Sabemos que no es fácil ocuparse de todo pero, <strong>controlar mejor los gastos supone un gran beneficio para tu negocio</strong> al poder ahorrar bastante dinero al cabo del año. Reducir los gastos financieros es un buen ejemplo y, como muestra, trataremos el [ss_kw]<a href="https://circulantis.com/blog/el-descuento-comercial/" target="_blank" rel="noopener">descuento comercial</a>[/ss_kw]. Pero para utilizarlo debemos ser conscientes de cómo [ss_kw]calcular el descuento comercial[/ss_kw] de una operación. <span id="more-1161"></span> Esta vía definanciación te ayuda a agilizar los activos comerciales y favorece la liquidez, sin embargo, es necesario comprender su coste real para comparar alternativas y elegir las mejores condiciones. <strong>En Circulantis,</strong> gestionamos este servicio con el <a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener">descuento de pagarés</a>, ofreciendo una metodología innovadora y transparente para dar más opciones a los autónomos y pymes. <div style="background: aliceblue; padding: 20px; border: 1px solid gray;"> <b>Índice del artículo</b> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#que-es-descuento-comercial"><strong>1. ¿Qué es el descuento comercial?</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#formula-descuento-comercial"><strong>2. Fórmula para calcular el descuento comercial</strong></a> <a style="color: #2ba9d9; text-decoration: none;" href="#ejemplo-descuento-comercial"><strong>3. Ejemplo de descuento comercial</strong></a> </div> <h2 id="que-es-descuento-comercial">¿Qué es el descuento comercial?</h2> El descuento es una operación de financiación que traslada un importe con vencimiento futuro al momento presente para convertirlo en efectivo. ¿Qué valor tiene esta solución para tu empresa? Su aplicación práctica es el descuento comercial, destinado a adelantar el cobro de las facturas aplazadas y bien documentadas con títulos de crédito como los pagarés. Se trata de ceder los derechos de las facturas a una entidad financiera que será la que anticipe el dinero a cambio del cobro de los mismos a su vencimiento. El efectivo que la entidad entrega es menor que el representado en los títulos, siendo la diferencia el descuento o coste de la financiación. Una diferencia que se ve compensada por el valor de disponer de ese dinero de inmediato y ahorrarse la gestión de cobro. <h2 id="formula-descuento-comercial">Fórmula para calcular el descuento comercial</h2> El descuento comercial es el tipo más sencillo de descuento, donde la tasa de interés se aplica directamente sobre el nominal (N) que representa la cantidad integra de los documentos que se desea anticipar. Podemos referenciar las variables básicas que forman parte del cálculo: <ul> <li><strong>I</strong>: tipo de interés.</li> <li><strong>n</strong>: tiempo hasta el vencimiento, medido en términos anuales (días/365).</li> <li><strong>Cs</strong>: comisión de servicio, generalmente referida al nominal aunque puede adoptar otra forma.</li> </ul> Siendo así, la [ss_kw]fórmula de descuento comercial[/ss_kw] (Dc) quedaría: Dc = (N x I x n) + Cs Este descuento refleja el coste de la operación y se restaría del importe solicitado para determinar el dinero que recibe realmente la empresa. Es una financiación completa que no exige más compromisos ni gastos en el futuro. Algunas compañías financieras pueden aplicar otras comisiones y gastos (G) de distinta naturaleza: comisiones de apertura o de disponibilidad para líneas de crédito, pólizas de seguro o la contratación de productos adicionales. Incluso pueden practicar un porcentaje de retención hasta que puedan asegurar el cobro al vencimiento. En esos casos, el coste sería mayor y se recibiría menos dinero: Dc = (N x I x n) + Cs + G En <strong>Circulantis</strong>, te ofrecemos <a href="https://circulantis.com/mercado-crowdlending" target="_blank" rel="noopener">descontar pagarés mediante crowdlending</a>, eliminando las comisiones y gastos adicionales, sin ninguna atadura y con libertad para decidir sobre las ofertas que recibas de los inversores interesados en adquirir tus <a href="https://circulantis.com/blog/el-pagare/" target="_blank" rel="noopener">pagarés</a>. Además, al contrario que el servicio bancario, no computa como deuda en la CIRBE (la Central de Información y Riesgos del Banco de España). [contact-form-7 id="1586" title="Formulario Descuento Comercial"] <h2 id="ejemplo-descuento-comercial">Ejemplo de descuento comercial</h2> Vamos a ver un [ss_kw]ejemplo de descuento comercial[/ss_kw], en su forma más sencilla, como la nuestra, y aplicando otros conceptos de gastos que pueden aparecer, según la oferta de cada entidad financiera: Tomamos como partida un pagaré a descontar de 5.000 euros, a 60 días para su vencimiento, con esta oferta: <ul> <li>Tipo de interés: 6%</li> <li>Comisión de servicio: 0,5%</li> </ul> La fórmula nos daría un descuento de: <strong>Dc = (5000 x 0,06 x (60/365)) + (5000 x 0,005) = 49,32 + 25 = 74,32 €.  </strong> Así, cobraríamos 4.925,68 euros. Por otro lado, un banco nos ofrece un 5% de interés pero comprobamos que la suma de las comisiones llega al 1% y la oferta exige contratar un seguro adicional. <strong>Dc = (5000 x 0,05 x 60/365) + (5000 x 0,01) = 41,09 + 50 = 91,09 €.  </strong> En este caso recibiríamos menos liquidez: 4.908,90 euros. Y aún tendríamos que hacer frente al pago de la prima del seguro, que por poco que sea, elevará aún más el coste de la operación. La conclusión es que los gastos adicionales, a veces difíciles de evaluar, pueden suponer una carga financiera mayor que la derivada exclusivamente del tipo de interés. Por eso, hay que estudiar todos los detalles de cada alternativa. El <strong>descuento comercial ayuda a reducir riesgos</strong> porque la solvencia no se sostiene sin liquidez. Permite asegurar el dinero de las ventas y evita la carga administrativa de gestionar los cobros aplazados. Si, además, se eligen las mejores alternativas es un procedimiento accesible y eficaz, que siempre conviene ejecutar con las mínimas ataduras para controlar el coste perfectamente.

Calcular el descuento comercial ¿Cómo hacerlo?

Sabemos que no es fácil ocuparse de todo pero, controlar mejor los gastos supone un gran beneficio para tu negocio al poder ahorrar bastante dinero al cabo del año. Reducir los gastos financieros es un buen ejemplo y, como muestra, trataremos el descuento comercial. Pero para utilizarlo debemos ser conscientes de cómo calcular el descuento comercial de una operación.

Esta vía definanciación te ayuda a agilizar los activos comerciales y favorece la liquidez, sin embargo, es necesario comprender su coste real para comparar alternativas y elegir las mejores condiciones.

En Circulantis, gestionamos este servicio con el descuento de pagarés, ofreciendo una metodología innovadora y transparente para dar más opciones a los autónomos y pymes.

¿Qué es el descuento comercial?

El descuento es una operación de financiación que traslada un importe con vencimiento futuro al momento presente para convertirlo en efectivo. ¿Qué valor tiene esta solución para tu empresa? Su aplicación práctica es el descuento comercial, destinado a adelantar el cobro de las facturas aplazadas y bien documentadas con títulos de crédito como los pagarés.

Se trata de ceder los derechos de las facturas a una entidad financiera que será la que anticipe el dinero a cambio del cobro de los mismos a su vencimiento. El efectivo que la entidad entrega es menor que el representado en los títulos, siendo la diferencia el descuento o coste de la financiación. Una diferencia que se ve compensada por el valor de disponer de ese dinero de inmediato y ahorrarse la gestión de cobro.

Fórmula para calcular el descuento comercial

El descuento comercial es el tipo más sencillo de descuento, donde la tasa de interés se aplica directamente sobre el nominal (N) que representa la cantidad integra de los documentos que se desea anticipar.

Podemos referenciar las variables básicas que forman parte del cálculo:

  • I: tipo de interés.
  • n: tiempo hasta el vencimiento, medido en términos anuales (días/365).
  • Cs: comisión de servicio, generalmente referida al nominal aunque puede adoptar otra forma.

Siendo así, la fórmula de descuento comercial (Dc) quedaría:

Dc = (N x I x n) + Cs

Este descuento refleja el coste de la operación y se restaría del importe solicitado para determinar el dinero que recibe realmente la empresa. Es una financiación completa que no exige más compromisos ni gastos en el futuro.

Algunas compañías financieras pueden aplicar otras comisiones y gastos (G) de distinta naturaleza: comisiones de apertura o de disponibilidad para líneas de crédito, pólizas de seguro o la contratación de productos adicionales. Incluso pueden practicar un porcentaje de retención hasta que puedan asegurar el cobro al vencimiento. En esos casos, el coste sería mayor y se recibiría menos dinero:

Dc = (N x I x n) + Cs + G

En Circulantis, te ofrecemos descontar pagarés mediante crowdlending, eliminando las comisiones y gastos adicionales, sin ninguna atadura y con libertad para decidir sobre las ofertas que recibas de los inversores interesados en adquirir tus pagarés. Además, al contrario que el servicio bancario, no computa como deuda en la CIRBE (la Central de Información y Riesgos del Banco de España).

¿Eres una empresa que necesita realizar un descuento comercial para obtener liquidez?

  • Consigue financiación estable y sin restricciones bancarias
  • Cientos de inversores te proporcionarán financiación
  • Totalmente transparente y ágil
  • Respuesta inmediata

Acepto la política de privacidad

Ejemplo de descuento comercial

Vamos a ver un ejemplo de descuento comercial, en su forma más sencilla, como la nuestra, y aplicando otros conceptos de gastos que pueden aparecer, según la oferta de cada entidad financiera:

Tomamos como partida un pagaré a descontar de 5.000 euros, a 60 días para su vencimiento, con esta oferta:

  • Tipo de interés: 6%
  • Comisión de servicio: 0,5%

La fórmula nos daría un descuento de:

Dc = (5000 x 0,06 x (60/365)) + (5000 x 0,005) = 49,32 + 25 = 74,32 €. 

Así, cobraríamos 4.925,68 euros.

Por otro lado, un banco nos ofrece un 5% de interés pero comprobamos que la suma de las comisiones llega al 1% y la oferta exige contratar un seguro adicional.

Dc = (5000 x 0,05 x 60/365) + (5000 x 0,01) = 41,09 + 50 = 91,09 €. 

En este caso recibiríamos menos liquidez: 4.908,90 euros. Y aún tendríamos que hacer frente al pago de la prima del seguro, que por poco que sea, elevará aún más el coste de la operación.

La conclusión es que los gastos adicionales, a veces difíciles de evaluar, pueden suponer una carga financiera mayor que la derivada exclusivamente del tipo de interés. Por eso, hay que estudiar todos los detalles de cada alternativa.

El descuento comercial ayuda a reducir riesgos porque la solvencia no se sostiene sin liquidez. Permite asegurar el dinero de las ventas y evita la carga administrativa de gestionar los cobros aplazados. Si, además, se eligen las mejores alternativas es un procedimiento accesible y eficaz, que siempre conviene ejecutar con las mínimas ataduras para controlar el coste perfectamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *