<div style="background: aliceblue; padding: 20px; border: 1px solid gray;"> <b>Índice del artículo</b> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#primero"><strong>- Pasos para rellenar el modelo 130</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#segundo"><strong> - Presentación y plazos</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#tercero"><strong> - Las claves para preparar esta declaración</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#cuarto"><strong> - ¿Quién puede quedar exento?</strong></a> </div> Para obtener recursos a lo largo del año Hacienda debe redistribuir los impuestos y lo hace aplicando retenciones, pagos fraccionados o ingresos a cuenta sobre los beneficios que van generando los contribuyentes. La declaración trimestral del <a href="http://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Modelos_y_formularios/Declaraciones/Modelos_100_al_199/130/Instrucciones/instr130.pdf"><strong>modelo 130</strong> </a>es la fórmula que se emplea para que los autónomos declaren los ingresos y gastos de su actividad, y anticipen los impuestos correspondientes en caso de que la declaración sea positiva. <span id="more-769"></span> El <strong>modelo 130 para autónomos </strong>canaliza los resultados de las actividades económicas que se ejercen por cuenta propia como parte de las obligaciones de las personas físicas en su cita con el impuesto sobre la renta (IRPF). Este modelo está diseñado para las actividades en régimen de estimación directa (normal o simplificada). Para las actividades que se han dado de alta en el régimen de estimación objetiva o módulos se debe emplear el modelo 131. <h2 id="primero"><span style="color: #2ba9d9;">Pasos para rellenar el modelo 130</span></h2> La estructura física de este impreso se divide en varios apartados. Como ejemplo de <strong>modelo 130 </strong>señalamos los ocho puntos en que se divide y lo que se pide en cada casilla (x). <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">1.</span><strong> Declarante</strong>. Se anota el nombre y NIF del contribuyente, o su etiqueta identificativa. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">2.</span><strong> Devengo</strong>. Define el período que se declara. Dos dígitos para el trimestre (de 01 a 04) y cuatro dígitos para el año correspondiente. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">3.</span><strong> Liquidación</strong>. Es el bloque principal de la declaración, donde se incorporan los datos principales y las reducciones a las que se tenga derecho. Consta de tres apartados: <em style="background: #d0ecf7; padding: 20px; line-height: 50px; font-size: 14px;">(I)  Actividades económicas excepto las del sector primario </em> Se apuntan los ingresos computables del ejercicio (casilla 1) y se restan los gastos fiscalmente deducibles (2). Se emplean valores acumulativos, calculados desde el primer día del año, cada trimestre incorpora la información del anterior. La diferencia es el rendimiento neto (3), al que se aplica el tipo de gravamen del 20% (4). De esta cantidad se restan las dos primeras deducciones: las cantidades ya pagadas en otros trimestres del mismo ejercicio (5) y las retenciones o ingresos a cuenta que se hubiesen aplicado a lo largo del año (6). El resultado ([4]- [5]- [6]) determina la primera cuota previa (7). <em style="background: #d0ecf7; padding: 20px; line-height: 50px; font-size: 14px;">(II) Actividades económicas agrícolas, ganaderas, forestales o pesqueras. </em> Solo se computa el volumen de ingresos del trimestre declarado (8), sin contar subvenciones de capital ni indemnizaciones, a esto se aplica el tipo del 2% (9). De ahí se restan las retenciones e ingresos a cuenta realizadas en ese mismo trimestre. (10). El resultado ([9]-[10]) es la cuota provisional de este apartado (11). <em style="background: #d0ecf7; padding: 20px; line-height: 50px; font-size: 14px;">(III) Total Liquidación. </em> En la casilla 12 se aplica la suma de los resultados previos de los dos apartados anteriores. Es la base para calcular la liquidación final, después de comprobar estas tres reducciones previstas por la ley: <ul> <li><strong>Casilla 13 del modelo 130:</strong> un descuento aplicable a los autónomos cuando la suma de todos los rendimientos netos de sus actividades económicas, durante el ejercicio anterior, no hayan superado los 12.000 euros. El importe a minorar sería (en euros): 100 euros para los rendimientos inferiores a 9.000, 75 en el tramo 9.000-10.000, 50 entre 10.000-11.000 y 25 desde 11.000 a 12.000.</li> <li><strong>Casilla 15</strong>: resultados negativos obtenidos en trimestres anteriores del mismo ejercicio.</li> <li><strong>Casilla 16</strong>: los intereses destinados a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, con los límites que señala la ley del impuesto..</li> </ul> La cantidad obtenida (casilla 19) después de aplicar estas tres deducciones será la <strong>liquidación final</strong> del impuesto. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">4.</span><strong> A ingresar</strong>. Si la declaración es positiva se indicará el importe a pagar y la forma de pago. Se puede domiciliar con un número de cuenta o pagar al contado presentándolo, con el sello de Hacienda, en alguna entidad autorizada. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">5.</span><strong> A deducir.</strong> Se marcaría si la declaración es negativa, para deducirla (en la casilla 15) en otra declaración positiva posterior, siempre dentro del mismo ejercicio. Por tanto, sólo es factible si estamos en el primer, segundo o tercer trimestre. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">6.</span><strong> Negativa</strong>. Se marca esta casilla cuando el resultado de algún trimestre es cero o resulta negativo en el último. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">7.</span><strong> Complementaria</strong>. Si la declaración es complementaria a otra ya entregada en el mismo período entonces se debe anotar aquí, indicando también la referencia de la anterior. <span style="font-size: 16px; color: #2ba9d9; font-weight: bold;">8.</span><strong> Lugar, fecha y firma</strong>, para completar y validar la declaración. <a href="https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/09/omo-rellenar-el-modelo-130-interior-circulantis.jpg"><img class="size-full wp-image-770" style="box-shadow: none;" src="https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/09/omo-rellenar-el-modelo-130-interior-circulantis.jpg" alt="facturas circulantis" width="664" height="190" /></a> <h2 id="segundo"><span style="color: #2ba9d9;">Presentación y plazos</span></h2> La Agencia Tributaria (AEAT), en su plataforma web, permite confeccionar y tramitar este modelo de forma electrónica. Para ello es necesario un certificado digital o alguna clave identificativa que haya proporcionado el propio organismo (clave PIN). Otra opción es elaborar el <strong>modelo 130 en pdf</strong>, es decir, cumplimentar los datos en la web y desde allí se generará la declaración en este formato. Este documento se podrá imprimir, firmar y entregar de forma presencial, igual que si se cubre a mano en un impreso oficial. Desde la página de la <a href="http://www.agenciatributaria.es/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">AEAT</a> también se pueden descargar las <strong>instrucciones del modelo 130</strong>, una buena opción para ayudar a cubrir cada paso. Es especialmente útil para comprobar las circunstancias, límites y baremos por los que se pueden aplicar las deducciones. La presentación de los tres primeros trimestres se debe hacer antes del día 20 del mes siguiente al período devengado: serían abril, julio y octubre. Para el cuarto trimestre, que se presenta en enero del año siguiente, hay de plazo 30 días. Es importante cumplir con los plazos de entrega para evitar disgustos o sufrir algún recargo. <h2 id="tercero"><span style="color: #2ba9d9;">Las claves para preparar esta declaración</span></h2> Tener los importes bien calculados es clave para realizar bien esta autoliquidación. Conviene prestar atención a estos detalles: <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/rentabilidad.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;"><strong>Los ingresos</strong>. Sobre todo vendrán de las facturas. Desde <strong>Circulantis, </strong>nuestra <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>plataforma de crowdlending</strong></a><strong>, </strong>recomendamos tener los cobros al día porque las ventas a plazo pueden generar distensiones en caja al tener que pagar por cantidades aún no cobradas. Lo mismo ocurre con la liquidación del IVA. En estos casos, los anticipos de facturas son un buen recurso de financiación, para ello nuestra operativa online de <a href="https://circulantis.com/blog/crowdfactoring-que-es-y-como-funciona/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong><em>crowdfactoring</em></strong></a> es muy accesible y con una innovadora valoración del coste de la operación a través de un modelo de subasta con múltiples inversores. Una alternativa muy valiosa para los autónomos.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/liquidez.png') no-repeat left top; padding: 3px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;"><strong>Los gastos deducibles</strong>. Es esencial llevar la contabilidad al día (compras, servicios, seguridad social, amortizaciones…) para computar bien todos los costes. La nueva reforma del trabajo autónomo prevé ampliar los gastos que se pueden deducir, por ejemplo, cuando se trabaja en casa o se come fuera.</li> </ul> <ul style="background: url('https://circulantis.com/blog/wp-content/uploads/2017/01/flexibilidad.png') no-repeat left top; padding: 10px 0px 3px 50px; list-style: none; margin: 0;"> <li style="padding-bottom: 20px; padding-left: 40px;"><strong>Las deducciones</strong>. Es necesario repasar los trimestres anteriores del mismo ejercicio. Lo que ya se haya adelantado se puede deducir y también el valor de las declaraciones que resultaron negativas. Destacamos la reducción de la <strong>casilla 13 </strong>porque es viable para la gran mayoría de los autónomos.</li> </ul> <h2 id="cuarto"><span style="color: #2ba9d9;">¿Quién puede quedar exento?</span></h2> La obligación de presentar el <strong>modelo 130</strong> tiene excepciones. Los autónomos que ejercen una actividad profesional deben emitir sus facturas con una retención, solo cuando éstas van dirigidas a otras empresas o profesionales. Si esa retención se aplica, al menos, al 75% de su facturación total entonces no tienen obligación de presentar la autoliquidación. Se considera que esas cantidades retenidas en las facturas (y que los clientes ingresan en Hacienda a nombre del autónomo) ya son un anticipo suficiente de impuestos. Sin embargo, esta “no obligación” se debe comunicar a la <strong>Agencia Tributaria</strong> en el apartado correspondiente del censo de empresarios (modelo 036), de lo contrario siempre hay que realizar esta liquidación, descontando las retenciones practicadas. En definitiva, la <strong>gestión del modelo 130</strong>, unido al IVA, suponen la carga fiscal más relevante para un autónomo. Una cuantía que puede poner en peligro la liquidez de un negocio y supone un riesgo para cumplir con las obligaciones fiscales, comerciales o laborales. En <strong>Circulantis</strong>, gracias a la metodología del <a href="https://circulantis.com/blog/exito-la-inversion-crowdlending/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong><em>crowdlending</em></strong></a> que plantea un nuevo modelo de financiación colectiva abierto y transparente, queremos contribuir a que todos puedan ayudar a las pymes y autónomos en sus necesidades de liquidez y avanzar también hacia un entorno más colaborativo en el mundo financiero.

¿Cómo rellenar el modelo 130 para autónomos?

Para obtener recursos a lo largo del año Hacienda debe redistribuir los impuestos y lo hace aplicando retenciones, pagos fraccionados o ingresos a cuenta sobre los beneficios que van generando los contribuyentes. La declaración trimestral del modelo 130 es la fórmula que se emplea para que los autónomos declaren los ingresos y gastos de su actividad, y anticipen los impuestos correspondientes en caso de que la declaración sea positiva.

El modelo 130 para autónomos canaliza los resultados de las actividades económicas que se ejercen por cuenta propia como parte de las obligaciones de las personas físicas en su cita con el impuesto sobre la renta (IRPF). Este modelo está diseñado para las actividades en régimen de estimación directa (normal o simplificada). Para las actividades que se han dado de alta en el régimen de estimación objetiva o módulos se debe emplear el modelo 131.

Pasos para rellenar el modelo 130

La estructura física de este impreso se divide en varios apartados. Como ejemplo de modelo 130 señalamos los ocho puntos en que se divide y lo que se pide en cada casilla (x).

1. Declarante. Se anota el nombre y NIF del contribuyente, o su etiqueta identificativa.

2. Devengo. Define el período que se declara. Dos dígitos para el trimestre (de 01 a 04) y cuatro dígitos para el año correspondiente.

3. Liquidación. Es el bloque principal de la declaración, donde se incorporan los datos principales y las reducciones a las que se tenga derecho. Consta de tres apartados:

(I)  Actividades económicas excepto las del sector primario

Se apuntan los ingresos computables del ejercicio (casilla 1) y se restan los gastos fiscalmente deducibles (2). Se emplean valores acumulativos, calculados desde el primer día del año, cada trimestre incorpora la información del anterior.

La diferencia es el rendimiento neto (3), al que se aplica el tipo de gravamen del 20% (4). De esta cantidad se restan las dos primeras deducciones: las cantidades ya pagadas en otros trimestres del mismo ejercicio (5) y las retenciones o ingresos a cuenta que se hubiesen aplicado a lo largo del año (6).

El resultado ([4]- [5]- [6]) determina la primera cuota previa (7).

(II) Actividades económicas agrícolas, ganaderas, forestales o pesqueras.

Solo se computa el volumen de ingresos del trimestre declarado (8), sin contar subvenciones de capital ni indemnizaciones, a esto se aplica el tipo del 2% (9). De ahí se restan las retenciones e ingresos a cuenta realizadas en ese mismo trimestre. (10).

El resultado ([9]-[10]) es la cuota provisional de este apartado (11).

(III) Total Liquidación.

En la casilla 12 se aplica la suma de los resultados previos de los dos apartados anteriores. Es la base para calcular la liquidación final, después de comprobar estas tres reducciones previstas por la ley:

  • Casilla 13 del modelo 130: un descuento aplicable a los autónomos cuando la suma de todos los rendimientos netos de sus actividades económicas, durante el ejercicio anterior, no hayan superado los 12.000 euros. El importe a minorar sería (en euros): 100 euros para los rendimientos inferiores a 9.000, 75 en el tramo 9.000-10.000, 50 entre 10.000-11.000 y 25 desde 11.000 a 12.000.
  • Casilla 15: resultados negativos obtenidos en trimestres anteriores del mismo ejercicio.
  • Casilla 16: los intereses destinados a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, con los límites que señala la ley del impuesto..

La cantidad obtenida (casilla 19) después de aplicar estas tres deducciones será la liquidación final del impuesto.

4. A ingresar. Si la declaración es positiva se indicará el importe a pagar y la forma de pago. Se puede domiciliar con un número de cuenta o pagar al contado presentándolo, con el sello de Hacienda, en alguna entidad autorizada.

5. A deducir. Se marcaría si la declaración es negativa, para deducirla (en la casilla 15) en otra declaración positiva posterior, siempre dentro del mismo ejercicio. Por tanto, sólo es factible si estamos en el primer, segundo o tercer trimestre.

6. Negativa. Se marca esta casilla cuando el resultado de algún trimestre es cero o resulta negativo en el último.

7. Complementaria. Si la declaración es complementaria a otra ya entregada en el mismo período entonces se debe anotar aquí, indicando también la referencia de la anterior.

8. Lugar, fecha y firma, para completar y validar la declaración.

facturas circulantis

Presentación y plazos

La Agencia Tributaria (AEAT), en su plataforma web, permite confeccionar y tramitar este modelo de forma electrónica. Para ello es necesario un certificado digital o alguna clave identificativa que haya proporcionado el propio organismo (clave PIN). Otra opción es elaborar el modelo 130 en pdf, es decir, cumplimentar los datos en la web y desde allí se generará la declaración en este formato. Este documento se podrá imprimir, firmar y entregar de forma presencial, igual que si se cubre a mano en un impreso oficial.

Desde la página de la AEAT también se pueden descargar las instrucciones del modelo 130, una buena opción para ayudar a cubrir cada paso. Es especialmente útil para comprobar las circunstancias, límites y baremos por los que se pueden aplicar las deducciones.

La presentación de los tres primeros trimestres se debe hacer antes del día 20 del mes siguiente al período devengado: serían abril, julio y octubre. Para el cuarto trimestre, que se presenta en enero del año siguiente, hay de plazo 30 días. Es importante cumplir con los plazos de entrega para evitar disgustos o sufrir algún recargo.

Las claves para preparar esta declaración

Tener los importes bien calculados es clave para realizar bien esta autoliquidación. Conviene prestar atención a estos detalles:

  • Los ingresos. Sobre todo vendrán de las facturas. Desde Circulantis, nuestra plataforma de crowdlending, recomendamos tener los cobros al día porque las ventas a plazo pueden generar distensiones en caja al tener que pagar por cantidades aún no cobradas. Lo mismo ocurre con la liquidación del IVA.
    En estos casos, los anticipos de facturas son un buen recurso de financiación, para ello nuestra operativa online de crowdfactoring es muy accesible y con una innovadora valoración del coste de la operación a través de un modelo de subasta con múltiples inversores. Una alternativa muy valiosa para los autónomos.
  • Los gastos deducibles. Es esencial llevar la contabilidad al día (compras, servicios, seguridad social, amortizaciones…) para computar bien todos los costes. La nueva reforma del trabajo autónomo prevé ampliar los gastos que se pueden deducir, por ejemplo, cuando se trabaja en casa o se come fuera.
  • Las deducciones. Es necesario repasar los trimestres anteriores del mismo ejercicio. Lo que ya se haya adelantado se puede deducir y también el valor de las declaraciones que resultaron negativas. Destacamos la reducción de la casilla 13 porque es viable para la gran mayoría de los autónomos.

¿Quién puede quedar exento?

La obligación de presentar el modelo 130 tiene excepciones. Los autónomos que ejercen una actividad profesional deben emitir sus facturas con una retención, solo cuando éstas van dirigidas a otras empresas o profesionales. Si esa retención se aplica, al menos, al 75% de su facturación total entonces no tienen obligación de presentar la autoliquidación.

Se considera que esas cantidades retenidas en las facturas (y que los clientes ingresan en Hacienda a nombre del autónomo) ya son un anticipo suficiente de impuestos. Sin embargo, esta “no obligación” se debe comunicar a la Agencia Tributaria en el apartado correspondiente del censo de empresarios (modelo 036), de lo contrario siempre hay que realizar esta liquidación, descontando las retenciones practicadas.

En definitiva, la gestión del modelo 130, unido al IVA, suponen la carga fiscal más relevante para un autónomo. Una cuantía que puede poner en peligro la liquidez de un negocio y supone un riesgo para cumplir con las obligaciones fiscales, comerciales o laborales. En Circulantis, gracias a la metodología del crowdlending que plantea un nuevo modelo de financiación colectiva abierto y transparente, queremos contribuir a que todos puedan ayudar a las pymes y autónomos en sus necesidades de liquidez y avanzar también hacia un entorno más colaborativo en el mundo financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *