Financiación no bancaria, una fuente de ventajas

Las posibilidades de Internet y las nuevas tecnologías unido a la necesidad de las pymes de buscar alternativas de crédito a la banca han posibilitado la creación de nuevas formas de financiación como el crowdlending, que cada vez va teniendo más presencia en el mercado como un tipo de financiación no bancaria que ofrece múltiples ventajas.

Es más, en las últimas elecciones los principales partidos políticos estaban de acuerdo en al menos una cosa: fomentar la financiación alternativa a la banca para que las pymes puedan llevar a cabo sus proyectos empresariales. PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos reflejaban en sus programas electorales diversas propuestas apoyando el desarrollo de la financiación no bancaria.

Pero aunque el crowdlending y el crowfunding han entrado con fuerza en la financiación a corto plazo de pymes y start-ups hay otros modelos de financiación no bancaria que ya llevaban tiempo trabajando en el mercado como el capital riesgo, Business angels, el Mercado Alternativo Bursátil o las Líneas ICO. Cada uno de ellos ofrece unas alternativas de financiación que han permitido a muchas empresas españolas sobrevivir y sacar adelante sus proyectos, mientras el grifo de la banca permanecía cerrado.

Además con todos estos mecanismos de financiación no bancaria se ha tratado de reducir la elevada dependencia de las pymes respecto al crédito bancario (en estos momentos la proporción es 80-20 a favor de los bancos, mientras que en Francia, Alemania o Inglaterra este porcentaje oscila entre el 30% y el 55%).

Como hemos dicho, las ventajas que encuentras las pymes en estas alternativas de crédito son importantes, entre ellas:

  • Relacionado con lo anterior, reducir la dependencia de los bancos. Diversificar y obtener financiación a corto plazo por vías alternativas o complementarias a la tradicional de los bancos es una buena decisión, ya que en una época de incertidumbre como la actual una pyme no sabe cuando va a necesitar dinero o si su banco se lo va a facilitar o si va a renovar las líneas de crédito. Además, ambas opciones son excluyentes sino que se complementan ya que la financiación no bancaria puede llegar donde no puede llegar la banca.
  • Rapidez y fácil acceso. Puedes tener el dinero que necesitas en poco más de diez días, dependiendo del sistema que utilices. En el caso de Circulantis, en cualquier momento puedes cerrar la subasta de descuento de pagarés, aceptando el tipo de interés promedio de las mejores ofertas que hayan hecho los inversores en ese momento o puedes aguardar al final del plazo establecido para la subasta e intentar llegar a tu tipo objetivo.
  • No computa en el CIRBE. La Central de Información de Riesgos del Banco de España es un registro donde cada banco hace constar las operaciones de crédito de sus clientes y donde se puede consultar si un cliente tiene suscritas obligaciones con otras entidades que puedan dificultar su capacidad financiera. Las fuentes de financiación no bancaria no están obligadas a inscribir sus operaciones en el CIRBE, por lo que no perjudica la posibilidad de solicitar préstamos por otras vías.
  • Mejores condiciones. Estas alternativas de crédito ofrecen mejores condiciones, con intereses y comisiones inferiores a los impuestos por los bancos. Además no tienes que adquirir otros productos y servicios como tarjetas de crédito, abrir nuevas cuentas… que terminan por encarecer el préstamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *