Las comisiones están tan presentes en el mundo financiero que ya nos hemos resignado a vivir con ellas. A la baja rentabilidad de muchos de los productos habituales: depósitos, cuentas a plazo o fondos de inversión hay que restarle el “pellizco” que proviene de los gastos y comisiones, para redondear la sensación de que no se gana nada con el ahorro. <span id="more-583"></span> Los inversores bursátiles tampoco se salvan. Además de pagar por los servicios de los gestores de carteras o analistas hay una comisión de ejecución por cada orden de compra o venta, sumada al canon  que puede cobrar cada Bolsa por sus operaciones. Eso sin contar los gastos adicionales de administración, custodia de valores o cobro de dividendos. En otros momentos estas comisiones eran asumibles porque los productos financieros ofrecían una rentabilidad suficiente, pero ahora, con los tipos de interés tan bajos son un condicionante muy importante a la hora de tomar las decisiones de inversión. <h3>El lema del inversor: analizar y comparar</h3> Las comisiones representan el pago que se realiza por un servicio. En el caso de las inversiones será la compensación por el trabajo que realizan las entidades financieras o gestores profesionales para formalizar y administrar el producto de inversión que se contrata. Entre dos opciones que ofrecen una rentabilidad similar puede haber diferencias significativas en función de los cargos que aplique cada gestora. Cuando se comparan varias alternativas de inversión hay que hacerlo en términos de resultados reales. Para ello hay que analizar con cuidado las comisiones y gastos que pueda tener cada una. No solo las básicas (de gestión, suscripción o reembolso) sino también aquellas que puedan penalizar los cambios en las condiciones pactadas o supongan otros compromisos y obligaciones contractuales. Vamos a prescindir en este caso del análisis del riesgo, que también es un factor fundamental aunque menos predecible y, en todo caso, depende del perfil de cada inversor. En las inversiones a largo plazo también hay que tener en cuenta el valor del dinero en el tiempo. La inflación se ha mantenido en torno a cero en los últimos años por lo que no era una amenaza. Pero ahora está repuntando y si no va acompañada de una subida de tipos puede provocar que el resultado a un plazo más largo genere rentabilidades reales más pequeñas debido a la pérdida de valor del dinero. <h3>Es hora de probar nuevas alternativas</h3> En <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>Circulantis</strong></a> proponemos a los inversores una nueva fórmula para invertir sin quebraderos de cabeza. Ofrecemos un producto sencillo, rentable y de bajo riesgo, gestionado a través de la modalidad del <a href="https://circulantis.com/blog/crowdfactoring-que-es-y-como-funciona/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong><em>crowdfactoring</em></strong></a>. Desde nuestra plataforma de inversión, en forma de subasta, se podrán adquirir títulos de crédito comerciales (<a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>pagarés</strong></a> de empresa). Son documentos que emiten los deudores como garantía de pago de las facturas. Se adquieren por debajo de su valor nominal y nosotros realizamos la gestión de cobro a su vencimiento para entregar el montante completo. Para compensar nuestro servicio solo deducimos un pequeño porcentaje como tarifa de gestión. Esta cantidad estará definida de forma clara y transparente desde el primer momento, sin más condicionantes ni obligaciones. Al ser una operación a corto plazo la rentabilidad se obtiene en poco tiempo y se evitan los efectos de la inflación con plazos de reembolso más largos. En definitiva, una fórmula de inversión que elude la mayoría de las comisiones habituales y permite una gran liquidez. Un modelo que ofrece muchas posibilidades dentro de la plataforma para <strong>combinar entre distintas rentabilidades, plazos y riesgos</strong>. Otorga un alto poder para manejar de forma individual los fondos porque el funcionamiento es muy sencillo y transparente. Además es asequible para cualquiera al poder operar con poco dinero. Probar y <a href="https://circulantis.com/blog/innovar-y-diversificar-la-financiacion-la-mejor-estrategia/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">diversificar</a> es la estrategia de los mejores inversores.

¿Cómo invertir sin tantas comisiones?

Las comisiones están tan presentes en el mundo financiero que ya nos hemos resignado a vivir con ellas. A la baja rentabilidad de muchos de los productos habituales: depósitos, cuentas a plazo o fondos de inversión hay que restarle el “pellizco” que proviene de los gastos y comisiones, para redondear la sensación de que no se gana nada con el ahorro.

Los inversores bursátiles tampoco se salvan. Además de pagar por los servicios de los gestores de carteras o analistas hay una comisión de ejecución por cada orden de compra o venta, sumada al canon  que puede cobrar cada Bolsa por sus operaciones. Eso sin contar los gastos adicionales de administración, custodia de valores o cobro de dividendos.

En otros momentos estas comisiones eran asumibles porque los productos financieros ofrecían una rentabilidad suficiente, pero ahora, con los tipos de interés tan bajos son un condicionante muy importante a la hora de tomar las decisiones de inversión.

El lema del inversor: analizar y comparar

Las comisiones representan el pago que se realiza por un servicio. En el caso de las inversiones será la compensación por el trabajo que realizan las entidades financieras o gestores profesionales para formalizar y administrar el producto de inversión que se contrata. Entre dos opciones que ofrecen una rentabilidad similar puede haber diferencias significativas en función de los cargos que aplique cada gestora.

Cuando se comparan varias alternativas de inversión hay que hacerlo en términos de resultados reales. Para ello hay que analizar con cuidado las comisiones y gastos que pueda tener cada una. No solo las básicas (de gestión, suscripción o reembolso) sino también aquellas que puedan penalizar los cambios en las condiciones pactadas o supongan otros compromisos y obligaciones contractuales. Vamos a prescindir en este caso del análisis del riesgo, que también es un factor fundamental aunque menos predecible y, en todo caso, depende del perfil de cada inversor.

En las inversiones a largo plazo también hay que tener en cuenta el valor del dinero en el tiempo. La inflación se ha mantenido en torno a cero en los últimos años por lo que no era una amenaza. Pero ahora está repuntando y si no va acompañada de una subida de tipos puede provocar que el resultado a un plazo más largo genere rentabilidades reales más pequeñas debido a la pérdida de valor del dinero.

Es hora de probar nuevas alternativas

En Circulantis proponemos a los inversores una nueva fórmula para invertir sin quebraderos de cabeza. Ofrecemos un producto sencillo, rentable y de bajo riesgo, gestionado a través de la modalidad del crowdfactoring. Desde nuestra plataforma de inversión, en forma de subasta, se podrán adquirir títulos de crédito comerciales (pagarés de empresa). Son documentos que emiten los deudores como garantía de pago de las facturas. Se adquieren por debajo de su valor nominal y nosotros realizamos la gestión de cobro a su vencimiento para entregar el montante completo.

Para compensar nuestro servicio solo deducimos un pequeño porcentaje como tarifa de gestión. Esta cantidad estará definida de forma clara y transparente desde el primer momento, sin más condicionantes ni obligaciones. Al ser una operación a corto plazo la rentabilidad se obtiene en poco tiempo y se evitan los efectos de la inflación con plazos de reembolso más largos.

En definitiva, una fórmula de inversión que elude la mayoría de las comisiones habituales y permite una gran liquidez. Un modelo que ofrece muchas posibilidades dentro de la plataforma para combinar entre distintas rentabilidades, plazos y riesgos. Otorga un alto poder para manejar de forma individual los fondos porque el funcionamiento es muy sencillo y transparente. Además es asequible para cualquiera al poder operar con poco dinero.

Probar y diversificar es la estrategia de los mejores inversores.

2 opiniones en “¿Cómo invertir sin tantas comisiones?”

  1. Buenos días soy particular, quería saber si tienen algún producto de reuníficación de deuda, estoy buscando alternativas al banco, ya que ellos no me dan oportunidad por el tema de asnef
    o recomendarme alguna entidad , muchas gracias

    1. Gracias por contactar con nosotros Raul, lamentablemente no ofrecemos servicio de reunificación de deudas. Actualmente ofrecemos financiación a autónomos y empresas mediante operaciones de descuento de pagarés y anticipo de facturas. Quedamos a tu disposición para cualquier asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *