Como cada año, una de las preocupaciones de los autónomos es conocer los cambios en las <a href="https://circulantis.com/blog/grupos-de-cotizacion/" target="_blank"><strong>bases de cotización a la Seguridad Social</strong></a>, porque de ellas depende la cuota que deben ingresar cada mes, según el porcentaje correspondiente a cada cobertura. Es una información esencial porque los autónomos cotizan para sí mismos y también por los empleados que tienen en nómina. <span id="more-1066"></span> En <a href="https://circulantis.com/financiacion" target="_blank" rel="noopener"><strong>Circulantis</strong></a>, sabemos que las cotizaciones son un gasto importante para <strong>autónomos y pymes</strong>, pero también necesario porque es el soporte del sistema de protección social. La base de cotización de cada trabajador es la referencia para valorar la cuantía que percibirá por las distintas <strong>coberturas:</strong> contingencias comunes, accidentes laborales, enfermedades profesionales, desempleo o maternidad. También es un elemento clave para el cálculo de la jubilación. <h2>¿Cómo se establecen las bases de cotización?</h2> Las <strong>bases de cotización</strong> en el Régimen General se establecen en función del salario recibido y computable, siempre dentro de los límites indicados para cada categoría profesional. A los autónomos se les aplica un régimen diferente (el RETA) con una base mínima y máxima común, pudiendo elegir en ese baremo la base que quieran, con algunas condiciones según la edad. El acuerdo suscrito entre el Gobierno y los agentes sociales acordó <strong>subir en 2018 el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en un 4%</strong>, lo que supuso el mismo incremento en las bases de cotización mínimas de cada categoría en el régimen general. Las bases máximas no se han modificado para no elevar el coste social en las rentas más altas. Para los autónomos, de momento, las bases se mantienen sin cambios. De esta forma, no varía su cuota mensual, siendo de 275 euros la más baja. Los autónomos societarios, sin embargo, verán aumentada su base mínima en un 4% ya que, por ahora, sigue vinculada al régimen general. <h2>Los cambios en el RETA para 2018</h2> La <strong>última reforma del trabajo autónomo</strong>, en lo que se refiere a la cotización, depara algunos cambios importantes, ya en vigor para este año. Estos son los más significativos: <ul> <li>La <strong>posibilidad de cambiar</strong>, a lo largo del año, hasta cuatro veces <strong>la base de cotización</strong>, dos más que hasta ahora. Cada cambio se hará efectivo el primer día del trimestre siguiente al de su solicitud (el 1 de abril, julio, octubre o de enero siguiente). Como muchos negocios sufren de temporalidad esta novedad facilita la opción de subir la base en los momentos de más ingresos y bajarla después.</li> <li>Las <strong>altas o bajas en el RETA se computarán por los días efectivos</strong>, y no por mes completo como hasta ahora. Aunque esto solo será así las tres primeras veces del año, con el fin de evitar abusos.</li> <li><strong>Ampliación de la tarifa plana</strong>, solo para nuevos autónomos: se aplicará un descuento del 80% de la base mínima durante doce meses, un 50% del mes 13 al 18 y un 30% en los últimos seis meses, hasta completar dos años. Por otro lado, las trabajadoras autónomas tendrán exención total de cuota mientras estén de baja por maternidad.</li> </ul> <h2>La gestión de los gastos sociales</h2> El coste en salarios y seguridad social, especialmente en los negocios más pequeños, es una partida muy destacable. Por eso, la mayoría de los autónomos cotiza por la base mínima (se estima que lo hacen el 85%), y una gran parte lo hace por auténtica necesidad. Además, los autónomos que se aproximan a la jubilación tienen un motivo extra de preocupación y necesitan elevar su base, o contratar un plan privado, para asegurar una pensión lo más digna posible. En <strong>Circulantis,</strong> sabemos que todo aquello que contribuya a ganar un poco más de liquidez cada mes es valioso. Para ayudar, ofrecemos nuestro apoyo con una alternativa con muchas ventajas, operativas y de coste, para <strong><a href="https://circulantis.com/blog/descuento-de-pagares/" target="_blank" rel="noopener">adelantar el dinero de las facturas</a></strong> pendientes. Un modelo online de <strong><a href="https://circulantis.com/financiacion" target="_blank" rel="noopener">financiación colectiva</a></strong> que nos permite adelantarnos al futuro y fomentar entre los autónomos los beneficios de la tecnología para una mayor eficacia de su dinero.

Bases de cotización para los autónomos

Como cada año, una de las preocupaciones de los autónomos es conocer los cambios en las bases de cotización a la Seguridad Social, porque de ellas depende la cuota que deben ingresar cada mes, según el porcentaje correspondiente a cada cobertura. Es una información esencial porque los autónomos cotizan para sí mismos y también por los empleados que tienen en nómina.

En Circulantis, sabemos que las cotizaciones son un gasto importante para autónomos y pymes, pero también necesario porque es el soporte del sistema de protección social. La base de cotización de cada trabajador es la referencia para valorar la cuantía que percibirá por las distintas coberturas: contingencias comunes, accidentes laborales, enfermedades profesionales, desempleo o maternidad. También es un elemento clave para el cálculo de la jubilación.

¿Cómo se establecen las bases de cotización?

Las bases de cotización en el Régimen General se establecen en función del salario recibido y computable, siempre dentro de los límites indicados para cada categoría profesional. A los autónomos se les aplica un régimen diferente (el RETA) con una base mínima y máxima común, pudiendo elegir en ese baremo la base que quieran, con algunas condiciones según la edad.

El acuerdo suscrito entre el Gobierno y los agentes sociales acordó subir en 2018 el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en un 4%, lo que supuso el mismo incremento en las bases de cotización mínimas de cada categoría en el régimen general. Las bases máximas no se han modificado para no elevar el coste social en las rentas más altas.

Para los autónomos, de momento, las bases se mantienen sin cambios. De esta forma, no varía su cuota mensual, siendo de 275 euros la más baja. Los autónomos societarios, sin embargo, verán aumentada su base mínima en un 4% ya que, por ahora, sigue vinculada al régimen general.

Los cambios en el RETA para 2018

La última reforma del trabajo autónomo, en lo que se refiere a la cotización, depara algunos cambios importantes, ya en vigor para este año. Estos son los más significativos:

  • La posibilidad de cambiar, a lo largo del año, hasta cuatro veces la base de cotización, dos más que hasta ahora. Cada cambio se hará efectivo el primer día del trimestre siguiente al de su solicitud (el 1 de abril, julio, octubre o de enero siguiente). Como muchos negocios sufren de temporalidad esta novedad facilita la opción de subir la base en los momentos de más ingresos y bajarla después.
  • Las altas o bajas en el RETA se computarán por los días efectivos, y no por mes completo como hasta ahora. Aunque esto solo será así las tres primeras veces del año, con el fin de evitar abusos.
  • Ampliación de la tarifa plana, solo para nuevos autónomos: se aplicará un descuento del 80% de la base mínima durante doce meses, un 50% del mes 13 al 18 y un 30% en los últimos seis meses, hasta completar dos años. Por otro lado, las trabajadoras autónomas tendrán exención total de cuota mientras estén de baja por maternidad.

La gestión de los gastos sociales

El coste en salarios y seguridad social, especialmente en los negocios más pequeños, es una partida muy destacable. Por eso, la mayoría de los autónomos cotiza por la base mínima (se estima que lo hacen el 85%), y una gran parte lo hace por auténtica necesidad. Además, los autónomos que se aproximan a la jubilación tienen un motivo extra de preocupación y necesitan elevar su base, o contratar un plan privado, para asegurar una pensión lo más digna posible.

En Circulantis, sabemos que todo aquello que contribuya a ganar un poco más de liquidez cada mes es valioso. Para ayudar, ofrecemos nuestro apoyo con una alternativa con muchas ventajas, operativas y de coste, para adelantar el dinero de las facturas pendientes. Un modelo online de financiación colectiva que nos permite adelantarnos al futuro y fomentar entre los autónomos los beneficios de la tecnología para una mayor eficacia de su dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *