Al final, lo esencial siempre es lo importante. Y en tu negocio, lo esencial es tener suficiente efectivo para trabajar con seguridad. Combatir la [ss_kw]<strong>falta de liquidez</strong>[/ss_kw] es un objetivo fundamental porque supone el mayor riesgo para la [ss_kw]<strong>solvencia de una empresa</strong>[/ss_kw]. Ir siempre apurado o con retraso para cumplir con las obligaciones y pagos merma la confianza de los proveedores y trabajadores, y complica mucho el acceso al crédito cuando lo necesites. <span id="more-1100"></span> Esta situación daña la imagen y la credibilidad. En <strong>Circulantis</strong> lo sabemos y de ahí nuestra apuesta por el <em>crowdlending</em>, una <strong><a href="https://circulantis.com/financiacion" target="_blank" rel="noopener">financiación alternativa para empresas</a></strong>, que te ayudará a conseguir liquidez con tus activos de forma ágil, eficiente y sin endeudamiento. <h2>¿Qué es la falta de liquidez?</h2> La [ss_kw]<strong>falta de liquidez en una empresa</strong>[/ss_kw] expresa la situación en la cual el nivel de efectivo es insuficiente para afrontar los gastos inmediatos. El efectivo lo conforman el dinero en caja, en cuenta corriente o el que pueda generar algún activo que sea convertible con rapidez en moneda. La precariedad de fondos, de forma continuada, puede llevar incluso al [ss_kw]<strong>cierre de la empresa por falta de liquidez</strong>[/ss_kw]. Aun manteniendo un buen volumen de ventas un cierre puede sobrevenir por asfixia financiera, especialmente cuando el nivel de endeudamiento es alto y los plazos de cobro son demasiados largos. Vender requiere una estructura activa, en personal y equipos, que cuesta dinero a diario. Si los ingresos se retrasan el negocio puede llegar a colapsar. <h2>Doce ideas para combatir la falta de liquidez</h2> Hay dos máximas para atajar el riesgo de liquidez: un control exhaustivo de las fechas de cobros y pagos, y actuar siempre con previsión. Estas son <strong>doce medidas que te pueden ayudar</strong>, desde los tres enfoques principales. <h3>Para optimizar la estrategia financiera:</h3> <ol> <li><strong>Vigila siempre las cuentas</strong>. Es indispensable un control estricto de las entradas y salidas de efectivo. El presupuesto de tesorería es el mejor aliado en estos casos.</li> <li><strong>Atención a los gastos financieros</strong>. Los intereses de las deudas, las comisiones o la obligación de contratar productos asociados en los préstamos bancarios perjudican la liquidez. Negociar o explorar mejores condiciones es clave.</li> <li><strong>Analiza las necesidades operativas</strong>. Para maquinaria, vehículos o equipos se puede emplear el <em>renting</em> o <em>leasing</em>, operaciones que evitan salidas elevadas de capital y permiten tener más controlados los gastos y el mantenimiento. Si no necesitas algo véndelo o alquílalo.</li> <li><strong>Diversifica</strong>. Es el mejor consejo para tus finanzas. No te limites a una sola fuente de crédito y busca opciones más accesibles y económicas para los servicios habituales.</li> </ol> <h3>Para ganar agilidad en los cobros:</h3> <ol start="5"> <li><strong>Gestiona muy bien los cobros aplazados</strong>, es el gran reto contra la <strong>falta de liquidez</strong>. Es fundamental saber en qué fecha cobrarás y qué riesgos corres hasta entonces. Nuestro servicio para <strong><a href="https://circulantis.com/mercado-crowdlending" target="_blank" rel="noopener">descontar facturas mediante crowdlending</a></strong> es ideal para adelantar los cobros, mas en estos tiempos que demandan soluciones sencillas y efectivas en la gestión.</li> <li><strong>Solicita a tus clientes medios de pago, seguros y fiables</strong>, como los <strong>pagarés</strong>. Son negociables y un gran recurso para adelantar los cobros en nuestra plataforma.</li> <li><strong>Es importante conocer, de media, los días que tardas en cobrar o pagar</strong>, y renegociar los acuerdos comerciales con clientes y proveedores para ajustar mejor las fechas. Ganar unos días a tu favor cada mes puede ser decisivo.</li> <li><strong>Revisa los márgenes de venta</strong>. Comprueba que no hay productos o servicios que sean deficitarios o con escaso beneficio. Repasa también la cartera de clientes, los que se retrasan en los pagos o consultan mucho y compran poco generan más gastos que beneficio.</li> </ol> <h3>Para dominar los gastos:</h3> <ol start="9"> <li><strong>Elabora presupuestos</strong> y mantén una actitud crítica para revisar procedimientos y tareas con vista a reducir gastos innecesarios.</li> <li><strong>Utiliza herramientas de gestión</strong>. La contabilidad de costes, por ejemplo, refleja todo el abanico de costes existentes, fijos y variables. Permite analizar cada partida para corregir desviaciones.</li> <li><strong>Revisa los gastos habituales</strong> porque es fácil excederse y las sumas pequeñas, al cabo del año, penalizan bastante tu cuenta corriente.</li> <li>Es importante <strong>anticiparse a los períodos críticos de gasto</strong>. El final de mes (con las nóminas, alquileres, seguros…) y tras cada trimestre (con los impuestos: IVA, renta o sociedades) son momentos cruciales que ponen a prueba tu liquidez.</li> </ol> Esperamos que estas ideas te ayuden a controlar mejor tu liquidez para trabajar con menos preocupaciones. La anticipación en una gran estrategia. Si tienes alguna factura pendiente de cobro confía en <strong>Circulantes</strong>.

12 Ideas contra la falta de liquidez

Al final, lo esencial siempre es lo importante. Y en tu negocio, lo esencial es tener suficiente efectivo para trabajar con seguridad. Combatir la falta de liquidez es un objetivo fundamental porque supone el mayor riesgo para la solvencia de una empresa. Ir siempre apurado o con retraso para cumplir con las obligaciones y pagos merma la confianza de los proveedores y trabajadores, y complica mucho el acceso al crédito cuando lo necesites.

Esta situación daña la imagen y la credibilidad. En Circulantis lo sabemos y de ahí nuestra apuesta por el crowdlending, una financiación alternativa para empresas, que te ayudará a conseguir liquidez con tus activos de forma ágil, eficiente y sin endeudamiento.

¿Qué es la falta de liquidez?

La falta de liquidez en una empresa expresa la situación en la cual el nivel de efectivo es insuficiente para afrontar los gastos inmediatos. El efectivo lo conforman el dinero en caja, en cuenta corriente o el que pueda generar algún activo que sea convertible con rapidez en moneda.

La precariedad de fondos, de forma continuada, puede llevar incluso al cierre de la empresa por falta de liquidez. Aun manteniendo un buen volumen de ventas un cierre puede sobrevenir por asfixia financiera, especialmente cuando el nivel de endeudamiento es alto y los plazos de cobro son demasiados largos. Vender requiere una estructura activa, en personal y equipos, que cuesta dinero a diario. Si los ingresos se retrasan el negocio puede llegar a colapsar.

Doce ideas para combatir la falta de liquidez

Hay dos máximas para atajar el riesgo de liquidez: un control exhaustivo de las fechas de cobros y pagos, y actuar siempre con previsión. Estas son doce medidas que te pueden ayudar, desde los tres enfoques principales.

Para optimizar la estrategia financiera:

  1. Vigila siempre las cuentas. Es indispensable un control estricto de las entradas y salidas de efectivo. El presupuesto de tesorería es el mejor aliado en estos casos.
  2. Atención a los gastos financieros. Los intereses de las deudas, las comisiones o la obligación de contratar productos asociados en los préstamos bancarios perjudican la liquidez. Negociar o explorar mejores condiciones es clave.
  3. Analiza las necesidades operativas. Para maquinaria, vehículos o equipos se puede emplear el renting o leasing, operaciones que evitan salidas elevadas de capital y permiten tener más controlados los gastos y el mantenimiento. Si no necesitas algo véndelo o alquílalo.
  4. Diversifica. Es el mejor consejo para tus finanzas. No te limites a una sola fuente de crédito y busca opciones más accesibles y económicas para los servicios habituales.

Para ganar agilidad en los cobros:

  1. Gestiona muy bien los cobros aplazados, es el gran reto contra la falta de liquidez. Es fundamental saber en qué fecha cobrarás y qué riesgos corres hasta entonces. Nuestro servicio para descontar facturas mediante crowdlending es ideal para adelantar los cobros, mas en estos tiempos que demandan soluciones sencillas y efectivas en la gestión.
  2. Solicita a tus clientes medios de pago, seguros y fiables, como los pagarés. Son negociables y un gran recurso para adelantar los cobros en nuestra plataforma.
  3. Es importante conocer, de media, los días que tardas en cobrar o pagar, y renegociar los acuerdos comerciales con clientes y proveedores para ajustar mejor las fechas. Ganar unos días a tu favor cada mes puede ser decisivo.
  4. Revisa los márgenes de venta. Comprueba que no hay productos o servicios que sean deficitarios o con escaso beneficio. Repasa también la cartera de clientes, los que se retrasan en los pagos o consultan mucho y compran poco generan más gastos que beneficio.

Para dominar los gastos:

  1. Elabora presupuestos y mantén una actitud crítica para revisar procedimientos y tareas con vista a reducir gastos innecesarios.
  2. Utiliza herramientas de gestión. La contabilidad de costes, por ejemplo, refleja todo el abanico de costes existentes, fijos y variables. Permite analizar cada partida para corregir desviaciones.
  3. Revisa los gastos habituales porque es fácil excederse y las sumas pequeñas, al cabo del año, penalizan bastante tu cuenta corriente.
  4. Es importante anticiparse a los períodos críticos de gasto. El final de mes (con las nóminas, alquileres, seguros…) y tras cada trimestre (con los impuestos: IVA, renta o sociedades) son momentos cruciales que ponen a prueba tu liquidez.

Esperamos que estas ideas te ayuden a controlar mejor tu liquidez para trabajar con menos preocupaciones. La anticipación en una gran estrategia. Si tienes alguna factura pendiente de cobro confía en Circulantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *