Los riesgos en la inversión

Tras el escándalo generado con la comercialización, por parte de algunas entidades bancarias, de productos de inversión peligrosos para sus clientes las medidas de corrección han ido poco a poco tomando forma. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha propuesto como uno de sus objetivos prioritarios para este año la vigilancia de determinados productos financieros complejos para proteger a los inversores. Es especialmente importante para este organismo el impulso de una mayor transparencia e integridad en el mercado financiero y también el fomento de una mayor educación en este ámbito.

Esta iniciativa es fundamental porque se siguen encontrando en el mercado instrumentos de inversión que pueden resultar perjudiciales para los ahorradores, en concreto avisan de  seis áreas de productos bancarios que no son aconsejables para los pequeños inversores. La CNMV tiene previsto elaborar una lista de valores peligrosos clasificados según su nivel de riesgo. Este protocolo servirá como norma para cumplir con la obligación de informar y explicar con claridad cada producto financiero dentro del proceso de venta que realizan las entidades, todo ello acompañado del consentimiento explicito por parte de los clientes.

Reglas para controlar el riesgo en la inversión

Con todo, los expertos recomiendan a los inversores unas sencillas pautas de actuación para evitar peligros innecesarios. A veces, las promesas de una alta rentabilidad pueden condicionar la cautela necesaria en estos casos para saber realmente lo que se está contratando, es necesario actuar con precaución porque es nuestro dinero lo que está en juego.

Entre los consejos básicos están los siguientes:

  • Diversificar la financiación y priorizar los activos con mayor liquidez (aunque la rentabilidad pueda ser menor). Esta estrategia protege más y garantiza siempre tener poder adquisitivo.
  • No contratar aquello que no se entienda, al menos en sus aspectos esenciales (cómo se obtiene la rentabilidad, qué comisiones o gastos hay, las opciones de cancelación o recuperación del dinero, fiscalidad, etc.).
  • Planificar las inversiones (importes, plazos y nivel de riesgo) según las perspectivas de cada uno. Asumir riesgos de forma contralada y evitar exponerse demasiado a productos a largo plazo ya que la situación actual es de inestabilidad y esto puede afectarles seriamente.

En resumen, la clave es actuar con prudencia y buscar preferentemente opciones a corto plazo ágiles y flexibles.

La fórmula perfecta: una inversión rentable y social

Hoy en día, la mayor evolución en el mundo de las finanzas está siendo la extensión del modelo de financiación colectiva al mundo empresarial. Las plataformas de crowdlending (préstamos colectivos) han creado un ecosistema que permite invertir directamente en las empresas y los negocios que lo necesitan, inyectando el dinero en la economía real y colaborando en un crecimiento más justo y equilibrado.

En Circulantis, apostamos por el crowdfactoring como ampliación de este modelo colaborativo.  Esto permite a los inversores negociar con los efectos comerciales (pagarés y otros instrumentos de cobro de facturas) que obtienen las empresas a través de su actividad comercial. La adquisición de esos derechos (con vencimiento a corto plazo) contribuye a dar liquidez y solvencia a las pymes y autónomos y permite un retorno rápido de la inversión con un riesgo y rentabilidad controlado.

Nuestro modelo cumple todos los requisitos para invertir con confianza:

  • El procedimiento es sencillo y fácil de entender.
  • La rentabilidad y el vencimiento están muy claras desde el primer momento.
  • Es un entorno flexible y con autonomía, para participar cuando se encuentre algo interesante.
  • La información y transparencia superan ampliamente la opacidad del modelo de negocio bancario.

Una inversión, por tanto, sencilla, rentable, flexible y transparente; con un producto de bajo riesgo y alta liquidez. Y todo ello con la ventaja añadida de saber exactamente a qué se destina el dinero y la seguridad de estar colaborando en un nuevo modelo de finanzas más responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *