Medidas y ayudas para empresas y pymes #COVID19

En 2020 estamos viviendo un escenario sin precedentes en mucho tiempo. La presencia de un nuevo corona virus (COVID19) en seres humanos ha disparado las alertas sanitarias en todo el planeta.

El impacto es tal que el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya declaró a este brote como pandemia global y desde entonces no ha parado de crecer. Actualmente, España es uno de los países más afectados.

Para controlar la epidemia, el 14 de marzo se decretó en nuestro país el estado de alarma -Real Decreto 463/2020- obligando al confinamiento de los ciudadanos y al cierre de muchos negocios.

Una situación extraordinaria que ha causado un gran impacto económico en muchos negocios.  

En Circulantis, queremos ayudarte con la lluvia de medidas de carácter económico y social dirigidas a autónomos y pymes. Estos cambios se mantendrán en vigor mientras dure el estado de alarma, y algunos tendrán efectos posteriores.

Legislación de referencia:

  1. Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19
  2. Real Decreto Ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder  al impacto económico del COVID-19.
  3. Real Decreto Ley 8/2020 de 17 de marzo: de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19
  4. Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19.
  5. Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población.
  6. Orden SND/307/2020, de 30 de marzo, por la que se establecen los criterios interpretativos para la aplicación del RDL 10/2020 y el modelo de declaración responsable para facilitar los trayectos necesarios entre el lugar de residencia y de trabajo.
  7. Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.
  8. Real Decreto-ley 13/2020, de 7 de abril, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de empleo agrario.
  9. Real Decreto-ley 14/2020, de 14 de abril, por el que se extiende el plazo para la presentación e ingreso de determinadas declaraciones y autoliquidaciones tributarias.
  10. Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo
  11. Real Decreto Ley 18/2020, de 12 de Mayo, de medidas sociales en defensa del empleo.

Estado de alarma, actividades afectadas

Desde el inicio del Estado de Alarma el 14 de marzo se han aprobado cuatro prorrogas (la última hasta el 24 de Mayo).

Las actividades inicialmente suspendidas según el RD 463/2020, son:

1) Locales y establecimientos minoristas

Se suspende la apertura al público de locales y establecimientos minoristas, con estas excepciones:

«los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, sanitarios, centros o clínicas veterinarias, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías, lavanderías y el ejercicio profesional de la actividad de peluquería a domicilio».

2) Hostelería y restauración

Se suspenden las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente servicios de entrega a domicilio.

3) Espectáculos públicos y actividades deportivas y ocio

Suspensión de la actividad de locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos y actividades deportivas y de ocio.

Desescalada del Estado de Alarma:

Para la vuelta de las actividades suspendidas, el Consejo de Ministros del 28 de abril ha realizado una previsión de desescalada en cuatro fases, como mínimo de dos semanas cada una, a aplicar de forma asimétrica y por zonas sanitarias.

La apertura sería de esta forma:

  • FASE 0 – Preparación: apertura de pequeños locales, con cita previa, para la atención individual de clientes o para recoger pedidos.
  • FASE 1 – Inicial (la mayoría de las zonas la iniciaron el 8 de mayo): apertura del pequeño comercio con límite de aforo. Se podrán abrir las terrazas (con una ocupación hasta el 50%)  y los alojamientos y hoteles salvo las zonas comunes. Se reanudará el sector agroalimentario y pesquero.
  • FASE 2 – Intermedia: apertura interior en los locales de hostelería y restaurantes pero con restricciones y limitación de aforo.
  • FASE 3 – Avanzada: En la restauración disminuirán las restricciones de aforo pero se mantendrá la distancia de seguridad. Mayor ocupación de espacios para el comercio de grandes superficies.

Para pasar de fase se atenderá a marcadores sanitarios y socioeconómicos. El objetivo es que la transición finalice a finales de junio.

Protocolos de actividad

Las actividades se podrán reanudar siguiendo el protocolo establecido para cada sector. Se ha preparado una Guía de buenas prácticas para organizar los centros de trabajo y los horarios en aras de garantizar una distancia mínima de seguridad.

En todo caso, seguirá siendo prioritario la utilización del teletrabajo cuando sea posible.

Medidas en el ámbito fiscal

Lo más destacado en relación a los impuestos es que se mantienen los plazos de presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias.

Solo con la excepción aprobada en el RDL 14/2020:

Un aplazamiento hasta al 20 de mayo (o el 15 si se domicilia el pago) de las autoliquidaciones del primer trimestre (cuyo plazo de presentación finalizaba el 20 de abril).

Sería para las declaraciones de IVA, retenciones y pagos fraccionados de IRPF y sociedades (modelos 111, 115, 123, 130, 131, 303, 202 y 210).

  • El principal requisito es que solo podrán acogerse los autónomos y empresas con un volumen de operaciones –según se define en IVA- inferior a 600.000 euros en 2019.
  • No es aplicable a las sociedades que tributen en régimen de consolidación fiscal o en régimen de grupos.
  • A las autoliquidaciones ya presentadas y con pago domiciliado se les pasará el cargo el 20 de mayo, igual que si lo hubieran aplazado.

El RDL 15/2020 complementa este aplazamiento con ventajas fiscales, ofreciendo la posibilidad de cambiar la modalidad de tributación a estos dos colectivos (*):

(*) Para los que ya hubiesen presentado la declaración antes de la publicación de esta medida, Hacienda está preparando un formulario para modificar de forma sencilla la declaración y optar a las ventajas fiscales del cambio [Nota informativa AEAT]

  1. Autónomos en Régimen de Estimación objetiva o módulos (modelo 131):

Se permite una renuncia tácita al régimen de módulos (para todo 2020) simplemente presentando el primer trimestre –hasta el 20 de mayo- en estimación directa (modelo 130). La misma renuncia se aplica al régimen especial de IVA e IGIC.

Este cambio no se podrá revertir hasta el primer trimestre de 2021.

Los que opten por seguir en estimación objetiva, tendrán una reducción por los días de inactividad para el cálculo de los pagos fraccionados de 2020 y también para el  régimen simplificado de IVA.

  1. Pymes (pagos fraccionados de sociedades, modelo 202):

Se permite cambiar la modalidad de porcentaje sobre cuota a la de porcentaje sobre base (solo para ejercicios iniciados en 2020). De esta forma, las pymes tributarían por la base de 2020 y no por el resultado de los ejercicios anteriores.

Condiciones para este cambio:

Micropymes:

 

Podrán cambiar la modalidad para el primer pago fraccionado las que tengan un volumen anual de operaciones inferior a 600.000€ y no estén sujetas al régimen consolidado de grupos ni al REGE en IVA.
Pymes:Las que tengan un volumen de operaciones inferior a 6.000.000€, y no hayan podido optar al cambio como las micropymes, podrán cambiar a la opción de porcentaje sobre base en el segundo pago fraccionado (sería deducible el primero para compensar un exceso de cuota).

Aplazamiento del pago de deudas tributarias

Además de la prorroga en la presentación de las declaraciones anteriores también se ha aprobado un aplazamiento, en condiciones especiales, para el pago de las deudas tributarias.

Será para todas aquellas liquidaciones positivas cuyo plazo de presentación se produzca entre el 13 de marzo y el 30 de mayo de 2020, y con un límite de 30.000 euros (incluyendo otras deudas que ya estuvieran aplazadas).

En este plazo también entrarían las cuotas a pagar resultantes  de las declaraciones aplazadas al 20 de mayo.

El aplazamiento se debe solicitar siguiendo las instrucciones de Hacienda para aquellos que cumplan las condiciones del RDL. Siendo así:

  • La solicitud no será objeto de inadmisión.
  • El plazo de pago será de seis meses.
  • No se devengarán intereses durante los tres primeros meses.

Esta medida se toma con el objetivo de facilitar la liquidez de pymes y autónomos (Real Decreto Ley 7/2020) afectados por el COVID19.

  • En esta Guía se explica de forma práctica cómo solicitar estos aplazamientos tributarios.

Por otro lado, los aplazamientos sin garantías se extenderán a las deudas aduaneras y las tasas portuarias para las autoliquidaciones tributarias desde el 13 de marzo hasta el 30 de mayo o 30 de junio respectivamente. No se aplicará a las cuotas de IVA.

El RDL 15/2020 señala que no se iniciará el período ejecutivo –lo que conllevaría un recargo de apremio- si se presenta una autoliquidación tributaria, cuyo plazo finalice entre el 20 de abril y el 30 de mayo, sin realizar el ingreso.

Además, las empresas podrán retrasar los pagos de impuestos hasta obtener financiación con aval público. Esta financiación, mediante crédito bancario avalado, se podrá captar hasta fin de año.

Este mismo Real Decreto Ley también prevé en determinados casos la extensión de los plazos de vigencia de algunas disposiciones tributarias.

Para no comprometer las presentaciones telemáticas, la AEAT ha habilitado una solución técnica para que se pueda seguir utilizando los certificados electrónicos caducados o próximos a caducar, ante las dificultades actuales para renovarlo.

La Administración tributaria ha habilitado una página de información sobre las medidas que afectan a los trámites y procedimientos tributarios en marcha, avisos, tramitación en aduanas, subastas, etc.

Fiscalidad autonómica

Conviene revisar las distintas medidas que están poniendo en marcha las Comunidades Autónomas, mediante subvenciones y aplazamiento de los impuestos que forman parte de sus competencias.

En la Comunidad foral del País Vasco, con competencias directas en los impuestos estatales, se ha aplazado la presentación de algunas liquidaciones trimestrales, algo que deben tener en cuenta las pymes y autónomos que tributen en ese territorio.

Medidas de ámbito laboral

En este importante capítulo lo más destacado es que el estado de alarma no se considera justificativo para proceder a la extinción de contratos ni de despidos (RDL 9/2020).

Para ello se han aprobado cambios en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que son instrumentos para que las empresas puedan ajustar sus plantillas sin tener que despedir.

Medidas relacionadas con los ERTE de fuerza mayor

Los ERTE son de dos tipos: de fuerza mayor y ETOP (derivados de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción). Se han flexibilizado ambos tipos:

  1. Causa de fuerza mayor. La actual situación de alarma está considerada como fuerza mayor. El expediente, en este caso, puede solicitarse de forma rápida, sin negociación con los trabajadores o representantes.
  2. ETOP: se acortan los plazos para crear el comité negociador y para las negociaciones con trabajadores o representantes.

En el ERTE de fuerza mayor se prescinde del informe de la inspección de trabajo y las causas deben estar justificadas por el impacto del COVID19. La duración máxima de este ERTE será la del estado de alarma decretado.

Se considera fuerza mayor en este sentido:

  • Cancelación y supresión de las actividades
  • Cierre de la tienda o el comercio minorista
  • Restricciones a la movilidad
  • Pérdida de suministros por las situaciones anteriores
  • Riesgo de contagio en los centro de trabajo

El último RDL (15/2020) extiende el ámbito de aplicación de los ERTE a los trabajadores no indispensables de las empresas cuya actividad es esencial si pueden acreditar una reducción de ingresos (antes no se contemplaba esta excepción).

Procedimiento ERTE fuerza mayor (Guía ministerio de trabajo).

  • Se inicia con la Solicitud ante la autoridad laboral correspondiente adjuntando todos los elementos de prueba que justifiquen la causa de fuerza mayor.
  • Comunicación fehaciente y simultánea a todos los trabajadores afectados y sus representantes (si los hay).
  • Solicitar en el SEPE la prestación de desempleo para los trabajadores (como máximo 5 días después de la solicitud del ERTE).

La Administración laboral competente deberá pronunciarse en un plazo de 5 días (algunas autonomías lo están retrasando por saturación) y se considera el silencio positivo (si no hay respuesta se entenderá aceptado).

Se ha homologado un Modelo de Solicitud para los ERTE y para solicitar las prestaciones por desempleo de los empleados con el fin de agilizar los trámites.

Reincorporación de los trabajadores en ERTE

Aunque inicialmente la duración del ERTE de fuerza mayor estaba limitada al estado de alarma, el RDL 18/2020 modifica esa situación y garantiza el mantenimiento de estos ERTE hasta el 30 de junio para facilitar una reincorporación parcial.

Si la renuncia al ERTE es total se debe comunicar a la Autoridad Laboral y al SEPE. Si es parcial se debe comunicar al SEPE cada reincorporación de los trabajadores (completa o parcial).

Para facilitar los trámites se ha publicado una Guía básica y un modelo de formulario que se pueden descargar.

Si está justificado un ERTE de fuerza mayor se podrá concatenar con un ERTE-ETOP hasta el 30 de junio. La tramitación se podrá hacer aún estando vigente el primero.

Mantenimiento del empleo tras el ERTE

Las empresas con ERTE deben comprometerse a mantener el empleo de los trabajadores incluidos durante un plazo de 6 meses desde que reanudan su actividad.

El RDL 18/2020 clarifica algunas condiciones:

  • Solo afecta a los trabajadores que hayan sido incluidos en el ERTE de fuerza mayor.
  • No se aplicará en caso de un despido disciplinario procedente, dimisión, jubilación, incapacidad permanente total, por fin de contrato temporal de tiempo definido o por la interrupción de contratos fijos discontinuos.
  • No resultará de aplicación para aquellas empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores.
  • El incumpliendo de este compromiso supondrá para el empleador el reintegro de la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exonerados, con el recargo y los intereses de demora correspondientes.

Otras medidas laborales

El RDL 9/2020 indica que los contratos temporales no podrán rescindirse y se verán prorrogados hasta después del estado de alarma.

Este mismo RD Ley también regula un régimen sancionador y la obligación de devolver las prestaciones para las empresas que hayan cometido alguna irregularidad en la solicitud.

Se reconoce la incapacidad temporal a los trabajadores en situaciones excepcionales de confinamiento total por contagio (también la pueden solicitar los autónomos).

El RDL 10/2020 regula el permiso retribuido y recuperable de los trabajadores afectados por la hibernación de actividades no esenciales. Se establece la recuperación de las horas de trabajo no prestadas durante este permiso, desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020.

El RDL 13/2020 del 7 de abril reduce requisitos y facilita la contratación de personal en el sector agrario para garantizar la recolección y distribución de alimentos básicos.

El RDL 15/2020 incluye estas medidas:

  • Prorroga hasta dos meses pasado el estado de alarma el teletrabajo y el ajuste de jornada (art 15). También, el derecho a la adaptación del horario y la reducción para los trabajadores con obligaciones de cuidado.
  • Suspende los plazos en el ámbito de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social durante toda la duración del estado de alarma, salvo para las actuaciones comprobatorias vinculadas al cumplimiento de dicho estado.
  • Amplía la protección de los trabajadores fijos discontinuos y ofrece una nueva prestación para los trabajadores cuyo contrato se extinguió por la empresa estando en periodo de prueba.
  • Establece medidas para Cooperativas y Sociedades Laborales (artículo 13-15) y simplifica sus trámites con la Seguridad Social.

Cotizaciones sociales

Para autónomos y pymes se han aprobado ayudas en forma de:

  • Exoneración de cuotas para trabajadores en ERTE de fuerza mayor
  • Moratorias de seis meses (Art. 34 RDL 11/2020 y Orden ISM/371/2020)
  • Aplazamientos en condiciones especiales (Art. 35 RDL 11/2020).

La Seguridad Social, desde el 10 de abril, ha elevado el límite para aplazar deudas sin garantías hasta los 150.000 euros (antes eran 30.000). Para deudas inferiores a 250.000 euros se puede aplicar si se paga al menos un tercio antes de 10 días.

Se mantienen el resto de obligaciones de afiliación, bajas, comunicación de datos, etc.

Exoneración de las cotizaciones sociales en un ERTE

En los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor relacionados con el COVID-19, se exonera a autónomos y pymes de la cotización a la seguridad social por sus empleados.

«La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) exonerará a la empresa del abono de la aportación empresarial así como del relativo a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, mientras dure el período de suspensión de contratos o reducción de jornada«.

Con estas limitaciones:

  • Las empresas que, a 29 de febrero de 2020, tuviera menos de 50 trabajadores en situación de alta tendrán una exoneración total de cuotas.
  • Si la empresa tuviera 50 trabajadores o más en dicha fecha la exoneración alcanzará al 75 % de la aportación empresarial. El empresario deberá cotizar por el 25% restante.

Según nota de la Seguridad Social:

«La exoneración de cuotas se aplicará por la Tesorería General de la Seguridad Social a instancia del empresario, previa comunicación de la identificación de los trabajadores y período de la suspensión o reducción de jornada». La comunicación se hará a través del sistema RED: 

  • El Boletín RED 06/2020 explica en detalle cómo solicitar la exoneración de cotizaciones por los trabajadores en ERTE.
  • El Boletín RED 08/2020 clarifica como indicar la codificación de los trabajadores en situación de ERTE o reducción de jornada y como se hará el cálculo de las cuotas.

Desescalada – Tipos de exoneración hasta el 30 de junio (RDL 18/2020).

En el periodo de desescalada se bonificará la vuelta al trabajo de los empleados en ERTE sin perjudicar a los empresarios cuyas actividades siguen suspendidas. Para ello se distingue:

  • Fuerza mayor total -> Sin reanudación de la actividad
  • Fuerza mayor parcial -> Recuperación parcial de la actividad, primando los ajustes vía reducción de jornada.
% de EXONERACIÓN de cuotas sociales hasta el 30 de junio
TIPOS DE

 EMPRESA

CuotasCon menos de 50 empleadosCon 50 o más

empleados

Fuerza mayor TotalMayo

Junio

100 %75 %
Fuerza mayor parcialMayo85 %60 %
Trabajadores incorporadosJunio70 %45 %
Fuerza mayor parcialMayo60 %45 %
Trabajadores aún en ERTEJunio45 %30 %

Estas exoneraciones se solicitarán por el empresario mediante declaración responsable y antes de que se solicite el cálculo de la liquidación de cuotas correspondiente y previo cumplimiento de las obligaciones de comunicación de los ERTE.

La TGSS establecerá sistemas de comunicación con el SEPE para control y verificación de las exoneraciones de cuotas.

Moratorias en el pago de cuotas a la Seguridad Social

De forma excepcional se establece una moratoria para el pago de las cotizaciones sociales de autónomos y pymes. Las cuotas se liquidarían sin intereses seis meses después.

En la Orden ISM/371/2020 (publicada en BOE el 28 abril) se especifica que la moratoria será de aplicación para las empresas y autónomos cuya actividad no se encuentre suspendida y esté incluida en los Códigos siguientes del CNAE-2009:

119 (Otros cultivos no perennes).

129 (Otros cultivos perennes).

1812 (Otras actividades de impresión y artes gráficas).

2512 (Fabricación de carpintería metálica).

4322 (Fontanería, instalaciones de sistemas de calefacción y aire acondicionado).

4332 (Instalación de carpintería).

4711 (Comercio al por menor en establecimientos no especializados, con predominio en productos alimenticios, bebidas y tabaco).

4719 (Otro comercio al por menor en establecimientos no especializados).

4724 (Comercio al por menor de pan y productos de panadería, confitería y pastelería en establecimientos especializados).

7311 (Agencias de publicidad).

8623 (Actividades odontológicas).

9602 (Peluquería y otros tratamientos de belleza).

La moratoria se concederá para:

  • Las aportaciones empresariales y conceptos de recaudación conjunta: para el periodo de devengo de cuotas entre abril y junio de 2020.
  • Los autónomos podrán solicitarla para la cotización propia de los periodos entre mayo y Julio de 2020, por diferencias de devengo.

Recordamos, que las cotizaciones de los trabajadores de un mes se ingresan a finales del mes siguiente. Esta moratoria no será de aplicación para los códigos de cuenta de cotización por los que los empresarios hayan obtenido exenciones en el pago tras un ERTE de fuerza mayor. Además:

  • La moratoria deberá solicitarse dentro de los diez primeros días naturales del plazo de pago correspondiente a cada periodo.
  • Se deben presentar solicitudes individualizadas para cada código de cuenta de cotización donde figuren de alta los trabajadores por los que se solicita la moratoria en el pago.
  • La aprobación de la moratoria se comunicará en un plazo de tres meses, aunque se hará efectiva desde el momento de su solicitud.

Aplazamiento de cuotas

Las pymes y los autónomos de cualquier régimen que no puedan acogerse a la moratoria podrán solicitar un aplazamiento en el pago, siempre y cuando no tengan otro aplazamiento en vigor.

Este aplazamiento especial de deudas con la Seguridad Social se podrá solicitar hasta el 30 de junio y solo para las cuotas cuyo plazo de pago tenga lugar entre abril y junio de 2020.

Se hará en los términos y condiciones habituales establecidas en la normativa de la Seguridad Social. La diferencia, en este caso, es que se aplicará un interés reducido del 0,5% en lugar del previsto para los aplazamientos ordinarios.

Cada aplazamiento hay que pedirlo en los primeros diez días del mes en el que correspondería ingresar la cuota. El aplazamiento se concederá mediante una única resolución, con independencia de los meses que comprenda.

Cada mensualidad solicitada se amortizará en un plazo de cuatro meses, a contar desde el mes siguiente al que aquella se haya dictado. En total no se podrán exceder los doce meses.

La solicitud de este aplazamiento especial suspende el procedimiento recaudatorio para esas cuotas y mantiene a la empresa al corriente de sus obligaciones con la TGSS hasta que se dicte resolución al respecto.

Para acceder a estos aplazamientos debe tratarse de pymes o autónomos afectados por la situación provocada por el COVID19.

Aspectos generales de moratorias y aplazamientos (Boletín 8/2020)

  • Las moratorias solo podrán solicitarse a través del sistema RED y los aplazamientos solo a través del Registro electrónico de la Sede Electrónica. Cualquier otro sistema de comunicación (como el CASIA) no surtirá efecto. El sistema RED se habilitará del 1 al 10 de mayo, junio y julio.
  • En las moratorias se presentará una solicitud por cada Código de Cuenta de Cotización (CCC). En los aplazamientos basta pedir uno por empresa (por NIF).
  • Para un mismo mes la moratoria será incompatible con el aplazamiento. Si se solicitan juntos un mismo mes el aplazamiento no tendrá efecto.
  • Una solicitud de aplazamiento fuera de los días previstos (o si hay otra ya en vigor) se entenderá como ordinaria y no tendrá el beneficio del tipo reducido al 0,5%.
  • Al solicitar un aplazamiento, si el sistema tiene confirmado la modalidad de pago como cargo en cuenta habrá que modificarlo antes del día 22 del mismo mes para que no se repercuta el cargo al banco.
SOLICITUD Moratoria* / aplazamiento

(dentro de los 10 primeros días naturales del periodo de ingreso)

MORATORIAS (pago en seis meses sin intereses) 
Del 1 al 10 de MayoPara el periodo de liquidación de abril
Del 1 al 10 de JunioPara el periodo de liquidación de mayo
Del 1 al 10 de JulioPara el periodo de liquidación de junio
APLAZAMIENTOS al 0,5% (solo hasta Junio)
Del 1 al 10 de AbrilPeriodo de liquidación de marzo
Del 1 al 10 de mayoPeriodo de liquidación de abril
Del 1 al 10 de junioPeriodo de liquidación de mayo

Fuente: RDL 11/2020.  Información: Boletín RED 7/2020 Seguridad Social

Medidas especiales para los autónomos

Los autónomos afectados por el Estado de Alarma tienen derecho a una prestación extraordinaria por cese de actividad sin que tengan que darse de baja en Hacienda ni en la Seguridad Social.

Mantendrán así su condición de autónomos aunque hayan tenido que cerrar, lo cual es necesario para que puedan presentar el ERTE por los empleados a su cargo.

Prestación extraordinaria por cese de actividad

Esta prestación, regulada en el RDL 8/2020, se solicitará en la Mutua colaboradora que hayan elegido en el alta. Ellas son las que gestionan la prestación, tanto la solicitud como el cobro.

Condiciones

Para ser adjudicatario de esta prestación hay que estar al día en los pagos a la Seguridad Social (en caso contrario, hay un mes de plazo para hacerlo). Al mismo tiempo, se ha de cumplir una de estas dos condiciones:

  • Que la actividad haya sido suspendida por el RD 463/2020.
  • O, que se acredite una reducción de ingresos en el mes anterior a la solicitud de al menos un 75%, en relación a la media del semestre anterior al estado de alarma.

La solicitud deberá acompañarse de la documentación acreditativa que justifique alguno de los dos supuestos anteriores.

En el RD13/2020 se flexibiliza la condición de reducción de ingresos del 75% para las actividades cuyos ingresos se perciben de forma desigual o con estacionalidad. Aún así, es un criterio que está presentando problemas de justificación en muchos casos.

¿Quién puede solicitarla?

Pueden solicitarla los autónomos personas físicas, los autónomos societarios, los miembros de cooperativas y los autónomos con empleados que hayan solicitado un ERTE para ellos.

Cuantía y duración

La duración inicial es de un mes, prorrogable mientras dure el estado de alarma.  En ese caso, será hasta el último día del mes en que se levante el estado de alarma.

El importe será el 70% de la base reguladora de los últimos 6 meses. La prestación mínima será de 661 euros cuando la base reguladora coincida con la base mínima (lo más habitual).

Elementos claves de la prestación

  • Durante la prestación no hay que pagar la cotización propia a la Seguridad Social (RETA).
  • No es necesario haber cubierto el periodo mínimo de cotización (12 meses). La única condición es estar al día en el pago de las cuotas a la Seguridad Social y se concede un mes de plazo para ponerse al día si fuera necesario.
  • No se pierde derecho. No computará como percibida si en el futuro se puede solicitar la prestación ordinaria por cese de actividad tras haber cubierto el plazo de cotización pertinente.
  • Es una situación asimilada al alta. Cualquier bonificación (como la tarifa plana) o licencia a la que se tuvieran derecho se podrá recuperar al reanudar la actividad.

Prestación con cese definitivo (baja en Hacienda y la Seguridad Social)

Los autónomos sin empleados que hayan decidido cesar definitivamente su actividad por el impacto de la crisis sanitaria también pueden solicitar la prestación anterior, en el mismo importe y condiciones, acompañando la solicitud de una declaración jurada.

Cambio de Mutua

Se facilitará a los autónomos, que inicialmente optasen por una entidad gestora para la cobertura social, que puedan cambiar a una Mutua colaboradora con la Seguridad Social.

Cotización a la seguridad social

Los autónomos beneficiarios de la prestación extraordinaria están exentos de las cuotas de marzo (durante los días del estado de alarma), de abril y de mayo mientras se prorrogue la situación; tanto para las cuotas propias como para las de sus trabajadores (a través del ERTE).

Marzo quedó partido en dos para los autónomos con prestación:

  • La cuota del RETA ya se cargó en la cuenta de la mayoría. Para compensarlo, la Seguridad social actuará de oficio para devolver el importe a los beneficiados con la prestación, según reciba la confirmación de cada Mutua. La devolución será parcial al no incluir los primeros trece días de marzo en los que no estaba declarada la alarma.
  • La devolución de esta cuota de marzo está prevista para la segunda quincena de mayo.
  • La cotización de marzo de los trabajadores (por los días trabajados antes del estado de alarma) la podrán ingresar fuera de plazo y sin intereses.
  • Para los autónomos que hayan obtenido la prestación en abril, la cuota que se haya podido cargar ese mes (por haberse enviado la confirmación al banco) se les devolverá de oficio en junio. No habrá que hacer ninguna solicitud.

En el RDL 15/2020 se amplía la cotización en situación de inactividad en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios establecido en el Régimen General de la Seguridad Social (art. 25).

Moratorias y aplazamientos

Los autónomos con empleados tendrán que separar las solicitudes de las cuotas de sus trabajadores de las propias. Los que no tengan empleados y no tengan acceso al sistema RED podrán emplear la Sede Electrónica de la Seguridad Social.

    • Moratoria: para las cuotas de los trabajadores se solicitará en la forma y plazos que ya hemos indicado -a través del sistema RED y una para cada CCC-. Para la propia, igualmente, tendrá que hacerse una por cada mes.
  • Aplazamiento: se pedirá (a través de la Sede Electrónica) una solicitud cada mes por el conjunto de los CCC asignados y otro aplazamiento para la cuota propia.

Tabla resumen (cuota autónomo):

SOLICITUD Moratoria* / Aplazamiento

(dentro de los 10 primeros días naturales del periodo de ingreso)

MORATORIAS (pago en seis meses sin intereses)
Del 1 al 10 de MayoPara el periodo de liquidación de mayo
Del 1 al 10 de JunioPara el periodo de liquidación de junio
Del 1 al 10 de JulioPara el periodo de liquidación de julio
APLAZAMIENTOS al 0,5% (solo hasta Junio)
Del 1 al 10 de AbrilPeriodo de liquidación de abril
Del 1 al 10 de mayoPeriodo de liquidación de mayo
Del 1 al 10 de JunioPeriodo de liquidación de junio

Fuente: RDL 11/2020, Boletín RED 7/2020 y RED 8/2020 Seguridad Social

Otras medidas para pymes y autónomos

Este es un conjunto de medidas adicionales para paliar la crisis económica de las empresas y trabajadores por cuenta propia.

Líneas de financiación

  • Línea de préstamos ICOy avales bancarios garantizados para pymes y autónomos, para nuevos préstamos o refinanciación, destinados al pago de facturas, salarios, impuestos y otros pagos inmediatos.
  • Línea de crédito para empresas exportadoras.
  • Línea especial para empresas del sector turístico.
  • Línea de crédito específica gestionada por CERSA (Compañía Española de Refinanciamiento) para negocios que hayan sufrido caídas en las ventas o bajas de personal (RDL 11/2020).

Desde el  24 de marzo ya se han aprobado tres tramos de avales de 20.000 millones de euros cada uno destinados a pymes y autónomos.

Ámbito Mercantil / Contable (pymes)

Se suspenden los plazos de formulación, aprobación y depósito de las cuentas anuales. En la memoria se deben reflejar los hechos relevantes posteriores al cierre del ejercicio lo que implica valorar los efectos de la crisis COVID19 en base al principio de empresa en funcionamiento.

Modificación de las condiciones de celebración de los órganos de administración.

Prórroga de dos meses desde el fin de estado de alarma para realizar las auditorias obligatorias de verificación contable de las cuentas anuales.

Actuaciones judiciales y procedimiento concursal

Se permite el acceso al ERTE a las empresas en concurso de acreedores pero viables (RDL11/2020). Para asegurar que la viabilidad es real se exigirá el compromiso del mantenimiento del empleo durante 6 meses tras la vuelta al trabajo.

En el RDL 16/2020 (29 de abril) se establecen las medidas para retomar la actividad judicial. Destacamos:

  • Los plazos de los procedimientos suspendidos empezaran a contar de cero.
  • Se ampliarán los plazos para la presentación de recursos contra sentencias y otras resoluciones.
  • Las demandas presentadas por ERTE sobre suspensión o reducción de jornada se tramitarán bajo la modalidad de conflicto colectivo.

Para hacer frente al previsible aumento de procesos concursales se activan medidas que buscan mantener la continuidad de empresas y autónomos e incentivar la financiación para corregir las dificultades transitorias de liquidez:

  • Se recupera el reconvenio: durante el año siguiente a la declaración del estado de alarma las empresas concursadas podrán presentar una propuesta de modificación del convenio que esté en periodo de incumplimiento.
  • Si el deudor tiene un acuerdo de refinanciación homologado podrá modificarlo (también durante un año) o presentar una nueva solicitud.
  • Las pymes y autónomos en estado de insolvencia no tendrán la obligación de solicitar la declaración de concurso hasta el fin de 2020, tampoco se tramitarán otras solicitudes.
  • Se prevé que a los efectos de la causa legal de disolución por pérdidas no se computen las del presente ejercicio.

Las insolvencias nacen de la incapacidad de generar flujos de caja suficientes para pagar las deudas. Un aspecto que las pymes y autónomos deben evitar con todas las herramientas y mecanismos de financiación que tengan a su alcance.

Aplazamiento de préstamos

Se permitirá el aplazamiento extraordinario de las cuotas de préstamos concedidos por Comunidades Autónomas y Entidades Locales a empresarios y autónomos afectados por la crisis sanitaria.

Alquiler de locales de negocio

El RDL 15/2020 aplica una moratoria en el pago de arrendamientos distintos al uso de vivienda. Los beneficiarios serán pymes y autónomos con contrato de alquiler de inmuebles afectos a la actividad económica.

Distingue entre dos tipos de arrendadores:

  • Grandes: entidades públicas de vivienda o grandes propietarios (en general, titulares de más de 10 inmuebles urbanos).
  • Pequeños arrendadores
Moratoria en el pago de alquileres (pymes y autónomos)
Beneficiarios

 

 

 

 

 

Autónomos.

Aquellos en situación de alta en la fecha del estado de alarma

Pymes:

Aquellas que cumplan los límites de tamaño establecidos en la Ley de Sociedades de Capital (art. 257.1 RDL 1/2010):

[Activo inferior a 4 millones de euros, cifra de negocio inferior a 8 millones y media de trabajadores no superior a 50]

Requisitos

Comunes

–   Que su actividad haya sido suspendida

–   O que se hayan visto afectados por una reducción de ingresos en el último mes previo a la solicitud del 75% respecto a la media del mismo trimestre del año anterior.

TIPO DE ARRENDAMIENTO
Locales alquilados a grandes propietariosPlazo: la moratoria se debe solicitar antes de un mes desde la entrada en vigor de esta medida.

Efectos: durante el estado de alarma. Se podrán pedir prorrogas mensualmente (hasta un máximo de cuatro meses) si continúa el impacto negativo en el negocio.

Moratoria: Se aplicará de forma inmediata y debe ser aceptada por el propietario.

Renta: fraccionamiento de cuotas hasta dos años. No habrá indemnización ni intereses

Locales alquilados a pequeños propietariosPlazo: 1 mes.

Moratoria: no será automática. Producirá un aplazamiento temporal y extraordinario de la renta, salvo que ya se hubiese acordado de forma voluntaria entre las partes.

Se podrá disponer de la fianza como pago aunque la empresa deberá reponerla antes de un año.

En el RDL 11/2020 se extiende la ampliación de la moratoria hipotecaria para cubrir también las hipotecas de locales y oficinas de autónomos.

Suspensión de contratos y bonificaciones para autónomos vulnerables

Se permite a autónomos y pymes que puedan modificar o suspender temporalmente los contratos de suministro. Se podrá reducir parte de las facturas de electricidad, gas natural y suministros similares (RDL 11/2020) dirigiéndose a la comercializadora.

El RDL 15/2020 clarifican los motivos de modificación y resolución de contratos derivados de la situación de crisis sanitaria sin penalización para clientes y consumidores.

Se flexibilizan los criterios para acceder al bono social eléctrico, una ayuda que los autónomos pueden solicitar de manera excepcional y temporal para su vivienda habitual (RDL 11/2020).

El Gobierno tratará de corregir los requerimientos con los que se están encontrando algunos autónomos con prestación para acceder a otras ayudas sociales.

Planes de pensiones

Se podrá disponer del ahorro acumulado en planes de pensiones ante una situación de desempleo derivada de un ERTE o por el cese de actividad de autónomos (RDL 11/2020).

El RDL 15/2020 regula la forma de acreditar las circunstancias para acceder a los planes, el plazo de solicitud para cada una y el importe máximo disponible.

Comercio exterior

Se habilitan procedimientos para facilitar el comercio exterior: en materia de contratación, liberación de fondos, etc. (RDL 9/2020).

Los cambios están siendo continuos y el retorno a la actividad de muchos negocios puede ser escalonado y no exento de dificultades.

Desde aquí, enviamos fuerzas y ánimo a todos los colectivos afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *