Una <strong>línea de descuento</strong> es un producto de financiación destinado a las empresas que poseen efectos comerciales -derechos de cobro- derivados de su actividad comercial. Tiene como objetivo cubrir solicitudes de <strong>descuento comercial</strong>. Esta fórmula ofrece a los negocios liquidez inmediata porque pueden adelantar el cobro de sus derechos sin esperar a la fecha de vencimiento de cada uno para hacerlos efectivos. <span id="more-1811"></span> Esta vía de financiación mediante cesión de crédito -por ejemplo, para <a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener">descontar pagarés</a>- es sencilla y tiene la ventaja de que se aplica de una sola vez. La entidad financiera descuenta todos los intereses y comisiones en el momento de entregar el dinero. En <strong>Circulantis</strong>, a través del <a href="https://circulantis.com/blog/crowdlending-espana/" target="_blank" rel="noopener">crowdlending</a>, ofrecemos descuentos comerciales con una metodología innovadora, transparente y en muy buenas condiciones. Lo que define <strong>qué es una línea de descuento</strong> es que no se negocia la cesión de cada documento de forma individualizada. La compañía financiera establece un plazo y una cantidad de dinero máxima para cubrir los anticipos, con unas condiciones generales para todos. Se negocia la cuantía de la línea en función del riesgo comercial de la empresa, que solo pagaría por los efectos realmente anticipados. <div style="background: aliceblue; padding: 20px 20px 0px 20px; border: 1px solid gray;"> <b>Índice del artículo</b> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none; margin-top: 20px;" href="#condiciones"><strong>Condiciones línea de descuento</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#contabilizar"><strong>¿Cómo contabilizar una línea de descuento?</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#diferencia-factoring"><strong>Diferencia entre línea de descuento y factoring</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#diferencia-credito"><strong>Diferencia entre línea de descuento y línea de crédito</strong></a> - <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#abrir"><strong>¿Quién puede abrir una línea de descuento?</strong></a> </div> <h2 id="condiciones"><span style="color: #2ba9d9;">Condiciones línea de descuento</span></h2> Las condiciones de la <strong>línea de descuento</strong> se definen en un contrato entre la empresa y la entidad financiera. Aunque este procedimiento ahorra tiempo y facilita los trámites hay que estudiar bien las condiciones generales del contrato porque puede haber una gran diferencia entre elegir una compañía u otra. Los elementos imprescindibles que hay que analizar y comparar son: <ul> <li style="list-style-type: none;"> <ul> <li><strong>Intereses línea de descuento</strong>: es el tipo de interés que se fija para los anticipo Puede ser un tipo fijo, igual para todas las operaciones, o variable, en función del tiempo que falte hasta el vencimiento del efecto.</li> <li><strong>Comisiones</strong>: en forma de una cuantía fija o en proporción a un nominal. En la práctica bancaria son habituales: comisiones de estudio, de apertura, por negociación y descuento, por reclamación de posiciones deudoras, por otros servicios de gestión de crédito documentario o por la no utilización del importe dispuesto.</li> <li><strong>Otros gastos</strong>: gastos de gestión, notariales o timbres –impuestos-.</li> </ul> </li> </ul> <ul> <li><strong>Obligaciones y compromisos</strong>: número mínimo de títulos o la contratación de productos adicionales: avales, seguros de crédito, etc.</li> </ul> Hasta hace pocos años, los emprendedores apenas contaban con la alternativa del descuento bancario o el de algunas compañías especializadas, pero ambas tienen un funcionamiento parecido y similares condiciones. Actualmente, la evolución más potente en este ámbito son las compañías de <a href="https://circulantis.com/blog/crowdlending-espana/" target="_blank" rel="noopener">crowdlending</a>. Nuestra metodología de financiación colectiva agiliza los trámites, define un coste transparente, reduce las comisiones, no exige ningún compromiso y concede una total libertad a los cedentes para decidir lo que más les interese. <h2 id="contabilizar"><span style="color: #2ba9d9;">¿Cómo contabilizar una línea de descuento?</span></h2> Si llega el momento es importante saber<strong> cómo contabilizar una línea de descuento</strong>. Siempre hay que ser rigurosos con la normativa contable para que las cuentas reflejen una imagen clara y representativa de la realidad del negocio. El importe disponible en la línea de descuento no tiene valor contable (como mucho puede ser un apunte informativo). Lo que se debe contabilizar son los títulos o remesas que realmente se anticipen, con los intereses y gastos de cada operación. <strong>Contabilizar línea de descuento:</strong> <ul> <li><em>Línea de descuento de 100.000 euros. Duración 1 año, desde el 1 enero 2018</em></li> <li><em>Comisiones: 1% por apertura de la línea y 0,5% sobre el importe de cada efecto. </em></li> <li><em>Intereses: 8% variable según el importe descontado y el plazo hasta el vencimiento.</em></li> </ul> <em>Se realiza un descuento en abril de 30.000€, con 90 días hasta el vencimiento.</em> <em>Por la comisión de apertura (1-1-2018) </em> <table width="555"> <tbody> <tr> <td width="54"><em>1000</em></td> <td width="229"><em>(626) Servicios bancarios </em> <em>(1% x 100000)</em></td> <td width="215"><em>(572) Banco, c/c</em></td> <td width="57"><em>1000</em></td> </tr> </tbody> </table> <em>Por el primer descuento. Pagaré a 90 días (1-4-2018) </em> <table width="567"> <tbody> <tr> <td width="54"><em>30000</em></td> <td width="229"><em>(4311) Efectos (Ef.) comerciales descontados</em></td> <td width="215"><em>(4310) Ef. comerciales en cartera</em></td> <td width="68"><em>30000</em></td> </tr> </tbody> </table> <table width="567"> <tbody> <tr> <td width="73"><em>29258,22</em> <em>150</em> <em> </em> <em>591,78</em></td> <td width="210"><em>(572) Banco, c/c</em> <em>(626) Servicios bancarios</em> <em>(0,5% x30000)</em> <em>(665) Intereses por desc. Efectos</em> <em>30000 x 8% x (90/365)</em></td> <td width="215"><em>(5208) Deudas por efectos descontados </em></td> <td width="68"><em>30000</em></td> </tr> </tbody> </table> <em>Si la entidad puede cobrar el efecto al vencimiento se cancela la obligación (1-7-2018) </em> <table width="567"> <tbody> <tr> <td width="54"><em>30000</em></td> <td width="229"><em>(5208) Deudas por ef. descontados</em></td> <td width="215"><em>(4311) Ef. comerc. descontados</em></td> <td width="68"><em>30000</em></td> </tr> </tbody> </table> Este último asiento es importante porque si el documento no se puede cobrar al vencimiento la empresa tendría que responder por su cliente y devolver el dinero y los intereses a la entidad financiera. Sería así: <em>Se devuelve el dinero y se reclasifica la remesa como impagada</em> <table width="567"> <tbody> <tr> <td width="54"><em>30000</em> <em>30000</em></td> <td width="229"><em>(5208) Deudas por ef. descontados</em> <em>(4315) Electos impagados</em></td> <td width="215"><em>(572) Banco, c/c</em> <em>(4311) Ef. com descontados</em></td> <td width="68"><em>30000</em> <em>30000</em></td> </tr> </tbody> </table> El procedimiento es igual con cada pagaré o efecto solicitado mientras no se agote el importe de la línea. Algunas entidades pueden cobrar una comisión adicional por el capital no utilizado, un gasto que también hay que contabilizar cuando proceda (626). <h2 id="diferencia-factoring"><span style="color: #2ba9d9;">Diferencia entre línea de descuento y factoring</span></h2> El <strong><em>factoring</em></strong> es un contrato financiero destinado también a operaciones de descuento. La principal <strong>diferencia entre factoring y línea de descuento </strong>tiene que ver con el servicio prestado y las condiciones contractuales: <ul> <li>El <em>factoring</em> es un contrato más dirigido a la gestión y anticipo de facturas.</li> <li>La vinculación en general es más larga y suele incluir la gestión completa del cobro de todas las facturas, o de una parte importante de ellas como las de un cliente importante, concediendo directamente los anticipos.</li> <li>Ofrece más servicios que la financiación: investigación comercial, análisis de la solvencia de los clientes, administración y registro contable de las facturas, etc.</li> <li>Otra cuestión que aborda el <em>factoring</em> es la gestión del riesgo: una empresa puede contratar el servicio “<strong>sin recurso”</strong>. Con esta cláusula queda liberada de cualquier reclamación posterior por impago de su cliente, al contrario que el descuento habitual con recurso.</li> </ul> Por su orientación y vinculación el factoring está más expuesto a mayores comisiones y gastos. Por tanto, aunque la fórmula de financiación es similar hay matices importantes. La línea de descuento establece un importe máximo, suele tener una duración más corta, está más inclinada a los medios de pago comerciales y no hay servicios adicionales de gestión. <h2 id="diferencia-credito"><span style="color: #2ba9d9;">Diferencia entre línea de descuento y línea de crédito</span></h2> En estos dos productos la mecánica es similar. Una compañía financiera dispone una cantidad de dinero a favor de una empresa y ésta lo utiliza cuando lo necesite, pagando solo por las cantidades retiradas. La principal diferencia está en el tipo de financiación. La línea de crédito ofrece el dinero <strong>en forma de préstamo</strong>. Por tanto, cada vez que se haga uso de ella hay que pagar los gastos e intereses y también devolver el dinero retirado, en las cuotas y condiciones acordadas. En cualquier financiación en forma de préstamos las entidades asumen más riesgo y suele ser más cara. En la <strong>línea de descuento</strong> solo se paga la parte de intereses y gastos porque el capital recibido es solo el anticipo de un activo de la empresa y que ésta cede. Solo se devuelve el efectivo si el título resulta impagado a su vencimiento. <h2 id="abrir"><span style="color: #2ba9d9;">¿Quién puede abrir una línea de descuento?</span></h2> En general, una <strong>línea de descuento</strong> la puede abrir cualquier autónomo o empresa que venda a crédito y tenga cubiertas sus operaciones con documentos de pago sólidos y fiables, como <a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener">un pagaré</a>. Los títulos valor legales: pagarés o letras de cambio aceptadas por el deudor, registran derechos de cobro a favor de las empresas que los reciben y son válidos para su transmisión en forma de cesión de crédito. Son justificantes legítimos para negociar un anticipo y, por tanto, también para solicitar una línea de descuento y adelantar el dinero pendiente. Antes de contratar un servicio de financiación, más aún en relaciones contractuales prolongadas, hay que evaluar bien las condiciones y todos los costes (seguros y probables). Es importante evitar ataduras rígidas que puedan penalizar la posibilidad de cambiar a un servicio igual y a menor coste.

¿Qué es una línea de descuento?

Una línea de descuento es un producto de financiación destinado a las empresas que poseen efectos comerciales -derechos de cobro- derivados de su actividad comercial.

Tiene como objetivo cubrir solicitudes de descuento comercial. Esta fórmula ofrece a los negocios liquidez inmediata porque pueden adelantar el cobro de sus derechos sin esperar a la fecha de vencimiento de cada uno para hacerlos efectivos.

Esta vía de financiación mediante cesión de crédito -por ejemplo, para descontar pagarés– es sencilla y tiene la ventaja de que se aplica de una sola vez. La entidad financiera descuenta todos los intereses y comisiones en el momento de entregar el dinero.

En Circulantis, a través del crowdlending, ofrecemos descuentos comerciales con una metodología innovadora, transparente y en muy buenas condiciones.

Lo que define qué es una línea de descuento es que no se negocia la cesión de cada documento de forma individualizada. La compañía financiera establece un plazo y una cantidad de dinero máxima para cubrir los anticipos, con unas condiciones generales para todos.

Se negocia la cuantía de la línea en función del riesgo comercial de la empresa, que solo pagaría por los efectos realmente anticipados.

Condiciones línea de descuento

Las condiciones de la línea de descuento se definen en un contrato entre la empresa y la entidad financiera.

Aunque este procedimiento ahorra tiempo y facilita los trámites hay que estudiar bien las condiciones generales del contrato porque puede haber una gran diferencia entre elegir una compañía u otra.

Los elementos imprescindibles que hay que analizar y comparar son:

    • Intereses línea de descuento: es el tipo de interés que se fija para los anticipo Puede ser un tipo fijo, igual para todas las operaciones, o variable, en función del tiempo que falte hasta el vencimiento del efecto.
    • Comisiones: en forma de una cuantía fija o en proporción a un nominal. En la práctica bancaria son habituales: comisiones de estudio, de apertura, por negociación y descuento, por reclamación de posiciones deudoras, por otros servicios de gestión de crédito documentario o por la no utilización del importe dispuesto.
    • Otros gastos: gastos de gestión, notariales o timbres –impuestos-.
  • Obligaciones y compromisos: número mínimo de títulos o la contratación de productos adicionales: avales, seguros de crédito, etc.

Hasta hace pocos años, los emprendedores apenas contaban con la alternativa del descuento bancario o el de algunas compañías especializadas, pero ambas tienen un funcionamiento parecido y similares condiciones.

Actualmente, la evolución más potente en este ámbito son las compañías de crowdlending. Nuestra metodología de financiación colectiva agiliza los trámites, define un coste transparente, reduce las comisiones, no exige ningún compromiso y concede una total libertad a los cedentes para decidir lo que más les interese.

¿Cómo contabilizar una línea de descuento?

Si llega el momento es importante saber cómo contabilizar una línea de descuento. Siempre hay que ser rigurosos con la normativa contable para que las cuentas reflejen una imagen clara y representativa de la realidad del negocio.

El importe disponible en la línea de descuento no tiene valor contable (como mucho puede ser un apunte informativo). Lo que se debe contabilizar son los títulos o remesas que realmente se anticipen, con los intereses y gastos de cada operación.

Contabilizar línea de descuento:

  • Línea de descuento de 100.000 euros. Duración 1 año, desde el 1 enero 2018
  • Comisiones: 1% por apertura de la línea y 0,5% sobre el importe de cada efecto.
  • Intereses: 8% variable según el importe descontado y el plazo hasta el vencimiento.

Se realiza un descuento en abril de 30.000€, con 90 días hasta el vencimiento.

Por la comisión de apertura (1-1-2018)

1000(626) Servicios bancarios

(1% x 100000)

(572) Banco, c/c1000

Por el primer descuento. Pagaré a 90 días (1-4-2018)

30000(4311) Efectos (Ef.) comerciales descontados(4310) Ef. comerciales en cartera30000
29258,22

150

 

591,78

(572) Banco, c/c

(626) Servicios bancarios

(0,5% x30000)

(665) Intereses por desc. Efectos

30000 x 8% x (90/365)

(5208) Deudas por efectos descontados 30000

Si la entidad puede cobrar el efecto al vencimiento se cancela la obligación (1-7-2018)

30000(5208) Deudas por ef. descontados(4311) Ef. comerc. descontados30000

Este último asiento es importante porque si el documento no se puede cobrar al vencimiento la empresa tendría que responder por su cliente y devolver el dinero y los intereses a la entidad financiera. Sería así:

Se devuelve el dinero y se reclasifica la remesa como impagada

30000

30000

(5208) Deudas por ef. descontados

(4315) Electos impagados

(572) Banco, c/c

(4311) Ef. com descontados

30000

30000

El procedimiento es igual con cada pagaré o efecto solicitado mientras no se agote el importe de la línea. Algunas entidades pueden cobrar una comisión adicional por el capital no utilizado, un gasto que también hay que contabilizar cuando proceda (626).

Diferencia entre línea de descuento y factoring

El factoring es un contrato financiero destinado también a operaciones de descuento. La principal diferencia entre factoring y línea de descuento tiene que ver con el servicio prestado y las condiciones contractuales:

  • El factoring es un contrato más dirigido a la gestión y anticipo de facturas.
  • La vinculación en general es más larga y suele incluir la gestión completa del cobro de todas las facturas, o de una parte importante de ellas como las de un cliente importante, concediendo directamente los anticipos.
  • Ofrece más servicios que la financiación: investigación comercial, análisis de la solvencia de los clientes, administración y registro contable de las facturas, etc.
  • Otra cuestión que aborda el factoring es la gestión del riesgo: una empresa puede contratar el servicio “sin recurso”. Con esta cláusula queda liberada de cualquier reclamación posterior por impago de su cliente, al contrario que el descuento habitual con recurso.

Por su orientación y vinculación el factoring está más expuesto a mayores comisiones y gastos.

Por tanto, aunque la fórmula de financiación es similar hay matices importantes. La línea de descuento establece un importe máximo, suele tener una duración más corta, está más inclinada a los medios de pago comerciales y no hay servicios adicionales de gestión.

Diferencia entre línea de descuento y línea de crédito

En estos dos productos la mecánica es similar. Una compañía financiera dispone una cantidad de dinero a favor de una empresa y ésta lo utiliza cuando lo necesite, pagando solo por las cantidades retiradas.

La principal diferencia está en el tipo de financiación.

La línea de crédito ofrece el dinero en forma de préstamo. Por tanto, cada vez que se haga uso de ella hay que pagar los gastos e intereses y también devolver el dinero retirado, en las cuotas y condiciones acordadas.

En cualquier financiación en forma de préstamos las entidades asumen más riesgo y suele ser más cara.

En la línea de descuento solo se paga la parte de intereses y gastos porque el capital recibido es solo el anticipo de un activo de la empresa y que ésta cede. Solo se devuelve el efectivo si el título resulta impagado a su vencimiento.

¿Quién puede abrir una línea de descuento?

En general, una línea de descuento la puede abrir cualquier autónomo o empresa que venda a crédito y tenga cubiertas sus operaciones con documentos de pago sólidos y fiables, como un pagaré.

Los títulos valor legales: pagarés o letras de cambio aceptadas por el deudor, registran derechos de cobro a favor de las empresas que los reciben y son válidos para su transmisión en forma de cesión de crédito.

Son justificantes legítimos para negociar un anticipo y, por tanto, también para solicitar una línea de descuento y adelantar el dinero pendiente.

Antes de contratar un servicio de financiación, más aún en relaciones contractuales prolongadas, hay que evaluar bien las condiciones y todos los costes (seguros y probables). Es importante evitar ataduras rígidas que puedan penalizar la posibilidad de cambiar a un servicio igual y a menor coste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *