Descuento de facturas

Para ganar la carrera de la competitividad es necesario ser más eficiente en todos los procesos, ser riguroso con los gastos y también tener capacidad para gestionar eficazmente todo el proceso de venta.

En Circulantis comprendemos que la facturación es una tarea clave, más aún cuando se le concede al cliente un aplazamiento en el pago. Por eso, defendemos el descuento de facturas como un gran aliado en la gestión de cobro porque permite recuperar el dinero antes de la fecha pactada de pago.

En la facturación también está en juego la imagen de la empresa. Genera unas responsabilidades contables y fiscales que no pueden tener un papel secundario. Es preciso registrar cada operación correctamente e indicar en la factura los datos de todas las entregas de material o justificantes de los servicios prestados para que no haya errores que impliquen reclamaciones y retrasos en los pagos.

¿Qué es el descuento de facturas?

El descuento de facturas es una forma de financiación para empresas a corto plazo, en la cual se anticipa el dinero a recibir por un cliente.

La utilización habitual del crédito comercial como vía de negociación, es un hándicap añadido para autónomos y pymes. Para tener más seguridad en las ventas a crédito es importante solicitar a los clientes compromisos de pago fiables, como los pagarés. Son títulos que se emiten como promesa de pago de una deuda en una fecha concreta.

¿En que consiste el descuento de facturas?

Se cede un pagaré, un derecho de cobro, a cambio de recibir su importe por adelantado, aplicando un porcentaje de descuento como coste de la operación. Con el dinero en la mano ya no hay más cargos ni preocupaciones.

Al ser fácil transmitirlos, para las pymes garantizan operaciones de financiación sencillas en forma de cesión de crédito.

Este es el objetivo del anticipo de facturas realizado a través de una operación de descuento de pagarés

¿En qué beneficia el descuento facturas?

Estas son las principales ventajas del descuento de facturas:

  • Se puede vender a crédito cobrando prácticamente en efectivo. Los activos comerciales ganan valor real al pasar directamente a cuentas de liquidez inmediata, más funcionales y útiles.
  • La actividad comercial cuesta dinero: compra de productos, trabajo administrativo, transporte, almacenaje y otros. Es esencial recuperar cuanto antes esos gastos, más el margen de venta, para no sufrir desequilibrios financieros.
  • La gestión de cobro de las facturas pendientes de pago deja de ser un problema. El trabajo y el coste de los trámites de gestión ya no son necesarios.
  • Mejora la gestión de las liquidaciones de IVA al tener en caja el importe repercutido en las facturas y evitar adelantar dinero aún no cobrado.

¿Por qué utilizar el descuento de facturas con Circulantis?

En Circulantis, tenemos como objetivo reducir al mínimo el principal inconveniente de esta operación, que es el coste del descuento. Algunos autónomos o empresas pequeñas rehúyen esta opción para no reducir el poco margen que ganan con las ventas. Es comprensible, pero se exponen así a un grave riesgo de liquidez que puede salir muy caro.

Nosotros empleamos el modelo de financiación colectiva, conocido como crowdlending, en forma de una subasta libre y abierta. Las pymes publican sus pagarés y su precio objetivo, y son los inversores registrados los que deciden si invierten en ellos o no. Todos salen ganando, que es nuestro propósito.

Tenemos, como meta, ofrecer una operación que sea:

  • Rápida, sencilla y transparente.
  • De fácil acceso para cualquier pyme, solo pedimos la documentación imprescindible para analizar la operación. Actuamos con profesionalidad.
  • Sin cargos adicionales por comisiones o por la obligación de contratar otros productos. Máxima libertad de actuación, sin peros.
  • No repercute como endeudamiento en el CIRBE.

Las empresas que tienen la suerte de cobrar al contado solo asumen la inseguridad de no vender lo suficiente. Aquellas que, además, conceden crédito a sus clientes elevan la amenaza de falta de liquidez y el riesgo de insolvencia. Si es posible, más vale cobrar un poco más al cliente antes de renunciar a tener cuanto antes el dinero ganado con esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *