strong> <ul> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"><strong style="color: #2ba9d9;">Línea de descuento</strong>. Es la fórmula más adecuada cuando se utiliza de forma habitual y recurrente este medio de financiación. En el acuerdo se establece un volumen máximo de negocio en función de la cantidad de operaciones para un periodo concreto. Al tiempo, se efectúa una clasificación de riesgo y se fijan los costes del servicio. Dentro del límite acordado la empresa tramita y descuenta las remesas de facturas que necesita. En el contrato se suelen pactar también las condiciones para la renovación de la <strong>línea de descuento</strong> según como evolucionen determinados parámetros.</span></li> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"><strong style="color: #2ba9d9;">Descuento eventual</strong>. En este caso, una pyme sólo necesita este tipo de financiación de forma concreta y para operaciones puntuales. O bien tienen poco volumen de operaciones a crédito o puede garantizar la liquidez por otros medios. Cada gestión que se solicita se negocia de forma individualizada.</span></li> </ul> <strong style="font-size: 18px;">Según el modo de aplicar el coste del descuento:</strong> <ul> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"><strong style="color: #2ba9d9;">Descuento al tirón </strong>o<strong style="color: #2ba9d9;"> descuento ordinario</strong>. La aplicación de este descuento es la más común y tiene en cuenta el periodo que falta hasta la fecha de vencimiento de los títulos. Al evaluar la operación se calcula una tasa de interés para todo el periodo según la evaluación del riesgo y las características de la solicitud. En el momento del anticipo se descuenta la cantidad que corresponda aplicando el tipo de interés e incluyendo en la fórmula los días restantes hasta el final del plazo. El cálculo de las comisiones se sumará a esa cantidad.</span></li> <li style="font-size: 26px; color: #2ba9d9; line-height: 22px;"><span style="font-size: 16px; color: #333; font-weight: 400;"><strong style="color: #2ba9d9;">Descuento forfait</strong>. Al contrario del <strong>descuento ordinario</strong> aquí el coste de la financiación es un porcentaje fijo sobre el importe solicitado, sin considerar los días que puedan faltar hasta el vencimiento. También se denomina “a tanto alzado” y es una modalidad que se puede utilizar para efectos, deudores y plazos de vencimiento de características similares. Como las comisiones se computan de modo similar el coste total queda valorado en un solo concepto.</span></li> </ul> En función de la clase de títulos empleados podemos decir que el <a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener"><strong>descuento de pagarés</strong></a> es el medio más frecuente para el <strong>descuento de papel </strong>comercial. El pagaré, como documento de pago, es un instrumento muy sólido y reconocido, que aporta fuerza legal. Esto le consolida como un valor bastante seguro y las empresas ganan mucho cuando sus clientes les entregan estos documentos para garantizar los pagos futuros. <h2 id="modalidades-descuento-comercial"><span style="color: #2ba9d9;">Modalidades de descuento comercial</span></h2> El <strong>descuento comercial</strong> engloba otros conceptos similares: <h3>Descuento de efectos</h3> Los efectos son títulos (como <a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener"><strong>el pagaré</strong></a> o la letra de cambio) que se emiten para garantizar las operaciones de venta con pago aplazado. El <strong>descuento de efectos</strong> hace referencia a la cesión de esos títulos y sus derechos para obtener financiación. <h3>Descuento de facturas</h3> La factura es un elemento clave para justificar una transacción comercial y acceder al descuento comercial. El <strong>descuento de facturas</strong><strong> </strong>sirve para anticipar el importe de aquellas que quedan pendientes de pago y están avaladas por títulos sólidos. <h3>Descuento por pronto pago</h3> Es otra forma de negociación comercial aplicada a las facturas. Aquí, es la empresa la que ejerce el descuento, proponiendo a su cliente una reducción en la factura si acepta pagar al contado y eludir así la gestión de cobro. <h3>Descuento de letras</h3> La letra de cambio es un título valor que se emite y se entrega a un deudor ordenándole el pago efectivo de una deuda en la fecha indicada en el escrito. En este caso, son las letras aceptadas las que posibilitan el descuento y permiten al beneficiario cobrar su importe por adelantado. <h3>Descuento de pagarés</h3> El <strong>descuento de pagarés</strong> se activa con un título sólido y fiable, y presenta el valor adicional de que lo emite el deudor, al contrario que la letra, proporcionando con ello una promesa de pago firme. La <strong>cesión de un pagaré</strong> aporta confianza y facilita la gestión y solicitud ante las compañías financieras, especialmente si lo emiten clientes solventes. <h3>Descuento con recurso</h3> Lo que da sentido a esta financiación es que la entidad financiera pueda cobrar, a su vencimiento, el dinero que ha adelantado. Si la empresa que solicita el descuento admite la cláusula “<strong>con recurso</strong>” acepta que se puede ir contra ella en caso de impago de su cliente, devolviendo incluso el dinero que haya recibido. <h3>Descuento sin recurso</h3> Cuando la cesión recoge la condición “<strong>sin recurso</strong>” la empresa queda liberada de cualquier obligación en relación al pago final de la deuda, salvo que el impago venga derivado de alguna disputa comercial por la mercancía o servicio suministrado. <h3>Descuento simple</h3> En estas operaciones hay un valor conocido: el importe (valor nominal) que se va a cobrar en la fecha determinada. El <strong>descuento simple</strong> es la fórmula general en el ámbito comercial, el tipo de interés acordado se aplica directamente sobre el valor nominal y de ahí se obtiene el coste efectivo del servicio. <h3>Descuento racional</h3> Este método, más matemático, considera que no es igual una cantidad hoy que en un momento futuro y por eso traslada el valor nominal, (lo que se que cobrará), al momento presente. Para el cálculo, hay que tener en cuenta no solo el tipo de interés sino también los días que falta hasta el vencimiento, algo que no considera el descuento simple. La diferencia entre el nominal y su valor presente será el descuento. <h3>Descuento bancario</h3> Son las entidades bancarias las que gestionan los títulos de crédito, y formaliza los contratos de cesión y las operaciones de descuento derivadas de ellos. <h2 id="crowfactoring-descuento-comercial"><span style="color: #2ba9d9;">El crowdfactoring: el descuento comercial más eficiente</span></h2> La época en que las pymes disponían toda su estrategia financiera en manos de su banco debe dar paso a otra etapa donde la diversificación y la transparencia tomen el relevo. La excesiva dependencia del crédito bancario ha supuesto un duro varapalo para muchas empresas que se vieron atrapadas en la crisis del sector y las consiguientes restricciones y obstáculos que impusieron a sus clientes. Pero ahora las pymes no están solas y tienen más posibilidades para diversificar la financiación. La modalidad del <a href="https://circulantis.com/blog/crowdfactoring-que-es-y-como-funciona/" target="_blank" rel="noopener"><strong><em>crowdfactoring</em></strong></a>, es una de las opciones más eficaces para el <strong>descuento de efectos</strong>, especialmente a través de los <strong>descuentos de pagarés</strong>. Es la propuesta que hacemos desde <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener"><strong>Circulantis</strong></a> y se ha logrado gracias al esfuerzo de profesionales del sector que han apostado por la inversión colectiva para ofrecer estos servicios de modo más ágil y eficiente. Hemos diseñado una plataforma de participación múltiple que no solo beneficia a las pymes y autónomos sino también a los pequeños inversores. Gracias a este nuevo concepto a las ventajas generales de los <strong>descuentos comerciales</strong> se suman las aportaciones de la especialidad del <strong><em>crowdfactoring</em></strong>. <h2 id="ventajas-descuento-empresas-circulantis"><span style="color: #2ba9d9;">Ventajas de nuestros descuentos para empresas</span></h2> De modo general: <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/liquidez.png') no-repeat left top; padding: 3px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;">Se mejora la liquidez y la solvencia apoyando los presupuestos de caja y solucionando problemas de efectivo.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/agilidad.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;">Se fortalece el balance contable al agilizar los activos circulantes y su rendimiento.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/seguridad.png') no-repeat left top; padding: 3px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 60px; padding-left: 40px;">Se reducen los riesgos en la gestión de cobro.</li> </ul> Específicas del <strong><em>crowdfactoring:</em></strong> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/flexibilidad.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 30px; padding-left: 40px;">Agilidad y sencillez en la solicitud.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/transpariencia.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;">Transparencia en todo el proceso con una plataforma que aporta toda la información necesaria, y es accesible en todo momento.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/fortalece_imagen.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 30px; padding-left: 40px;">Flexibilidad para elegir libremente cómo y cuándo participar.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/rentabilidad.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;">Coste competitivo gracias a nuestra propuesta abierta y pública que garantiza las mejores ofertas para optimizar los tipos de interés. Sin elevadas comisiones, ni gastos extras, ni productos cruzados.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/seguridad_cobros.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;">Es una financiación que no computa como deuda en el CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España), al contrario que la operativa bancaria.</li> </ul> En definitiva, esta forma de financiación bien gestionada es muy valiosa para reforzar la liquidez y proteger las operaciones corrientes, que son aspectos clave para que una pyme sea más solvente. Supone una gran tranquilidad tener el dinero disponible en la cuenta sin tener que esperar. Para que esto sea aún más eficiente es imprescindible cambiar las estrategias de siempre y tener a mano opciones más rápidas y económicas para aprovechar de forma más completa las ventajas del descuento comercial.

El descuento comercial

El descuento comercial forma parte de las alternativas de financiación más rápidas y sencillas para obtener liquidez. Las operativas de descuento se originan cuando el poseedor de un derecho de cobro (a pagar en una fecha determinada) desea convertirlo en efectivo antes de su vencimiento, de ahí surge la necesidad y el procedimiento para lograr el anticipo de ese dinero.

Este recurso constituye una fuente de financiación a corto plazo que resulta muy práctica porque elude obligaciones futuras. La financiación vía préstamos, por ejemplo, exige comprometer una cantidad periódica para devolver el capital prestado más los intereses. Sin embargo, en la financiación con descuento el coste de la operación (intereses, comisiones y gastos) queda descontado directamente en el momento de recibir el dinero, y la entrega del derecho de cobro ya cubre el importe requerido. Sin más preocupaciones para el solicitante.

¿Qué es el descuento comercial?

El descuento comercial está ligado a la actividad de comercio y su gestión principal se basa en conceder descuentos para empresas. Se realiza a través de los títulos o efectos comerciales que éstas reciben de sus clientes como garantía del pago futuro de las facturas. La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y de los autónomos pueden acceder a esta opción en la medida en la que generan crédito comercial al conceder aplazamientos en los pagos.

Es una situación muy habitual porque en las relaciones comerciales es necesaria una gran predisposición hacia el cliente con el objetivo de aumentar las transacciones y mejorar el servicio prestado. Esta estrategia tiene un efecto positivo al facilitar las negociaciones y para captar nuevos clientes pero también supone un peligro importante para la liquidez de una compañía al tener que asumir un tiempo de espera significativo antes de cobrar el importe de una factura. Los descuentos comerciales sirven para paliar este riesgo empresarial proporcionando una financiación rápida y a corto plazo.

El objetivo de los descuentos para empresas, por tanto, es ofrecer la solución de cobrar por anticipado los importes de las facturas que éstas tengan sin vencer. Estos importes deben estar refrendados con algún instrumento que se pueda negociar (como los pagarés) para que se pueda pactar con una compañía financiera la cesión de estos documentos y proceder al adelanto del efectivo.

Acceder a esta solución tiene una ventaja adicional porque libera de todas las tareas administrativas que se tendrían que realizar para una correcta gestión de los cobros. Además de limitar riesgos de retrasos o impagos, según las condiciones que se hayan pactado.

¿Cómo funciona el descuento comercial?

Los descuentos comerciales se formalizan con un contrato entre una empresa y una entidad financiera para determinar las condiciones del servicio y poner en marcha el descuento de efectos.

Los pasos generales son:

  • La empresa solicita el descuento de papel relacionado con las facturas seleccionadas.
  • La compañía financiera evalúa la solvencia de los deudores implicados (los clientes de la empresa) y si la valoración es positiva se determina un nivel de riesgo para concretar el coste de la operación.
  • La empresa entrega las facturas y los títulos objeto del contrato.
  • La entidad financiera procede a anticipar el dinero representado en los títulos, previa deducción de los intereses y comisiones pactadas, y se queda con el papel comercial para cobrarlo a su vencimiento.

Durante mucho tiempo el descuento comercial lo ejercieron, casi en exclusiva, las entidades bancarias, dentro de las prácticas de descuento bancario. Hoy en día está posibilidad es poco eficiente porque la banca está inmersa en un proceso de restructuración muy complejo que merma su negocio y condiciona su beneficio. Esto le obliga a incorporar demasiados costes adicionales en su operativa (varios tipos de comisiones, gastos de estudio o productos cruzados) lo que penaliza a las empresas.

Para que el funcionamiento sea eficaz y útil la entidad que otorga esta financiación debería asegurar dos elementos clave: ofrecer un procedimiento ágil y garantizar el menor coste posible. Sin duda, el coste de la operación es el mayor inconveniente porque reduce los ingresos obtenidos por las ventas. Pero eso no significa que se deba renunciar a las ventajas de este recurso, simplemente hay que buscar opciones que generen menos carga financiera y gastos de gestión, como veremos más adelante.

Tipos de descuento comercial

Hay varias modalidades de descuento comercial para cada necesidad y situación. Se pueden establecer dos grupos de tipologías.

Según el nivel de operaciones:

  • Línea de descuento. Es la fórmula más adecuada cuando se utiliza de forma habitual y recurrente este medio de financiación. En el acuerdo se establece un volumen máximo de negocio en función de la cantidad de operaciones para un periodo concreto. Al tiempo, se efectúa una clasificación de riesgo y se fijan los costes del servicio. Dentro del límite acordado la empresa tramita y descuenta las remesas de facturas que necesita. En el contrato se suelen pactar también las condiciones para la renovación de la línea de descuento según como evolucionen determinados parámetros.
  • Descuento eventual. En este caso, una pyme sólo necesita este tipo de financiación de forma concreta y para operaciones puntuales. O bien tienen poco volumen de operaciones a crédito o puede garantizar la liquidez por otros medios. Cada gestión que se solicita se negocia de forma individualizada.

Según el modo de aplicar el coste del descuento:

  • Descuento al tirón o descuento ordinario. La aplicación de este descuento es la más común y tiene en cuenta el periodo que falta hasta la fecha de vencimiento de los títulos. Al evaluar la operación se calcula una tasa de interés para todo el periodo según la evaluación del riesgo y las características de la solicitud. En el momento del anticipo se descuenta la cantidad que corresponda aplicando el tipo de interés e incluyendo en la fórmula los días restantes hasta el final del plazo. El cálculo de las comisiones se sumará a esa cantidad.
  • Descuento forfait. Al contrario del descuento ordinario aquí el coste de la financiación es un porcentaje fijo sobre el importe solicitado, sin considerar los días que puedan faltar hasta el vencimiento. También se denomina “a tanto alzado” y es una modalidad que se puede utilizar para efectos, deudores y plazos de vencimiento de características similares. Como las comisiones se computan de modo similar el coste total queda valorado en un solo concepto.

En función de la clase de títulos empleados podemos decir que el descuento de pagarés es el medio más frecuente para el descuento de papel comercial. El pagaré, como documento de pago, es un instrumento muy sólido y reconocido, que aporta fuerza legal. Esto le consolida como un valor bastante seguro y las empresas ganan mucho cuando sus clientes les entregan estos documentos para garantizar los pagos futuros.

Modalidades de descuento comercial

El descuento comercial engloba otros conceptos similares:

Descuento de efectos

Los efectos son títulos (como el pagaré o la letra de cambio) que se emiten para garantizar las operaciones de venta con pago aplazado. El descuento de efectos hace referencia a la cesión de esos títulos y sus derechos para obtener financiación.

Descuento de facturas

La factura es un elemento clave para justificar una transacción comercial y acceder al descuento comercial. El descuento de facturas sirve para anticipar el importe de aquellas que quedan pendientes de pago y están avaladas por títulos sólidos.

Descuento por pronto pago

Es otra forma de negociación comercial aplicada a las facturas. Aquí, es la empresa la que ejerce el descuento, proponiendo a su cliente una reducción en la factura si acepta pagar al contado y eludir así la gestión de cobro.

Descuento de letras

La letra de cambio es un título valor que se emite y se entrega a un deudor ordenándole el pago efectivo de una deuda en la fecha indicada en el escrito. En este caso, son las letras aceptadas las que posibilitan el descuento y permiten al beneficiario cobrar su importe por adelantado.

Descuento de pagarés

El descuento de pagarés se activa con un título sólido y fiable, y presenta el valor adicional de que lo emite el deudor, al contrario que la letra, proporcionando con ello una promesa de pago firme. La cesión de un pagaré aporta confianza y facilita la gestión y solicitud ante las compañías financieras, especialmente si lo emiten clientes solventes.

Descuento con recurso

Lo que da sentido a esta financiación es que la entidad financiera pueda cobrar, a su vencimiento, el dinero que ha adelantado. Si la empresa que solicita el descuento admite la cláusula “con recurso” acepta que se puede ir contra ella en caso de impago de su cliente, devolviendo incluso el dinero que haya recibido.

Descuento sin recurso

Cuando la cesión recoge la condición “sin recurso” la empresa queda liberada de cualquier obligación en relación al pago final de la deuda, salvo que el impago venga derivado de alguna disputa comercial por la mercancía o servicio suministrado.

Descuento simple

En estas operaciones hay un valor conocido: el importe (valor nominal) que se va a cobrar en la fecha determinada. El descuento simple es la fórmula general en el ámbito comercial, el tipo de interés acordado se aplica directamente sobre el valor nominal y de ahí se obtiene el coste efectivo del servicio.

Descuento racional

Este método, más matemático, considera que no es igual una cantidad hoy que en un momento futuro y por eso traslada el valor nominal, (lo que se que cobrará), al momento presente. Para el cálculo, hay que tener en cuenta no solo el tipo de interés sino también los días que falta hasta el vencimiento, algo que no considera el descuento simple. La diferencia entre el nominal y su valor presente será el descuento.

Descuento bancario

Son las entidades bancarias las que gestionan los títulos de crédito, y formaliza los contratos de cesión y las operaciones de descuento derivadas de ellos.

El crowdfactoring: el descuento comercial más eficiente

La época en que las pymes disponían toda su estrategia financiera en manos de su banco debe dar paso a otra etapa donde la diversificación y la transparencia tomen el relevo. La excesiva dependencia del crédito bancario ha supuesto un duro varapalo para muchas empresas que se vieron atrapadas en la crisis del sector y las consiguientes restricciones y obstáculos que impusieron a sus clientes.

Pero ahora las pymes no están solas y tienen más posibilidades para diversificar la financiación. La modalidad del crowdfactoring, es una de las opciones más eficaces para el descuento de efectos, especialmente a través de los descuentos de pagarés. Es la propuesta que hacemos desde Circulantis y se ha logrado gracias al esfuerzo de profesionales del sector que han apostado por la inversión colectiva para ofrecer estos servicios de modo más ágil y eficiente. Hemos diseñado una plataforma de participación múltiple que no solo beneficia a las pymes y autónomos sino también a los pequeños inversores.

Gracias a este nuevo concepto a las ventajas generales de los descuentos comerciales se suman las aportaciones de la especialidad del crowdfactoring.

Ventajas de nuestros descuentos para empresas

De modo general:

  • Se mejora la liquidez y la solvencia apoyando los presupuestos de caja y solucionando problemas de efectivo.
  • Se fortalece el balance contable al agilizar los activos circulantes y su rendimiento.
  • Se reducen los riesgos en la gestión de cobro.

Específicas del crowdfactoring:

  • Agilidad y sencillez en la solicitud.
  • Transparencia en todo el proceso con una plataforma que aporta toda la información necesaria, y es accesible en todo momento.
  • Flexibilidad para elegir libremente cómo y cuándo participar.
  • Coste competitivo gracias a nuestra propuesta abierta y pública que garantiza las mejores ofertas para optimizar los tipos de interés. Sin elevadas comisiones, ni gastos extras, ni productos cruzados.
  • Es una financiación que no computa como deuda en el CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España), al contrario que la operativa bancaria.

En definitiva, esta forma de financiación bien gestionada es muy valiosa para reforzar la liquidez y proteger las operaciones corrientes, que son aspectos clave para que una pyme sea más solvente. Supone una gran tranquilidad tener el dinero disponible en la cuenta sin tener que esperar. Para que esto sea aún más eficiente es imprescindible cambiar las estrategias de siempre y tener a mano opciones más rápidas y económicas para aprovechar de forma más completa las ventajas del descuento comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *