La <strong>productividad</strong> sigue siendo el eslabón perdido de la economía española. Un defecto que arrastramos desde hace tiempo y que debilita la capacidad competitiva, especialmente de las <strong>pequeñas y medianas empresas</strong>. Ser más productivo implica lograr más con los mismos medios, y desde <strong>Circulantis, </strong>nuestra <a href="https://circulantis.com/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>plataforma de crowdlending</strong></a><strong>,</strong> animamos a las pymes a perseverar en este sentido porque es un objetivo muy beneficioso. Aumentar la productividad está relacionado con la mejora de cada uno de los aspectos principales de una empresa: coste, calidad, rapidez, flexibilidad o servicio. <span id="more-880"></span> Según uno de los últimos estudios del <a href="https://www.weforum.org/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>Foro Económico Mundial</strong></a>, España ocupa un puesto demasiado bajo en formación y productividad de sus trabajadores, lo que sitúa al ámbito laboral en el punto de mira. Muchas pymes se quejan de los elevados costes laborales y de lo complicado que resultar conseguir buenos profesionales. Aunque esto es cierto, la baja productividad también es resultado de una mala planificación de los recursos, del descontrol de los gastos, de una débil estrategia financiera o de competir en sectores donde es difícil elevar la rentabilidad. <h2>Los retos para ser más productivo</h2> Aumentar la capacidad productiva, en términos generales, es una buena señal de <strong>eficiencia</strong> al mejorar la relación entre los beneficios obtenidos y el coste de los recursos utilizados. Se puede evaluar de manera global o parcial; analizando por separado cada producto, proyecto, departamento o tipo de recurso empleado -humano o técnico-. Potenciar algún elemento que sea favorable es un gran progreso para lograr ventajas competitivas. Estas son algunas claves: <ul> <li>La <strong>digitalización </strong>como base. La era digital es un campo excelente para ampliar o fortalecer la idea de negocio, al tiempo que permite optimizar todos los recursos. Una buena muestra es nuestro servicio basado en la tecnología online para mejorar uno de los aspectos esenciales de la gestión empresarial, como es la <a href="https://circulantis.com/financiacion" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong>financiación</strong></a><strong>, </strong>aportando soluciones más accesibles y eficaces. Es importante ser más receptivo y flexible para buscar todo tipo de fórmulas que garanticen agilidad y solvencia.</li> <li><strong>Organización y estrategia</strong>. Hay que marcarse objetivos ambiciosos pero viables. Es aconsejable planificar con detalle los retos y comunicarlos de forma efectiva a toda la compañía, demostrando que el trabajo de cada uno es esencial para el éxito conjunto. Los desafíos impulsan el dinamismo y la colaboración, grandes aliados de la productividad. Uno de los ejemplos básicos de buena organización es la gestión del tiempo para evitar tareas duplicadas o innecesarias. .</li> <li><strong>Modernidad e Innovación.</strong> Contar con equipos más modernos permite reducir costes y ganar tiempo y agilidad. Cambiar hábitos y costumbres en la dirección también es un elemento de modernidad y permite estar a la vanguardia en la forma de pensar y crear. Todo ayuda para comprender mejor el mercado e incorporar nuevos avances en diseño, calidad o servicio. Cualquier pequeño detalle puede ser muy útil.</li> <li><strong>Liderazgo y motivación</strong>. El capital humano es el recurso más determinante en una pyme y un buen liderazgo es el camino para relanzarlo. Los mejores líderes crean un entorno de trabajo motivador y atractivo, siempre apoyando el crecimiento personal y profesional. Es un factor clave para desarrollar el talento y el compromiso, que siempre dan mejores resultados.</li> </ul> <h2>La productividad financiera</h2> El cuidado de las finanzas es imprescindible para alcanzar altos niveles de rendimiento. Ningún plan tendrá éxito sin una buena planificación financiera. La gestión de la liquidez, el control de los gastos y tener a mano <strong>fuentes de financiación</strong> rápidas y estables son vitales para impulsar el ritmo de una compañía y corregir cualquier desviación. Dada la gran importancia de la liquidez para mantener viva la capacidad productiva, en <strong>Circulantis</strong> queremos recordarles a las pymes, que tengan derechos de cobro derivados de sus ventas a plazo, las grandes ventajas de la financiación colectiva para el anticipo de sus facturas. Nuestra plataforma de <a href="https://circulantis.com/blog/crowdfactoring-que-es-y-como-funciona/" target="_blank" rel="noopener noreferrer"><strong><em>crowdfactoring</em></strong></a> es una operativa online muy <strong>simple y transparente</strong> para el descuento de pagarés, y garantiza un nivel de autonomía completo para elegir qué tipo de operación y coste resulta más conveniente según cada caso. La tecnología aporta fórmulas más modernas y valiosas, está transformando muchas funciones y genera ventajas que no se deben desaprovechar. Cualquier problema puede tratarse con medidas más efectivas, y acercarse a esas nuevas soluciones es la mejor manera de ser más productivo.

¿Cómo combatir la baja productividad?

La productividad sigue siendo el eslabón perdido de la economía española. Un defecto que arrastramos desde hace tiempo y que debilita la capacidad competitiva, especialmente de las pequeñas y medianas empresas. Ser más productivo implica lograr más con los mismos medios, y desde Circulantis, nuestra plataforma de crowdlending, animamos a las pymes a perseverar en este sentido porque es un objetivo muy beneficioso. Aumentar la productividad está relacionado con la mejora de cada uno de los aspectos principales de una empresa: coste, calidad, rapidez, flexibilidad o servicio.

Según uno de los últimos estudios del Foro Económico Mundial, España ocupa un puesto demasiado bajo en formación y productividad de sus trabajadores, lo que sitúa al ámbito laboral en el punto de mira. Muchas pymes se quejan de los elevados costes laborales y de lo complicado que resultar conseguir buenos profesionales. Aunque esto es cierto, la baja productividad también es resultado de una mala planificación de los recursos, del descontrol de los gastos, de una débil estrategia financiera o de competir en sectores donde es difícil elevar la rentabilidad.

Los retos para ser más productivo

Aumentar la capacidad productiva, en términos generales, es una buena señal de eficiencia al mejorar la relación entre los beneficios obtenidos y el coste de los recursos utilizados. Se puede evaluar de manera global o parcial; analizando por separado cada producto, proyecto, departamento o tipo de recurso empleado -humano o técnico-. Potenciar algún elemento que sea favorable es un gran progreso para lograr ventajas competitivas.

Estas son algunas claves:

  • La digitalización como base. La era digital es un campo excelente para ampliar o fortalecer la idea de negocio, al tiempo que permite optimizar todos los recursos. Una buena muestra es nuestro servicio basado en la tecnología online para mejorar uno de los aspectos esenciales de la gestión empresarial, como es la financiación, aportando soluciones más accesibles y eficaces. Es importante ser más receptivo y flexible para buscar todo tipo de fórmulas que garanticen agilidad y solvencia.
  • Organización y estrategia. Hay que marcarse objetivos ambiciosos pero viables. Es aconsejable planificar con detalle los retos y comunicarlos de forma efectiva a toda la compañía, demostrando que el trabajo de cada uno es esencial para el éxito conjunto. Los desafíos impulsan el dinamismo y la colaboración, grandes aliados de la productividad. Uno de los ejemplos básicos de buena organización es la gestión del tiempo para evitar tareas duplicadas o innecesarias. .
  • Modernidad e Innovación. Contar con equipos más modernos permite reducir costes y ganar tiempo y agilidad. Cambiar hábitos y costumbres en la dirección también es un elemento de modernidad y permite estar a la vanguardia en la forma de pensar y crear. Todo ayuda para comprender mejor el mercado e incorporar nuevos avances en diseño, calidad o servicio. Cualquier pequeño detalle puede ser muy útil.
  • Liderazgo y motivación. El capital humano es el recurso más determinante en una pyme y un buen liderazgo es el camino para relanzarlo. Los mejores líderes crean un entorno de trabajo motivador y atractivo, siempre apoyando el crecimiento personal y profesional. Es un factor clave para desarrollar el talento y el compromiso, que siempre dan mejores resultados.

La productividad financiera

El cuidado de las finanzas es imprescindible para alcanzar altos niveles de rendimiento. Ningún plan tendrá éxito sin una buena planificación financiera. La gestión de la liquidez, el control de los gastos y tener a mano fuentes de financiación rápidas y estables son vitales para impulsar el ritmo de una compañía y corregir cualquier desviación.

Dada la gran importancia de la liquidez para mantener viva la capacidad productiva, en Circulantis queremos recordarles a las pymes, que tengan derechos de cobro derivados de sus ventas a plazo, las grandes ventajas de la financiación colectiva para el anticipo de sus facturas. Nuestra plataforma de crowdfactoring es una operativa online muy simple y transparente para el descuento de pagarés, y garantiza un nivel de autonomía completo para elegir qué tipo de operación y coste resulta más conveniente según cada caso.

La tecnología aporta fórmulas más modernas y valiosas, está transformando muchas funciones y genera ventajas que no se deben desaprovechar. Cualquier problema puede tratarse con medidas más efectivas, y acercarse a esas nuevas soluciones es la mejor manera de ser más productivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *