En <strong>Circulantis</strong> seguimos ahondando en los desafíos que tienen los autónomos y las pymes para iniciar y sacar adelante sus negocios. Emprender es un acto de valentía pero el éxito también depende de cómo se resuelvan las principales cuestiones de gestión empresarial, manteniendo siempre la mayor eficacia posible en materia administrativa, fiscal y financiera. Por eso en este artículo te hablaremos de [ss_kw]<strong>las cuestiones clave para los emprendedores</strong>[/ss_kw]. <span id="more-946"></span> Siempre hay dificultades pero a pesar de ello muchas empresas logran sobrevivir y crecer. Es un aliciente para todos, realmente si eres un buen profesional, tienes una buena estrategia y comprendes las sinergias, internas y externas, que empujan o ralentizan, estarás en el buen camino. Estas son seis <strong>cuestiones clave para los emprendedores</strong> sobre las que pensar, planificar y desarrollar cuando se afronta un desafío empresarial. <h2>¿Cómo empezar: sociedad o autónomo?</h2> Los [ss_kw]<strong>nuevos emprendedores</strong>[/ss_kw] deben saber antes de aventurarse, la diferencia entre una sociedad y ser autónomo. Los autónomos responden individualmente con su patrimonio, tributan trimestralmente por el IVA y en distintos modalidades de IRPF y deben pagar su cuota a la seguridad social. Las sociedades responden con su capital social, según cada caso. Se les exigen más trámites, cumplir la normativa contable y de registro mercantil, y tributan por IVA e impuesto de sociedades. Las declaraciones informativas anuales son comunes para ambos. <h2>¿Qué se suele pasar por alto?</h2> Es importante conocer las obligaciones tributarias y administrativas de cada comunidad y ayuntamiento. Las cosas pueden cambiar mucho según donde esté el domicilio fiscal. Hay que informarse de los compromisos, según cada caso, en relación a la <strong>Ley de Protección de Datos</strong>, el <strong>Acta de Titularidad Real</strong> o la obligación de pagar el <strong>Impuesto sobre Actividades Económicas</strong> (IAE), exento los dos primeros años. <h2>¿Merece la pena un plan de empresa?</h2> Tener un buen [ss_kw]<strong>plan de negocio</strong>[/ss_kw] es un apoyo esencial porque organiza, integra y da valor monetario a todo lo que debe ser la estructura empresarial. Es básico expresar la motivación y objetivos que cimientan el proyecto de empresa; y realizar un análisis completo de todo lo relacionado con el producto o servicio, costes, demanda, estrategia comercial, financiación o competencia. Es decir, concretar las fortalezas y debilidades. <h2>¿Cómo organizarse?</h2> Lo mejor es diseñar una <strong>estructura sencilla y funcional</strong>. El trabajo mejora mucho en un ambiente confortable, limpio y ordenado. Se debe ser estricto en el control de los costes y tener medios técnicos modernos y adecuados. Si hay empleados es necesario preparar las funciones de cada puesto, los patrones de trabajo, establecer vías de comunicación y participación. Es importante ser transparente y cuidar la información relevante. <h2>¿Cómo enfrentarse al mercado?</h2> El impacto de una empresa es múltiple, un mal paso puede afectar más de lo que parece. En las decisiones económicas hay que apoyarse en una información actualizada y fiable, estar atento a las noticias y cambios del sector y utilizar los balances contables porque proporcionan información útil para detectar mejoras y riesgos. Estar siempre pendiente de éstas cosas puede diferenciar un [ss_kw]<strong>emprendedor exitoso</strong>[/ss_kw] de uno que no lo es. También hay que tomar decisiones estratégicas basadas en planes a medio y largo plazo. Es esencial marcarse objetivos y también crear una identidad e imagen que nos represente y nos diferencie ante los clientes. Cualquier medida debe ser consecuente con un comportamiento responsable y honesto. Cultivar <strong>valores positivos </strong>aporta credibilidad y confianza. <h2>¿Cómo gestionar correctamente el dinero?</h2> La <strong>gestión de la tesorería</strong> es vital para mantener la liquidez a salvo a través de una estricta previsión de entradas y salidas de efectivo para anticiparse a las necesidades. En <strong>Circulantis</strong> conocemos bien este terreno y lo delicado que es. Sin efectivo no se puede progresar, por eso proporcionamos a las empresas un servicio de <a href="https://circulantis.com/solicitar-financiacion" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>anticipo de facturas</strong></a> que permite recuperar con rapidez el dinero pendiente de las ventas a crédito. Este <strong>modelo de financiación online</strong>, basado en la filosofía del <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>crowdlending</strong></a>, es rápido, innovador y eficiente. En nuestro <em>marketplace</em> los autónomos y pymes publican sus pagarés (los derechos de cobro de sus facturas) indicando un tipo de interés de referencia, y los inversores registrados deciden el montante que desean adquirir. Una práctica sencilla que aporta variedad y más posibilidades de financiación. Se ejerce con libertad y con un coste transparente. Integrarse en la tecnología, en todos sus formas, es nuestro último consejo. El mundo cada vez es más digital y las empresas que quieran sobrevivir en él también deben serlo.

Las cuestiones clave para los emprendedores

En Circulantis seguimos ahondando en los desafíos que tienen los autónomos y las pymes para iniciar y sacar adelante sus negocios. Emprender es un acto de valentía pero el éxito también depende de cómo se resuelvan las principales cuestiones de gestión empresarial, manteniendo siempre la mayor eficacia posible en materia administrativa, fiscal y financiera. Por eso en este artículo te hablaremos de las cuestiones clave para los emprendedores.

Siempre hay dificultades pero a pesar de ello muchas empresas logran sobrevivir y crecer. Es un aliciente para todos, realmente si eres un buen profesional, tienes una buena estrategia y comprendes las sinergias, internas y externas, que empujan o ralentizan, estarás en el buen camino.

Estas son seis cuestiones clave para los emprendedores sobre las que pensar, planificar y desarrollar cuando se afronta un desafío empresarial.

¿Cómo empezar: sociedad o autónomo?

Los nuevos emprendedores deben saber antes de aventurarse, la diferencia entre una sociedad y ser autónomo. Los autónomos responden individualmente con su patrimonio, tributan trimestralmente por el IVA y en distintos modalidades de IRPF y deben pagar su cuota a la seguridad social. Las sociedades responden con su capital social, según cada caso. Se les exigen más trámites, cumplir la normativa contable y de registro mercantil, y tributan por IVA e impuesto de sociedades. Las declaraciones informativas anuales son comunes para ambos.

¿Qué se suele pasar por alto?

Es importante conocer las obligaciones tributarias y administrativas de cada comunidad y ayuntamiento. Las cosas pueden cambiar mucho según donde esté el domicilio fiscal.

Hay que informarse de los compromisos, según cada caso, en relación a la Ley de Protección de Datos, el Acta de Titularidad Real o la obligación de pagar el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), exento los dos primeros años.

¿Merece la pena un plan de empresa?

Tener un buen plan de negocio es un apoyo esencial porque organiza, integra y da valor monetario a todo lo que debe ser la estructura empresarial. Es básico expresar la motivación y objetivos que cimientan el proyecto de empresa; y realizar un análisis completo de todo lo relacionado con el producto o servicio, costes, demanda, estrategia comercial, financiación o competencia. Es decir, concretar las fortalezas y debilidades.

¿Cómo organizarse?

Lo mejor es diseñar una estructura sencilla y funcional. El trabajo mejora mucho en un ambiente confortable, limpio y ordenado. Se debe ser estricto en el control de los costes y tener medios técnicos modernos y adecuados. Si hay empleados es necesario preparar las funciones de cada puesto, los patrones de trabajo, establecer vías de comunicación y participación. Es importante ser transparente y cuidar la información relevante.

¿Cómo enfrentarse al mercado?

El impacto de una empresa es múltiple, un mal paso puede afectar más de lo que parece. En las decisiones económicas hay que apoyarse en una información actualizada y fiable, estar atento a las noticias y cambios del sector y utilizar los balances contables porque proporcionan información útil para detectar mejoras y riesgos. Estar siempre pendiente de éstas cosas puede diferenciar un emprendedor exitoso de uno que no lo es.

También hay que tomar decisiones estratégicas basadas en planes a medio y largo plazo. Es esencial marcarse objetivos y también crear una identidad e imagen que nos represente y nos diferencie ante los clientes. Cualquier medida debe ser consecuente con un comportamiento responsable y honesto. Cultivar valores positivos aporta credibilidad y confianza.

¿Cómo gestionar correctamente el dinero?

La gestión de la tesorería es vital para mantener la liquidez a salvo a través de una estricta previsión de entradas y salidas de efectivo para anticiparse a las necesidades. En Circulantis conocemos bien este terreno y lo delicado que es. Sin efectivo no se puede progresar, por eso proporcionamos a las empresas un servicio de anticipo de facturas que permite recuperar con rapidez el dinero pendiente de las ventas a crédito.

Este modelo de financiación online, basado en la filosofía del crowdlending, es rápido, innovador y eficiente. En nuestro marketplace los autónomos y pymes publican sus pagarés (los derechos de cobro de sus facturas) indicando un tipo de interés de referencia, y los inversores registrados deciden el montante que desean adquirir. Una práctica sencilla que aporta variedad y más posibilidades de financiación. Se ejerce con libertad y con un coste transparente.

Integrarse en la tecnología, en todos sus formas, es nuestro último consejo. El mundo cada vez es más digital y las empresas que quieran sobrevivir en él también deben serlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *