Para diagnosticar la salud financiera de una empresa una de las pruebas básicas es analizar su <strong>ratio de endeudamiento</strong>. Es una medida que evalúa el grado de riesgo financiero en función del volumen de recursos externos que utiliza. <span id="more-1858"></span> La financiación externa se registra contablemente en forma de obligaciones y deuda. Son fondos de terceros que hay que devolver, con especial relevancia para la deuda financiera porque incluye también el pago de intereses y gastos. Para sostener mejor el nivel de endeudamiento y garantizar la capacidad de pago es esencial reforzar la liquidez. En <strong>Circulantis,</strong> ofrecemos una fórmula innovadora para el <a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-facturas/" target="_blank" rel="noopener">descuento de facturas</a> de clientes, una solución eficaz para adelantar los cobros pendientes. El <strong>ratio de endeudamiento</strong> expone posibles desequilibrios financieros entre deuda y patrimonio. Por tanto, es importante saber qué es, cómo se calcula y qué análisis se puede extraer de su resultado. <div style="background: aliceblue; padding: 20px; border: 1px solid gray;"> <b>Índice del artículo</b> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#definicion"><strong>1. ¿Qué es el ratio de endeudamiento?</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#calcula"><strong>2. ¿Cómo se calcula?</strong></a> <span style="margin-left: 20px;"><a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#formula"><strong>2.1 Fórmula del ratio de endeudamiento</strong></a></span> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#plazos"><strong>3. Ratio de endeudamiento a corto plazo y largo plazo</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#reducir"><strong>4. ¿Cómo reducir el endeudamiento de una empresa?</strong></a> </div> <h2 id="definicion"><span style="color: #2ba9d9;">¿Qué es el ratio de endeudamiento?</span></h2> El objetivo de un ratio es relacionar dos magnitudes para medir y evaluar la proporción de una respecto de la otra, comparando también el resultado en distintos momentos. En este caso, se trata de confrontar los dos grupos principales en los que se divide el Pasivo del Balance contable. El principio de partida doble que rige la contabilidad implica que toda partida debe tener su contrapartida. Cada bien o derecho al servicio de una empresa (Activo) debe tener un origen o fuente de financiación (Pasivo). Bajo la ecuación [Activo = Pasivo] El pasivo se divide en: <table> <tbody> <tr> <td colspan="2" width="319">PASIVO</td> </tr> <tr> <td colspan="2" width="319"><u>Patrimonio Neto </u> <em>(Capital que pertenece a la sociedad)</em></td> </tr> <tr> <td rowspan="2" width="121"><u>Pasivo Exigible</u> <em>(Deudas y obligaciones con terceros)</em></td> <td width="198">Pasivo exigible no corriente o fijo (a largo plazo)</td> </tr> <tr> <td width="198">Pasivo exigible corriente/ circulante (a corto plazo)</td> </tr> </tbody> </table> El <strong>ratio de endeudamiento</strong> (R.E.) mide la relación entre las dos fuentes de financiación de una empresa: recursos propios y ajenos. Dicho de otro modo, expresa la proporción y la manera en la que participan los acreedores e inversores para financiar la sociedad. Analizar la relación entre deuda y patrimonio da visibilidad a la situación real de un negocio. Es así, porque la riqueza de una compañía no se mide solo por lo que tiene sino por la estructura de su capital: el equilibrio entre lo que tiene y lo que debe. <h2 id="calcula"><span style="color: #2ba9d9;">¿Cómo se calcula?</span></h2> Para calcular este ratio, lo primero es preparar el Balance Contable a la fecha elegida para el análisis. Una vez confeccionado se toman las sumas que representan el patrimonio neto y el pasivo exigible: <u>Patrimonio Neto o fondos propios:</u> <ul> <li>Capital social</li> <li>Reservas</li> <li>Resultado de ejercicios anteriores (+/-)</li> <li>Subvenciones y donaciones</li> </ul> El calificativo de “neto” expresa que está descontada cualquier pérdida patrimonial, sobre todo, por resultados negativos en los ejercicios anteriores. Son pérdidas que soportan los socios. <u>Pasivo Exigible o financiación externa: </u> Deudas y obligaciones con terceros: en forma de préstamos o créditos con compañías financieras y otros deudores por la actividad comercial o de negocio (proveedores y acreedores). Como hemos visto, se divide en: <ul> <li>Pasivo corriente o circulante: cuentas a pagar a corto plazo, antes de un año.</li> <li>Pasivo no corriente: deudas a largo plazo, a más de un año.</li> </ul> <u>Cálculo del <strong>ratio de endeudamiento</strong> (R.E.):</u> Hay dos formas: <ul> <li>Comparar directamente deuda con patrimonio neto.</li> <li>Compararla con el total del pasivo.</li> </ul> Una tercera alternativa muy útil es dividir el ratio en dos: separando el pasivo exigible a largo plazo y a corto. <h3 id="formula">Fórmula del ratio de endeudamiento</h3> Las dos opciones se expresan de esta manera: <strong><u>Ratio de endeudamiento, formula:</u></strong> <ol start="1"> <li>Sobre el valor neto</li> </ol> <table> <tbody> <tr> <td rowspan="2" width="78"><strong> R.E.  =</strong></td> <td width="142">Pasivo Exigible</td> </tr> <tr> <td width="142">Patrimonio Neto</td> </tr> </tbody> </table> El resultado indica cuántos euros de financiación externa (pasivo exigible) tiene una empresa en relación a cada euro propio. Un ratio de 0,6 significa que hay 0,6 € de capital ajeno por cada uno propio. A partir de uno, las obligaciones superan el patrimonio y la situación puede ser crítica, aunque depende de las circunstancias de la compañía y el sector en el que actúe. <ol start="2"> <li>Sobre el total del pasivo</li> </ol> Este indicador resulta más clarificador en forma de porcentaje: <table> <tbody> <tr> <td rowspan="2" width="92">R.E. %  =</td> <td width="274">Pasivo exigible</td> <td rowspan="2" width="57">x 100</td> </tr> <tr> <td width="274">Pasivo Total (exigible + patrimonio neto)</td> </tr> </tbody> </table> En este caso, un 0,6, significa que de cada 100 euros con los que cuenta la empresa, 60 euros corresponden a préstamos y obligaciones con terceros. Un resultado de 1 (100%) refleja que todo el pasivo es deuda (el patrimonio se ha perdido). Por el otro lado, un R.E.=0 muestra una compañía con total independencia, no le debe nada a nadie (pasivo exigible = 0). Sobre el total del pasivo, se considera un <strong>valor óptimo para el ratio de endeudamiento entre 0,4 y 0,6 </strong>(40-60%). <strong><u>Ratio endeudamiento, interpretación:</u></strong> Al ser un indicador general está expuesto a diferencias de interpretación según la actividad o el tipo de negocio. Por ejemplo: <ul> <li>Las empresas industriales o de construcción necesitan una mayor inversión y pueden tener un nivel de endeudamiento más alto sin que esto sea grave. Solo ha de estar bien planificado, con la mayor parte de la deuda a largo plazo y con buenas perspectivas de rentabilidad respecto al coste.</li> <li>Las empresas de servicios necesitan estar en un nivel más cerca del óptimo para mantener una proporción equilibrada y garantizar la capacidad de pago.</li> <li>La deuda a corto plazo que proviene del crédito comercial -aplazamientos que conceden los proveedores para pagar las facturas- bien tratada supone una ventaja el poder utilizar los bienes y servicios adquiridos sin pagar por ellos de inmediato.</li> </ul> Teniendo en cuenta que el rango óptimo para el R.E. sobre el total del pasivo está entre [0,4-0,6] se pueden analizar otros escenarios: <table> <tbody> <tr> <td width="520">R.E. neto (deuda/patrimonio) igual o menor que 1</td> </tr> <tr> <td width="520"><em>El R.E. sobre el total (deuda/pasivo total) será inferior a 0,5</em> <em>(<strong>óptimo por encima de 0,4)</strong></em> <em>Si se baja del valor mínimo (0,4) puede suponer una limitación para el crecimiento y el desarrollo porque hay margen para ampliar los recursos externos, invertir y ganar capacidad operativa.</em></td> </tr> <tr> <td width="520"><u>R.E. neto mayor que 1</u></td> </tr> <tr> <td width="520">è <em>R.E. sobre el total será mayor que 0,5  (<strong>óptimo hasta 0,6</strong>)</em> <em><u>Riesgo:</u></em> <em>Por encima de 0,6, la situación empieza a ser crítica. El exceso de endeudamiento debería ser puntual y muy productivo. Si solo está tapando las deudas anteriores la credibilidad del negocio caerá y será casi imposible acceder a nuevos fondos, llegando a la asfixia financiera.</em></td> </tr> </tbody> </table> Hay que poner en valor el potencial y las circunstancias de cada empresa: Un negocio productivo y creciendo puede obtener mayor rentabilidad con un aporte de capital extra, cuando el rendimiento supera el coste de ese dinero. Al contrario, si la rentabilidad de la actividad no permite afrontar los pagos a terceros, por pocos que estos sean, es un riesgo serio. <h2 id="plazos"><span style="color: #2ba9d9;">Ratio de endeudamiento a corto plazo y largo plazo</span></h2> Es importante diferenciar el horizonte temporal de las obligaciones. No es igual la deuda que hay que afrontar a corto plazo, antes de un año, que aquella que tiene un plazo superior. Esto da cabida a utilizar dos medidas según el plazo de pago. Se separa el ratio general en dos: <strong>ratio de endeudamiento a corto plazo</strong> y <strong>ratio de endeudamiento a largo plazo</strong>. Esto permite diferenciar la relación entre la deuda exigible, tanto a corto plazo como a largo plazo, en relación al total del patrimonio neto. <img class="size-full wp-image-1860" src="https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2019/04/ratio-endeudamiento-empresa-img1-circulantis.jpg" alt="ratio endeudamiento empresa img1 - circulantis" width="539" height="98" /> Los valores nuevos también están en el Balance: <u>Pasivo corriente o circulante: </u> <ul> <li>Provisiones a corto</li> <li>Créditos a corto plazo con entidades financieras</li> <li>Acreedores comerciales (proveedores) y otras cuentas a pagar</li> <li>Periodificaciones a corto.</li> </ul> <u>Pasivo no corriente: </u> <ul> <li>Provisiones a largo plazo</li> <li>Créditos a largo plazo con entidades financieras</li> <li>Pasivos por impuestos diferidos</li> </ul> La planificación temporal es clave para controlar bien la deuda. Las inversiones en vehículos, equipos o inmuebles se deben financiar a largo plazo, para pagar la mayor parte cuando los activos empiezan a dar rentabilidad. Si se hace al revés, sería igual que apostar por el futuro perjudicando seriamente la solvencia actual. A corto plazo, para la actividad corriente, hay que buscar soluciones rápidas y de bajo coste. La mayoría de las pymes se financian con el crédito comercial, es decir, buscan pagar a los proveedores lo más tarde posible y agilizar el cobro de sus propias facturas. En <strong>Circulantis</strong>, con la financiación participativa del crowdlending, logramos un mecanismo para <a href="https://circulantis.com/blog/el-anticipo-de-facturas/" target="_blank" rel="noopener">anticipar facturas</a> ágil y eficiente. Una solución perfecta para cobrar antes y aprovechar aún más los aplazamientos de los proveedores. <span style="color: #ff0000;">Ejemplo de composición del R.E en sus distintas formas.</span> <a href="http://www.acerinox.com/opencms901/export/sites/acerinox/.content/galerias/galeria-descargas/informacion-eco-financiera/memoria-e-informe-anual/Informe-Financiero-Anual-2017.pdf" target="_blank" rel="noopener"><em>Balance Acerinox</em></a><em><u> (31/12/2017) en miles de euros</u></em> <table> <tbody> <tr> <td colspan="2" width="217">ACTIVO</td> <td colspan="2" width="198">PASIVO</td> </tr> <tr> <td width="137">No corriente</td> <td width="81">2.147.618</td> <td width="123">Patrimonio Neto</td> <td width="76">1.970.296</td> </tr> <tr> <td width="137">Corriente</td> <td width="81">2.256.394</td> <td width="123">Pasivo no corriente</td> <td width="76">1.149.377</td> </tr> <tr> <td width="137">(Tesorería: 620.536)</td> <td width="81"></td> <td width="123">Pasivo corriente</td> <td width="76">1.284.339</td> </tr> <tr> <td width="137"><strong>Total</strong></td> <td width="81"><strong>4.404.012</strong></td> <td width="123"><strong> </strong></td> <td width="76"><strong>4.404.012</strong></td> </tr> </tbody> </table> <table width="487"> <tbody> <tr> <td width="123"><strong>Ratio s/total %</strong></td> <td width="149"><strong>R. Deuda/Patrimonio</strong></td> <td width="107"><strong>Largo plazo</strong></td> <td width="107"><strong>Corto plazo</strong></td> </tr> <tr> <td width="123">2433,72/4404,01</td> <td width="149">2433,72/1970,29</td> <td width="107">1149,38/1970,29</td> <td width="107">1284,34/1970,29</td> </tr> <tr> <td width="123"><strong>0,55 (55%)</strong></td> <td width="149">1,23</td> <td width="107">0,58</td> <td width="107">0,65</td> </tr> </tbody> </table> El indicador está dentro del baremo óptimo [0,4-0,6] a pesar de un ratio neto superior a uno. La cifra de negocio (4.626.855) y el resultado final del ejercicio (234.144) son un buen soporte financiero. Los ratios de liquidez, que miden la solvencia a corto plazo, también son muy sólidos: <u>Ratio de liquidez</u> = activo corriente / pasivo corriente =  1,75 (óptimo 1,5-2) <u>Ratio de tesorería</u> = Tesorería (620536) / pasivo corriente = 0,48 (óptimo 0,15-0,3). <h2 id="reducir"><span style="color: #2ba9d9;">¿Cómo reducir el endeudamiento de una empresa?</span></h2> El <strong>endeudamiento de una empresa </strong>debe estar proporcionado a su capacidad operativa. Es razonable, e incluso necesario en algunos momentos, recurrir a capital externo para potenciar la actividad, pero siempre con una buena planificación. De todas formas, conviene revisar las cuentas y reducir el endeudamiento lo máximo posible. Un ratio muy alto genera mucha dependencia y aleja a nuevos inversores porque en caso de insolvencia tendrán más difícil recuperar el dinero. Hay estrategias que ayudan a reducir el endeudamiento: <ul> <li><u>Optimizar los activos</u>. Una estructura eficiente mejora la capacidad operativa, reduce costes y eleva el margen de maniobra para evitar financiación innecesaria.</li> <li><u>Control tesorería. </u>La tesorería y los derechos de cobro otorgan liquidez inmediata. La liquidez refuerza la seguridad y la solvencia a corto plazo. La mejor garantía para afrontar el futuro es un presente solvente.</li> <li><u>Planificar las necesidades de financiación.</u> Cuánto se necesita, en qué plazo y para qué. A largo plazo, para inversiones bien planificadas, y a corto, para ganar efectivo controlando los plazos de cobro y pago.</li> <li><u>Mejorar la estrategia comercial</u>. Un negocio con pérdidas reduce el patrimonio social y aumenta directamente el grado de endeudamiento y la confianza externa.</li> </ul> La liquidez es un objetivo clave. Muchas veces, tener que endeudarse es consecuencia de un momento de falta de efectivo. Es importante entender que la gestión adecuada de los activos facilita el flujo de efectivo, alimenta la tesorería y elimina riesgos innecesarios. Los derechos de cobro de facturas, como los pagarés, son una vía de liquidez rápida y sencilla para adelantar el dinero pendiente sin esperar al vencimiento para cobrar. Con <strong>Circulantis</strong>, este servicio no computa en la CIRBE (Central de riesgos del Banco de España).

Ratio de endeudamiento de una empresa y cómo controlarlo

Para diagnosticar la salud financiera de una empresa una de las pruebas básicas es analizar su ratio de endeudamiento. Es una medida que evalúa el grado de riesgo financiero en función del volumen de recursos externos que utiliza.

La financiación externa se registra contablemente en forma de obligaciones y deuda. Son fondos de terceros que hay que devolver, con especial relevancia para la deuda financiera porque incluye también el pago de intereses y gastos.

Para sostener mejor el nivel de endeudamiento y garantizar la capacidad de pago es esencial reforzar la liquidez. En Circulantis, ofrecemos una fórmula innovadora para el descuento de facturas de clientes, una solución eficaz para adelantar los cobros pendientes.

El ratio de endeudamiento expone posibles desequilibrios financieros entre deuda y patrimonio. Por tanto, es importante saber qué es, cómo se calcula y qué análisis se puede extraer de su resultado.

¿Qué es el ratio de endeudamiento?

El objetivo de un ratio es relacionar dos magnitudes para medir y evaluar la proporción de una respecto de la otra, comparando también el resultado en distintos momentos. En este caso, se trata de confrontar los dos grupos principales en los que se divide el Pasivo del Balance contable.

El principio de partida doble que rige la contabilidad implica que toda partida debe tener su contrapartida. Cada bien o derecho al servicio de una empresa (Activo) debe tener un origen o fuente de financiación (Pasivo). Bajo la ecuación [Activo = Pasivo]

El pasivo se divide en:

PASIVO
Patrimonio Neto

(Capital que pertenece a la sociedad)

Pasivo Exigible

(Deudas y obligaciones con terceros)

Pasivo exigible no corriente o fijo (a largo plazo)
Pasivo exigible corriente/ circulante (a corto plazo)

El ratio de endeudamiento (R.E.) mide la relación entre las dos fuentes de financiación de una empresa: recursos propios y ajenos. Dicho de otro modo, expresa la proporción y la manera en la que participan los acreedores e inversores para financiar la sociedad.

Analizar la relación entre deuda y patrimonio da visibilidad a la situación real de un negocio. Es así, porque la riqueza de una compañía no se mide solo por lo que tiene sino por la estructura de su capital: el equilibrio entre lo que tiene y lo que debe.

¿Cómo se calcula?

Para calcular este ratio, lo primero es preparar el Balance Contable a la fecha elegida para el análisis. Una vez confeccionado se toman las sumas que representan el patrimonio neto y el pasivo exigible:

Patrimonio Neto o fondos propios:

  • Capital social
  • Reservas
  • Resultado de ejercicios anteriores (+/-)
  • Subvenciones y donaciones

El calificativo de “neto” expresa que está descontada cualquier pérdida patrimonial, sobre todo, por resultados negativos en los ejercicios anteriores. Son pérdidas que soportan los socios.

Pasivo Exigible o financiación externa:

Deudas y obligaciones con terceros: en forma de préstamos o créditos con compañías financieras y otros deudores por la actividad comercial o de negocio (proveedores y acreedores).

Como hemos visto, se divide en:

  • Pasivo corriente o circulante: cuentas a pagar a corto plazo, antes de un año.
  • Pasivo no corriente: deudas a largo plazo, a más de un año.

Cálculo del ratio de endeudamiento (R.E.):

Hay dos formas:

  • Comparar directamente deuda con patrimonio neto.
  • Compararla con el total del pasivo.

Una tercera alternativa muy útil es dividir el ratio en dos: separando el pasivo exigible a largo plazo y a corto.

Fórmula del ratio de endeudamiento

Las dos opciones se expresan de esta manera:

Ratio de endeudamiento, formula:

  1. Sobre el valor neto
 R.E.  =Pasivo Exigible
Patrimonio Neto

El resultado indica cuántos euros de financiación externa (pasivo exigible) tiene una empresa en relación a cada euro propio. Un ratio de 0,6 significa que hay 0,6 € de capital ajeno por cada uno propio.

A partir de uno, las obligaciones superan el patrimonio y la situación puede ser crítica, aunque depende de las circunstancias de la compañía y el sector en el que actúe.

  1. Sobre el total del pasivo

Este indicador resulta más clarificador en forma de porcentaje:

R.E. %  =Pasivo exigiblex 100
Pasivo Total (exigible + patrimonio neto)

En este caso, un 0,6, significa que de cada 100 euros con los que cuenta la empresa, 60 euros corresponden a préstamos y obligaciones con terceros.

Un resultado de 1 (100%) refleja que todo el pasivo es deuda (el patrimonio se ha perdido). Por el otro lado, un R.E.=0 muestra una compañía con total independencia, no le debe nada a nadie (pasivo exigible = 0).

Sobre el total del pasivo, se considera un valor óptimo para el ratio de endeudamiento entre 0,4 y 0,6 (40-60%).

Ratio endeudamiento, interpretación:

Al ser un indicador general está expuesto a diferencias de interpretación según la actividad o el tipo de negocio. Por ejemplo:

  • Las empresas industriales o de construcción necesitan una mayor inversión y pueden tener un nivel de endeudamiento más alto sin que esto sea grave. Solo ha de estar bien planificado, con la mayor parte de la deuda a largo plazo y con buenas perspectivas de rentabilidad respecto al coste.
  • Las empresas de servicios necesitan estar en un nivel más cerca del óptimo para mantener una proporción equilibrada y garantizar la capacidad de pago.
  • La deuda a corto plazo que proviene del crédito comercial -aplazamientos que conceden los proveedores para pagar las facturas- bien tratada supone una ventaja el poder utilizar los bienes y servicios adquiridos sin pagar por ellos de inmediato.

Teniendo en cuenta que el rango óptimo para el R.E. sobre el total del pasivo está entre [0,4-0,6] se pueden analizar otros escenarios:

R.E. neto (deuda/patrimonio) igual o menor que 1
El R.E. sobre el total (deuda/pasivo total) será inferior a 0,5

(óptimo por encima de 0,4)

Si se baja del valor mínimo (0,4) puede suponer una limitación para el crecimiento y el desarrollo porque hay margen para ampliar los recursos externos, invertir y ganar capacidad operativa.

R.E. neto mayor que 1
è R.E. sobre el total será mayor que 0,5  (óptimo hasta 0,6)

Riesgo:

Por encima de 0,6, la situación empieza a ser crítica. El exceso de endeudamiento debería ser puntual y muy productivo. Si solo está tapando las deudas anteriores la credibilidad del negocio caerá y será casi imposible acceder a nuevos fondos, llegando a la asfixia financiera.

Hay que poner en valor el potencial y las circunstancias de cada empresa:

Un negocio productivo y creciendo puede obtener mayor rentabilidad con un aporte de capital extra, cuando el rendimiento supera el coste de ese dinero. Al contrario, si la rentabilidad de la actividad no permite afrontar los pagos a terceros, por pocos que estos sean, es un riesgo serio.

Ratio de endeudamiento a corto plazo y largo plazo

Es importante diferenciar el horizonte temporal de las obligaciones. No es igual la deuda que hay que afrontar a corto plazo, antes de un año, que aquella que tiene un plazo superior. Esto da cabida a utilizar dos medidas según el plazo de pago.

Se separa el ratio general en dos: ratio de endeudamiento a corto plazo y ratio de endeudamiento a largo plazo. Esto permite diferenciar la relación entre la deuda exigible, tanto a corto plazo como a largo plazo, en relación al total del patrimonio neto.

ratio endeudamiento empresa img1 - circulantis

Los valores nuevos también están en el Balance:

Pasivo corriente o circulante:

  • Provisiones a corto
  • Créditos a corto plazo con entidades financieras
  • Acreedores comerciales (proveedores) y otras cuentas a pagar
  • Periodificaciones a corto.

Pasivo no corriente:

  • Provisiones a largo plazo
  • Créditos a largo plazo con entidades financieras
  • Pasivos por impuestos diferidos

La planificación temporal es clave para controlar bien la deuda.

Las inversiones en vehículos, equipos o inmuebles se deben financiar a largo plazo, para pagar la mayor parte cuando los activos empiezan a dar rentabilidad. Si se hace al revés, sería igual que apostar por el futuro perjudicando seriamente la solvencia actual.

A corto plazo, para la actividad corriente, hay que buscar soluciones rápidas y de bajo coste. La mayoría de las pymes se financian con el crédito comercial, es decir, buscan pagar a los proveedores lo más tarde posible y agilizar el cobro de sus propias facturas.

En Circulantis, con la financiación participativa del crowdlending, logramos un mecanismo para anticipar facturas ágil y eficiente. Una solución perfecta para cobrar antes y aprovechar aún más los aplazamientos de los proveedores.

Ejemplo de composición del R.E en sus distintas formas.

Balance Acerinox (31/12/2017) en miles de euros

ACTIVOPASIVO
No corriente2.147.618Patrimonio Neto1.970.296
Corriente2.256.394Pasivo no corriente1.149.377
(Tesorería: 620.536)Pasivo corriente1.284.339
Total4.404.012 4.404.012
Ratio s/total %R. Deuda/PatrimonioLargo plazoCorto plazo
2433,72/4404,012433,72/1970,291149,38/1970,291284,34/1970,29
0,55 (55%)1,230,580,65

El indicador está dentro del baremo óptimo [0,4-0,6] a pesar de un ratio neto superior a uno. La cifra de negocio (4.626.855) y el resultado final del ejercicio (234.144) son un buen soporte financiero.

Los ratios de liquidez, que miden la solvencia a corto plazo, también son muy sólidos:

Ratio de liquidez = activo corriente / pasivo corriente =  1,75 (óptimo 1,5-2)

Ratio de tesorería = Tesorería (620536) / pasivo corriente = 0,48 (óptimo 0,15-0,3).

¿Cómo reducir el endeudamiento de una empresa?

El endeudamiento de una empresa debe estar proporcionado a su capacidad operativa. Es razonable, e incluso necesario en algunos momentos, recurrir a capital externo para potenciar la actividad, pero siempre con una buena planificación.

De todas formas, conviene revisar las cuentas y reducir el endeudamiento lo máximo posible. Un ratio muy alto genera mucha dependencia y aleja a nuevos inversores porque en caso de insolvencia tendrán más difícil recuperar el dinero.

Hay estrategias que ayudan a reducir el endeudamiento:

  • Optimizar los activos. Una estructura eficiente mejora la capacidad operativa, reduce costes y eleva el margen de maniobra para evitar financiación innecesaria.
  • Control tesorería. La tesorería y los derechos de cobro otorgan liquidez inmediata. La liquidez refuerza la seguridad y la solvencia a corto plazo. La mejor garantía para afrontar el futuro es un presente solvente.
  • Planificar las necesidades de financiación. Cuánto se necesita, en qué plazo y para qué. A largo plazo, para inversiones bien planificadas, y a corto, para ganar efectivo controlando los plazos de cobro y pago.
  • Mejorar la estrategia comercial. Un negocio con pérdidas reduce el patrimonio social y aumenta directamente el grado de endeudamiento y la confianza externa.

La liquidez es un objetivo clave. Muchas veces, tener que endeudarse es consecuencia de un momento de falta de efectivo. Es importante entender que la gestión adecuada de los activos facilita el flujo de efectivo, alimenta la tesorería y elimina riesgos innecesarios.

Los derechos de cobro de facturas, como los pagarés, son una vía de liquidez rápida y sencilla para adelantar el dinero pendiente sin esperar al vencimiento para cobrar. Con Circulantis, este servicio no computa en la CIRBE (Central de riesgos del Banco de España).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *