En un ámbito tan delicado como el de las finanzas, que ha ido aumentando en servicios y complejidad con el tiempo, es necesario un sistema que recabe toda la información y riesgos de las operaciones de crédito que realizan las entidades financieras. Esta es la función de los Centros de Información y Riesgos, los [ss_kw]<strong>CIR</strong>[/ss_kw]; con especial relevancia para la<strong> [ss_kw]CIRBE[/ss_kw]</strong>, la Central de Información y Riesgos del Banco de España. <span id="more-1093"></span> <strong>La CIRBE aglutina toda la información que le envían las entidades de crédito, sociedades de garantía reciproca y compañías similares en relación a las operaciones crediticias que mantienen con sus clientes.</strong> Un enorme conjunto de datos que están a disposición de cualquier interesado, ofreciendo un servicio útil a las entidades financieras para evaluar a sus clientes y también para los particulares o empresas que deseen consultar lo que hay publicado de ellos en este registro. En <strong>Circulantis</strong>, como alternativa de [ss_kw]<strong>financiación para empresas</strong>[/ss_kw] y autónomos, ofrecemos un servicio de <strong>descuento de pagarés</strong> que no trasladamos al <strong>CIRBE</strong>. Además de brindar un modelo de <a href="https://circulantis.com/financiacion" target="_blank" rel="noopener"><strong>financiación</strong></a> colectiva eficiente y ágil pretendemos que nuestra operativa no perjudique a las empresas al no aumentar su riesgo financiero. <h2>¿Qué es la CIRBE?</h2> El <strong>CIR</strong> del Banco de España es la referencia en cuanto a información de riesgos. Las entidades bancarias y de crédito publican allí el detalle de todas las operaciones relativas a préstamos, avales, hipotecas, tarjetas u otros servicios similares que prestan a sus clientes.  La <strong>CIRBE</strong> conforma así un gran “escaparate” que refleja el contenido y exposición de las entidades financieras en su negocio de financiación y prestación de servicios. Por esta razón, los empresarios que desean solicitar un préstamo o en las solicitudes de [ss_kw]<strong>financiación para empresas de nueva creación</strong>[/ss_kw]<strong> </strong>resulta esencial entender cómo funciona y <strong>qué es la CIRBE,</strong> y la importancia de lo que aparece allí. Al estudiar una solicitud de financiación se evalúan con atención las circunstancias del solicitante, siendo la valoración del riesgo un factor decisivo. <h2>¿Qué aparece en la CIRBE?</h2> Uno de los objetivos de la <strong>CIRBE</strong> es mantener su base de datos completa, detallada y actualizada. La información que incorporan las entidades exige reflejar los pormenores de cada operación, por separado, con las cantidades susceptibles de riesgo y los  plazos que se hayan acordado. En esa declaración también aparecerán todos los implicados: titulares, avalistas u otros afectados;  indicando la naturaleza de su participación y el riesgo que corresponde a cada uno de ellos. Esta plataforma informativa del Banco de España (BE) aglutina prácticamente la totalidad de los préstamos y operaciones de crédito, lo que tiene un doble efecto: <ul> <li>Facilita la gestión de las compañías financieras al ofrecerles un canal informativo donde consultar los datos crediticios de sus clientes y evaluar mejor su exposición frente a ellos.</li> <li>Disponer de esta base de datos le permite al BE estar al tanto de todos los créditos otorgados y comparar su evolución. Un elemento clave para ejercer su papel de supervisor financiero y bancario.</li> </ul> Sin tener que pedirlo, las entidades de crédito al declarar los datos de un cliente recibirán, con periodicidad mensual, un informe con el resto de operaciones que se hayan incorporado desde otras entidades para ese mismo titular. Aunque este informe está limitado y solo contempla las sumas de riesgo que sean superiores a 9.000 euros por entidad. <h2>¿Cómo se solicita la CIRBE?</h2> Además del informe referido, las entidades podrán pedir información de cualquier usuario, sin limitación de cantidades, cuando éste le solicite algún tipo de crédito o aparezca como obligado o garante de pago en algún documento cambiario. El BE, con los datos de los que disponga, proporcionará la última declaración cerrada y la de seis meses antes. Por otro lado, el Banco de España, también permite que cualquier persona física o jurídica, a través del procedimiento “Solicitud de Informe de Riesgo por los titulares”, pueda requerir los datos que se hayan declarado en la <strong>CIRBE</strong> a su nombre. No es solo una vía de información, también es un justificante para reclamar en caso de que los datos no sean correctos. La reclamación podrá encargársela al propio BE o acudir directamente a la entidad correspondiente para que revise o cancele los datos. Las instituciones bancarias están obligadas a facilitar todo tipo de información al BE, condicionando la posición de sus clientes. Para operaciones a corto plazo, los autónomos y pymes pueden rebajar su carga financiera y su exposición al riesgo acudiendo a otras fórmulas de financiación como el <em>crowdlending</em>. En este <strong>modelo</strong>, en <strong>Circulantis</strong> aseguramos una buena gestión de los activos comerciales, con libertad y transparencia, y <strong>sin afectar a otras necesidades al no computar en la CIRBE</strong>.

¿Qué es la CIRBE? – Todo lo que necesitas saber

En un ámbito tan delicado como el de las finanzas, que ha ido aumentando en servicios y complejidad con el tiempo, es necesario un sistema que recabe toda la información y riesgos de las operaciones de crédito que realizan las entidades financieras. Esta es la función de los Centros de Información y Riesgos, los CIR; con especial relevancia para la CIRBE, la Central de Información y Riesgos del Banco de España.

La CIRBE aglutina toda la información que le envían las entidades de crédito, sociedades de garantía reciproca y compañías similares en relación a las operaciones crediticias que mantienen con sus clientes. Un enorme conjunto de datos que están a disposición de cualquier interesado, ofreciendo un servicio útil a las entidades financieras para evaluar a sus clientes y también para los particulares o empresas que deseen consultar lo que hay publicado de ellos en este registro.

En Circulantis, como alternativa de financiación para empresas y autónomos, ofrecemos un servicio de descuento de pagarés que no trasladamos al CIRBE. Además de brindar un modelo de financiación colectiva eficiente y ágil pretendemos que nuestra operativa no perjudique a las empresas al no aumentar su riesgo financiero.

¿Qué es la CIRBE?

El CIR del Banco de España es la referencia en cuanto a información de riesgos. Las entidades bancarias y de crédito publican allí el detalle de todas las operaciones relativas a préstamos, avales, hipotecas, tarjetas u otros servicios similares que prestan a sus clientes.  La CIRBE conforma así un gran “escaparate” que refleja el contenido y exposición de las entidades financieras en su negocio de financiación y prestación de servicios.

Por esta razón, los empresarios que desean solicitar un préstamo o en las solicitudes de financiación para empresas de nueva creación resulta esencial entender cómo funciona y qué es la CIRBE, y la importancia de lo que aparece allí. Al estudiar una solicitud de financiación se evalúan con atención las circunstancias del solicitante, siendo la valoración del riesgo un factor decisivo.

¿Qué aparece en la CIRBE?

Uno de los objetivos de la CIRBE es mantener su base de datos completa, detallada y actualizada. La información que incorporan las entidades exige reflejar los pormenores de cada operación, por separado, con las cantidades susceptibles de riesgo y los  plazos que se hayan acordado. En esa declaración también aparecerán todos los implicados: titulares, avalistas u otros afectados;  indicando la naturaleza de su participación y el riesgo que corresponde a cada uno de ellos.

Esta plataforma informativa del Banco de España (BE) aglutina prácticamente la totalidad de los préstamos y operaciones de crédito, lo que tiene un doble efecto:

  • Facilita la gestión de las compañías financieras al ofrecerles un canal informativo donde consultar los datos crediticios de sus clientes y evaluar mejor su exposición frente a ellos.
  • Disponer de esta base de datos le permite al BE estar al tanto de todos los créditos otorgados y comparar su evolución. Un elemento clave para ejercer su papel de supervisor financiero y bancario.

Sin tener que pedirlo, las entidades de crédito al declarar los datos de un cliente recibirán, con periodicidad mensual, un informe con el resto de operaciones que se hayan incorporado desde otras entidades para ese mismo titular. Aunque este informe está limitado y solo contempla las sumas de riesgo que sean superiores a 9.000 euros por entidad.

¿Cómo se solicita la CIRBE?

Además del informe referido, las entidades podrán pedir información de cualquier usuario, sin limitación de cantidades, cuando éste le solicite algún tipo de crédito o aparezca como obligado o garante de pago en algún documento cambiario. El BE, con los datos de los que disponga, proporcionará la última declaración cerrada y la de seis meses antes.

Por otro lado, el Banco de España, también permite que cualquier persona física o jurídica, a través del procedimiento “Solicitud de Informe de Riesgo por los titulares”, pueda requerir los datos que se hayan declarado en la CIRBE a su nombre. No es solo una vía de información, también es un justificante para reclamar en caso de que los datos no sean correctos. La reclamación podrá encargársela al propio BE o acudir directamente a la entidad correspondiente para que revise o cancele los datos.

Las instituciones bancarias están obligadas a facilitar todo tipo de información al BE, condicionando la posición de sus clientes. Para operaciones a corto plazo, los autónomos y pymes pueden rebajar su carga financiera y su exposición al riesgo acudiendo a otras fórmulas de financiación como el crowdlending. En este modelo, en Circulantis aseguramos una buena gestión de los activos comerciales, con libertad y transparencia, y sin afectar a otras necesidades al no computar en la CIRBE.

Una respuesta a “¿Qué es la CIRBE? – Todo lo que necesitas saber”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *