La falta de dinero en efectivo es la causa de muchos males para cualquier empresa. Las estrategias comerciales a veces no se plantean bien y se da valor al beneficio pero poco a la solvencia. Este criterio puede llevar a sufrir momentos críticos a la hora de cubrir los gastos. Por eso, hay que tener mucho cuidado con un elemento clave del proceso de venta: cómo y cuándo se va a cobrar. <span id="more-925"></span> Si tienes <strong>liquidez </strong>significa que cuentas con capacidad para obtener fondos de forma rápida sin recurrir al endeudamiento, es decir, lo haces con tus propios recursos. El saldo en caja o en la cuenta corriente, la <strong>tesorería</strong>, es el elemento más claro de liquidez, y para mantener ese caudal a salvo, en <strong>Circulantis, </strong>nuestra <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>plataforma de crowdlending</strong></a><strong>,</strong> también te recomendamos gestionar otros activos del balance, como los derechos comerciales, para convertirlos en efectivo. Que tu tesorería funcione es la mejor señal de equilibrio. <h2>¿Cómo proteger tu negocio de la falta de liquidez?</h2> La clave de cualquier proyecto empresarial es lograr un ritmo de ventas constante y adecuado que sostenga toda la estructura. Pero esto por sí solo no es suficiente porque no siempre se cobra de forma inmediata y algunos gastos prioritarios (nóminas, alquileres, impuestos, seguros o algunas compras) no admiten retrasos. Los desajustes entre las salidas y entradas reales de efectivo pueden llegar a ser muy graves y suponer un riesgo de insolvencia, e incluso de cierre si las faltas son continuadas. Hay algunas reglas esenciales que son muy importantes, y más vale prevenir porque el peligro es muy serio: <ul> <li>Elabora un buen <strong>presupuesto de tesorería</strong>. Un cuadro que detalle, de forma ordenada, todas las fechas donde tengas previsto recibir ingresos o realizar pagos, sumando o restando las cantidades del saldo en cuenta. Así se puede estimar el importe disponible en cada momento futuro. Cuando preveas algún riesgo hay que buscar una solución lo antes posible.</li> <li><strong>Controla los gastos</strong>. En casi todas las empresas hay malos hábitos que generan gastos innecesarios que se van perpetuando. Trata de ser riguroso para evitar estas pérdidas porque además es una señal de ineficiencia y dejadez que no queda nada bien.</li> <li><strong>Actúa con previsión. </strong>Siempre es un buen consejo revisar los acuerdos con clientes y proveedores para ganar días en los cobros o retrasar en lo posible los pagos. Solicita en tus ventas a plazo documentos de cobro fiables, como los <a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>pagarés</strong></a><strong>. </strong>Además de ser muy seguros es fácil negociar con ellos para adelantar los importes pendientes.</li> <li><strong>Gestiona el medio plazo</strong>. Los impuestos, tanto los generales como los locales y autonómicos, son momentos de pago que hay que prevenir. También se pueden revisar los intereses de los créditos para renegociar condiciones y plazos para reducir el coste mensual.</li> <li><strong>Medidas extras</strong>. En los momentos más delicados puedes vender algún bien o redimensionar el negocio para adaptarse y esperar tiempos mejores. Al contrario, si en un período tienes suficiente liquidez invierte el sobrante en operaciones a corto plazo para rentabilizar más el saldo.</li> </ul> En <strong>Circulantis</strong> te podemos ayudar Las tareas administrativas para gestionar los facturas pendientes de cobro son fundamentales y muchas veces un trabajo tedioso. Piensa también en el <strong>coste de oportunidad</strong>, es decir, lo que pierdes cada día al tener en espera esos derechos a tu favor. Las operaciones de <a href="https://circulantis.com/blog/el-descuento-comercial/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>descuento comercial</strong></a>, para <a href="https://circulantis.com/blog/el-anticipo-de-facturas-clave-para-las-pymes/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>anticipar las facturas</strong></a>, tienen un coste y eso te puede echar para atrás. Pero te proponemos una alternativa muy eficiente: en operativa y coste. En <strong>Circulantis</strong> hemos llegado a alto nivel de especialización en este servicio, a través del <a href="https://circulantis.com/blog/crowdfactoring-que-es-y-como-funciona/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong><em>crowdfactoring</em></strong>,</a> un modelo que diseña plataformas online para poner en contacto a las empresas que necesitan fondos con inversores particulares. El dinero te llega desde múltiples participantes interesados, con los que puedes pactar el precio que te interesa. Todo es más accesible, transparente y colaborativo. Prueba nuestro servicio para reforzar tu tesorería y ganar tiempo en las gestiones comerciales. Comprobaras que tener autonomía y libertad cuando lo necesitas, sin cargas adicionales, merece la pena.

La llave del éxito: cuida tu tesorería

La falta de dinero en efectivo es la causa de muchos males para cualquier empresa. Las estrategias comerciales a veces no se plantean bien y se da valor al beneficio pero poco a la solvencia. Este criterio puede llevar a sufrir momentos críticos a la hora de cubrir los gastos. Por eso, hay que tener mucho cuidado con un elemento clave del proceso de venta: cómo y cuándo se va a cobrar.

Si tienes liquidez significa que cuentas con capacidad para obtener fondos de forma rápida sin recurrir al endeudamiento, es decir, lo haces con tus propios recursos. El saldo en caja o en la cuenta corriente, la tesorería, es el elemento más claro de liquidez, y para mantener ese caudal a salvo, en Circulantis, nuestra plataforma de crowdlending, también te recomendamos gestionar otros activos del balance, como los derechos comerciales, para convertirlos en efectivo. Que tu tesorería funcione es la mejor señal de equilibrio.

¿Cómo proteger tu negocio de la falta de liquidez?

La clave de cualquier proyecto empresarial es lograr un ritmo de ventas constante y adecuado que sostenga toda la estructura. Pero esto por sí solo no es suficiente porque no siempre se cobra de forma inmediata y algunos gastos prioritarios (nóminas, alquileres, impuestos, seguros o algunas compras) no admiten retrasos. Los desajustes entre las salidas y entradas reales de efectivo pueden llegar a ser muy graves y suponer un riesgo de insolvencia, e incluso de cierre si las faltas son continuadas.

Hay algunas reglas esenciales que son muy importantes, y más vale prevenir porque el peligro es muy serio:

  • Elabora un buen presupuesto de tesorería. Un cuadro que detalle, de forma ordenada, todas las fechas donde tengas previsto recibir ingresos o realizar pagos, sumando o restando las cantidades del saldo en cuenta. Así se puede estimar el importe disponible en cada momento futuro. Cuando preveas algún riesgo hay que buscar una solución lo antes posible.
  • Controla los gastos. En casi todas las empresas hay malos hábitos que generan gastos innecesarios que se van perpetuando. Trata de ser riguroso para evitar estas pérdidas porque además es una señal de ineficiencia y dejadez que no queda nada bien.
  • Actúa con previsión. Siempre es un buen consejo revisar los acuerdos con clientes y proveedores para ganar días en los cobros o retrasar en lo posible los pagos. Solicita en tus ventas a plazo documentos de cobro fiables, como los pagarés. Además de ser muy seguros es fácil negociar con ellos para adelantar los importes pendientes.
  • Gestiona el medio plazo. Los impuestos, tanto los generales como los locales y autonómicos, son momentos de pago que hay que prevenir. También se pueden revisar los intereses de los créditos para renegociar condiciones y plazos para reducir el coste mensual.
  • Medidas extras. En los momentos más delicados puedes vender algún bien o redimensionar el negocio para adaptarse y esperar tiempos mejores. Al contrario, si en un período tienes suficiente liquidez invierte el sobrante en operaciones a corto plazo para rentabilizar más el saldo.

En Circulantis te podemos ayudar

Las tareas administrativas para gestionar los facturas pendientes de cobro son fundamentales y muchas veces un trabajo tedioso. Piensa también en el coste de oportunidad, es decir, lo que pierdes cada día al tener en espera esos derechos a tu favor. Las operaciones de descuento comercial, para anticipar las facturas, tienen un coste y eso te puede echar para atrás. Pero te proponemos una alternativa muy eficiente: en operativa y coste.

En Circulantis hemos llegado a alto nivel de especialización en este servicio, a través del crowdfactoring, un modelo que diseña plataformas online para poner en contacto a las empresas que necesitan fondos con inversores particulares. El dinero te llega desde múltiples participantes interesados, con los que puedes pactar el precio que te interesa. Todo es más accesible, transparente y colaborativo.

Prueba nuestro servicio para reforzar tu tesorería y ganar tiempo en las gestiones comerciales. Comprobaras que tener autonomía y libertad cuando lo necesitas, sin cargas adicionales, merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *