Invertir es un proceso natural para las empresas. La aspiración de progresar, desarrollando nuevas ideas y creando valor, es el perfil de las compañías con mayor potencial de crecimiento. La clave, en estos casos, está en elaborar un buen <strong>plan de inversión y financiación</strong>, dos términos íntimamente conectados  porque tan importante es saber para qué invertimos como elegir los medios de financiación óptimos para obtener el dinero necesario. <span id="more-1158"></span> Un <strong>plan de inversión</strong>, por tanto, debe ir acompañado de una buena estructura financiera que ofrezca un respaldo económico estable para poner en marcha los proyectos. Desde <strong>Circulantis</strong>, apostamos por una <a href="https://circulantis.com/financiacion" target="_blank" rel="noopener">financiación</a> más diversificada para las empresas, ofreciendo una alternativa moderna, ágil y transparente para acceder al descuento comercial y lograr liquidez, mediante una <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener">plataforma de Crowdfactoring</a>. Desde aquí te explicamos <strong>para qué sirve y cómo hacer un plan de inversión</strong> para tener mejor controlados todos los gastos y necesidades. <h2>¿Para qué sirve un plan de inversión y financiación?</h2> La mayoría de los activos de las empresas están expuestos a perder eficacia o quedar obsoletos, siendo necesario planificar en que momento han de ser renovados y anticipar los fondos para ello. También hay que tener fortaleza financiera para <strong>aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado</strong> y ampliar el negocio cuando haya expectativas de incremento de la demanda. El propósito del <strong>plan de inversión y financiación</strong> es cubrir estos objetivos. Una planificación destinada a mejorar la estructura productiva y de servicios sin exponerse a un riesgo elevado de solvencia. Son fundamentales dos cosas: <strong>analizar las posibilidades reales de la empresa</strong> <strong>y ser muy riguroso con las previsiones</strong>; tanto para evaluar el coste completo de la inversión como para estimar la mejora de los resultados que hagan rentable cada proyecto. <h2>¿Cómo hacer un plan de inversión y financiación?</h2> Necesitamos crear una tabla de datos en la que se identifique y presupueste cada elemento de inversión, y <strong>establecer el plan financiero adecuado para completar su adquisición</strong>. El criterio para invertir ha de estar muy bien estudiado de forma que todo lo que se incluya sea realmente necesario y rentable. El análisis de viabilidad y rentabilidad de las inversiones se puede realizar con fórmulas como el <strong>VAN</strong> (Valor Actual Neto) o el <strong>TIR</strong> (Tasa Interna de Rentabilidad), que son las más generales. El contenido del documento debe ser realista y bien detallado. Se puede elaborar un cuadro con esta base: <strong><u>Filas</u></strong><u>:</u> <ul> <li>El listado de todos los elementos, diferenciando entre inversiones a largo y corto plazo (inmovilizado o activo corriente).</li> </ul> <strong><u>Columnas:</u></strong> <ul> <li><strong>Presupuesto</strong>. Con una o varias columnas en función del desglose que se haga. Importante calcular el subtotal de cada partida y los generales.</li> <li><strong>Fechas de pagos</strong>. Para concretar todos los importes a pagar en su fecha correspondiente, según el vencimiento de las facturas y de los plazos de devolución de los créditos si es el caso. Calcular los totales de cada período.</li> <li><strong>Amortización</strong>. Afecta al inmovilizado, según su vida útil. Estas cantidades son gastos fiscalmente deducibles.</li> </ul> <h2>Pasos a seguir.  Ejemplo</h2> Una vez establecido el formato es hora de concretar los pasos claves del <strong>plan de inversión y financiación con un ejemplo</strong> de cada etapa para enfocarlo mejor: <h3>Paso 1. Lista de bienes de inversión</h3> Se pueden agrupar según su cuenta contable para ayudar a diferenciar el inmovilizado, con una proyección de pagos a largo plazo, del activo corriente, con una vida útil menor y forma de pago más inmediata. <h3>Paso 2. Presupuesto y estimación de gastos</h3> Hay que incluir todos los gastos necesarios de cada partida. Además de la factura propia de cada elemento hay que valorar los gastos asociados para su puesta en funcionamiento y añadir el coste íntegro (principal, intereses y comisiones) de la financiación solicitada. <h3>Paso 3. Proyección de pagos</h3> Se trata de trasladar las fechas de pagos al presupuesto de tesorería y realizar las previsiones y ajustes oportunos para contar con liquidez suficiente en cada momento. Es la hora del plan financiero. <h3>Paso 4. Plan financiero.</h3> Debe analizar todas las necesidades futuras de liquidez, según el esquema de ejecución y las previsiones de tesorería. La gestión eficiente de los recursos propios es fundamental, al igual que la búsqueda de las mejores alternativas para la financiación ajena. Es la ’guinda’ para realizar un plan de inversión eficaz y solvente. De alguna forma, invertir es anticiparse al futuro con la incertidumbre que esto genera. Pero hay que aprovechar las oportunidades porque haciendo bien las cosas se pueden lograr buenos resultados. No arriesgarse, cuando la situación es propicia, supone quedar en una posición más vulnerable ante cualquier cambio o amenaza en el futuro.

Plan de inversión y financiación

Invertir es un proceso natural para las empresas. La aspiración de progresar, desarrollando nuevas ideas y creando valor, es el perfil de las compañías con mayor potencial de crecimiento. La clave, en estos casos, está en elaborar un buen plan de inversión y financiación, dos términos íntimamente conectados  porque tan importante es saber para qué invertimos como elegir los medios de financiación óptimos para obtener el dinero necesario.

Un plan de inversión, por tanto, debe ir acompañado de una buena estructura financiera que ofrezca un respaldo económico estable para poner en marcha los proyectos. Desde Circulantis, apostamos por una financiación más diversificada para las empresas, ofreciendo una alternativa moderna, ágil y transparente para acceder al descuento comercial y lograr liquidez, mediante una plataforma de Crowdfactoring.

Desde aquí te explicamos para qué sirve y cómo hacer un plan de inversión para tener mejor controlados todos los gastos y necesidades.

¿Para qué sirve un plan de inversión y financiación?

La mayoría de los activos de las empresas están expuestos a perder eficacia o quedar obsoletos, siendo necesario planificar en que momento han de ser renovados y anticipar los fondos para ello. También hay que tener fortaleza financiera para aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado y ampliar el negocio cuando haya expectativas de incremento de la demanda.

El propósito del plan de inversión y financiación es cubrir estos objetivos. Una planificación destinada a mejorar la estructura productiva y de servicios sin exponerse a un riesgo elevado de solvencia. Son fundamentales dos cosas: analizar las posibilidades reales de la empresa y ser muy riguroso con las previsiones; tanto para evaluar el coste completo de la inversión como para estimar la mejora de los resultados que hagan rentable cada proyecto.

¿Cómo hacer un plan de inversión y financiación?

Necesitamos crear una tabla de datos en la que se identifique y presupueste cada elemento de inversión, y establecer el plan financiero adecuado para completar su adquisición. El criterio para invertir ha de estar muy bien estudiado de forma que todo lo que se incluya sea realmente necesario y rentable.

El análisis de viabilidad y rentabilidad de las inversiones se puede realizar con fórmulas como el VAN (Valor Actual Neto) o el TIR (Tasa Interna de Rentabilidad), que son las más generales.

El contenido del documento debe ser realista y bien detallado. Se puede elaborar un cuadro con esta base:

Filas:

  • El listado de todos los elementos, diferenciando entre inversiones a largo y corto plazo (inmovilizado o activo corriente).

Columnas:

  • Presupuesto. Con una o varias columnas en función del desglose que se haga. Importante calcular el subtotal de cada partida y los generales.
  • Fechas de pagos. Para concretar todos los importes a pagar en su fecha correspondiente, según el vencimiento de las facturas y de los plazos de devolución de los créditos si es el caso. Calcular los totales de cada período.
  • Amortización. Afecta al inmovilizado, según su vida útil. Estas cantidades son gastos fiscalmente deducibles.

Pasos a seguir.  Ejemplo

Una vez establecido el formato es hora de concretar los pasos claves del plan de inversión y financiación con un ejemplo de cada etapa para enfocarlo mejor:

Paso 1. Lista de bienes de inversión

Se pueden agrupar según su cuenta contable para ayudar a diferenciar el inmovilizado, con una proyección de pagos a largo plazo, del activo corriente, con una vida útil menor y forma de pago más inmediata.

Paso 2. Presupuesto y estimación de gastos

Hay que incluir todos los gastos necesarios de cada partida. Además de la factura propia de cada elemento hay que valorar los gastos asociados para su puesta en funcionamiento y añadir el coste íntegro (principal, intereses y comisiones) de la financiación solicitada.

Paso 3. Proyección de pagos

Se trata de trasladar las fechas de pagos al presupuesto de tesorería y realizar las previsiones y ajustes oportunos para contar con liquidez suficiente en cada momento. Es la hora del plan financiero.

Paso 4. Plan financiero.

Debe analizar todas las necesidades futuras de liquidez, según el esquema de ejecución y las previsiones de tesorería. La gestión eficiente de los recursos propios es fundamental, al igual que la búsqueda de las mejores alternativas para la financiación ajena. Es la ’guinda’ para realizar un plan de inversión eficaz y solvente.

De alguna forma, invertir es anticiparse al futuro con la incertidumbre que esto genera. Pero hay que aprovechar las oportunidades porque haciendo bien las cosas se pueden lograr buenos resultados. No arriesgarse, cuando la situación es propicia, supone quedar en una posición más vulnerable ante cualquier cambio o amenaza en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *