En un estudio reciente sobre <em>Behavioral Finance,</em> publicado por BPM, se analizan los elementos emocionales que afectan al comportamiento de los <strong><a href="https://circulantis.com/inversiones-financieras" target="_blank" rel="noopener noreferrer">inversores</a></strong> en el mercado financiero, tratando de dar respuesta a la pregunta de por qué se comportan como lo hacen y no como deberían. Y es que, [ss_kw]invertir dominando las emociones[/ss_kw], no siempre es fácil.<span id="more-979"></span> La referencia más común para definir la conducta de un inversor se basa en analizar su grado de aversión al riesgo, diferenciando así entre perfiles más o menos conservadores. Pero, como constata esta publicación, existen otros elementos muy presentes y que condicionan el modo en que se valoran las oportunidades de inversión. En <strong>Circulantis</strong>, sabemos que no es fácil encontrar el camino más adecuado, más aún en los mercados expuestos a la incertidumbre. Por eso, ofrecemos <strong><a href="https://circulantis.com/blog/circulantis-guia-inversores/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">un modelo diferente de invertir</a></strong>, el <em>crowdlending</em>, que permite participar de forma colectiva en la financiación de pymes y autónomos, adquiriendo activos empresariales sencillos y rentables a corto plazo. El ahorro tiene un papel decisivo en la economía, de ahí nace el actual propósito de impulsar una mayor formación financiera a todos los niveles. Esto permitirá ser más consciente de los riesgos, entender mejor los productos financieros y las consecuencias de una inversión demasiado especulativa. <h2>¿Cuál es la percepción a la hora invertir?</h2> Resumimos algunas de las “trampas” emocionales que señala el informe y en las que es fácil caer. El reto está en detectarlas y transformarlas en fortalezas y estrategias más eficientes y rentables. <ul> <li>El <strong>exceso de confianza</strong> es lo más destacado. Los inversores se fían en exceso de los productos que más les convencen y esto limita su capacidad para predecir y valorar los riesgos que tienen. Además, se descuida el valor de diversificar, un consejo clave para tener una cartera más variada y menos expuesta a pérdidas globales.</li> <li>La <strong>predisposición a evitar remordimientos</strong>. Es un efecto que explica las posiciones más conservadoras. No hacer cambios es un modo de no tener que arrepentirse y eso perpetúa un inmovilismo que suele aportar poco valor. Las dudas y recelos pueden más que la oportunidad de mejorar.</li> <li><strong>Reafirmación</strong>. Un rol habitual entre los inversores más arriesgados. Se aferran a las informaciones positivas que refuerzan sus preferencias e ideas previas. Cuando el mercado las contradice se trata de mala suerte u otros condicionantes externos. Tener una mentalidad más abierta y crítica es más productiva y brinda conocimiento y experiencia.</li> <li><strong>Apostar por lo conocido</strong>. La afinidad es otro componente claro entre los ahorradores más prudentes. Confiar solo en los productos más familiares renunciando al resto de posibilidades. Otra consecuencia es el anclaje, si antes algo funcionaba se mantiene la seguridad de que volverá a ser así.</li> </ul> También influyen otros elementos sociales o culturales. Uno de los patrones más interesante es cómo cambia la actitud según de donde provenga el dinero. Un capital que se ha logrado de manera inesperada y sin esfuerzo (como en los juegos de azar) es más probable invertirlo de forma más arriesgada porque la sensación de pérdida es menor. <h2>Una inversión que deja buenas sensaciones</h2> Lograr el triple objetivo: rentabilidad, liquidez y bajo riesgo es la meta de los inversores más inteligentes. En <strong>Circulantis</strong> tenemos esa fórmula y la expresamos a través de un modelo transparente, funcional y efectivo. Una plataforma online para adquirir <strong>pagarés</strong> (derechos de cobro de facturas con pago aplazado). Los autónomos y pymes los ceden cuando necesitan adelantar su cobro para obtener liquidez. Nuestro <strong><a href="https://circulantis.com/blog/crowdfactoring-que-es-y-como-funciona/" target="_blank" rel="noopener noreferrer">modelo de crowdfactoring</a></strong> ofrece: <ul> <li><strong>Rentabilidad</strong>. Por encima de la media de los productos de renta fija. Cada proyecto tiene su rentabilidad y hay suficientes opciones para todo tipo de inversores y perfiles.</li> <li><strong>Liquidez</strong>. Todas las operaciones generan un retorno a corto plazo.</li> <li><strong>Riesgo controlado</strong>. Las solicitudes de las empresas las revisamos con cuidado. El posible riesgo de impago del pagaré está bien especificado.</li> <li><strong>Diversificación</strong>. Aportar dinero en distintos proyectos y reinvertir eleva el rendimiento medio.</li> <li><strong>Transparencia</strong>. Para todos los trámites y traspasos existe toda la información que se solicite. Eliminar requisitos y ser claros es clave para nosotros.</li> </ul> Una ventaja extra es que el dinero invertido tendrá una utilidad productiva con beneficio social. En definitiva, una oportunidad rentable, fácil de acceder y controlar, y con valor social. Para empezar a cambiar sin arrepentirse.

¿Cómo invertir dominando las emociones?

En un estudio reciente sobre Behavioral Finance, publicado por BPM, se analizan los elementos emocionales que afectan al comportamiento de los inversores en el mercado financiero, tratando de dar respuesta a la pregunta de por qué se comportan como lo hacen y no como deberían. Y es que, invertir dominando las emociones, no siempre es fácil.

La referencia más común para definir la conducta de un inversor se basa en analizar su grado de aversión al riesgo, diferenciando así entre perfiles más o menos conservadores. Pero, como constata esta publicación, existen otros elementos muy presentes y que condicionan el modo en que se valoran las oportunidades de inversión.

En Circulantis, sabemos que no es fácil encontrar el camino más adecuado, más aún en los mercados expuestos a la incertidumbre. Por eso, ofrecemos un modelo diferente de invertir, el crowdlending, que permite participar de forma colectiva en la financiación de pymes y autónomos, adquiriendo activos empresariales sencillos y rentables a corto plazo.

El ahorro tiene un papel decisivo en la economía, de ahí nace el actual propósito de impulsar una mayor formación financiera a todos los niveles. Esto permitirá ser más consciente de los riesgos, entender mejor los productos financieros y las consecuencias de una inversión demasiado especulativa.

¿Cuál es la percepción a la hora invertir?

Resumimos algunas de las “trampas” emocionales que señala el informe y en las que es fácil caer. El reto está en detectarlas y transformarlas en fortalezas y estrategias más eficientes y rentables.

  • El exceso de confianza es lo más destacado. Los inversores se fían en exceso de los productos que más les convencen y esto limita su capacidad para predecir y valorar los riesgos que tienen. Además, se descuida el valor de diversificar, un consejo clave para tener una cartera más variada y menos expuesta a pérdidas globales.
  • La predisposición a evitar remordimientos. Es un efecto que explica las posiciones más conservadoras. No hacer cambios es un modo de no tener que arrepentirse y eso perpetúa un inmovilismo que suele aportar poco valor. Las dudas y recelos pueden más que la oportunidad de mejorar.
  • Reafirmación. Un rol habitual entre los inversores más arriesgados. Se aferran a las informaciones positivas que refuerzan sus preferencias e ideas previas. Cuando el mercado las contradice se trata de mala suerte u otros condicionantes externos. Tener una mentalidad más abierta y crítica es más productiva y brinda conocimiento y experiencia.
  • Apostar por lo conocido. La afinidad es otro componente claro entre los ahorradores más prudentes. Confiar solo en los productos más familiares renunciando al resto de posibilidades. Otra consecuencia es el anclaje, si antes algo funcionaba se mantiene la seguridad de que volverá a ser así.

También influyen otros elementos sociales o culturales. Uno de los patrones más interesante es cómo cambia la actitud según de donde provenga el dinero. Un capital que se ha logrado de manera inesperada y sin esfuerzo (como en los juegos de azar) es más probable invertirlo de forma más arriesgada porque la sensación de pérdida es menor.

Una inversión que deja buenas sensaciones

Lograr el triple objetivo: rentabilidad, liquidez y bajo riesgo es la meta de los inversores más inteligentes. En Circulantis tenemos esa fórmula y la expresamos a través de un modelo transparente, funcional y efectivo. Una plataforma online para adquirir pagarés (derechos de cobro de facturas con pago aplazado). Los autónomos y pymes los ceden cuando necesitan adelantar su cobro para obtener liquidez. Nuestro modelo de crowdfactoring ofrece:

  • Rentabilidad. Por encima de la media de los productos de renta fija. Cada proyecto tiene su rentabilidad y hay suficientes opciones para todo tipo de inversores y perfiles.
  • Liquidez. Todas las operaciones generan un retorno a corto plazo.
  • Riesgo controlado. Las solicitudes de las empresas las revisamos con cuidado. El posible riesgo de impago del pagaré está bien especificado.
  • Diversificación. Aportar dinero en distintos proyectos y reinvertir eleva el rendimiento medio.
  • Transparencia. Para todos los trámites y traspasos existe toda la información que se solicite. Eliminar requisitos y ser claros es clave para nosotros.

Una ventaja extra es que el dinero invertido tendrá una utilidad productiva con beneficio social. En definitiva, una oportunidad rentable, fácil de acceder y controlar, y con valor social. Para empezar a cambiar sin arrepentirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *